photo4997243802821437452

Participación Ciudadana: Más realidad, menos simulación.


Por Javier Medina de Futuro Jalisco.

El término de “Participación Ciudadana” muy probablemente lo hayamos escuchado en múltiples ocasiones, desde anuncios en la radio, en reuniones vecinales y principalmente durante campañas políticas. Pero realmente, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de Participación Ciudadana?

Vale la pena reflexionar si en nuestro Estado hemos contado con las condiciones propicias para ejercer ese derecho de manera eficaz. La Participación Ciudadana está íntimamente ligada a la democracia, no se puede entender a la democracia sin la participación activa de la ciudadanía. Sin embargo, es casi generalizado que la democracia la entendamos en un acto único; el voto.

El pasado viernes 05 de abril, se discutió en Sesión Ordinaria No.2 de la Comisión de Participación Ciudadana, Transparencia y Ética en el Servicio Público del Congreso del Estado, el Dictamen que contiene la Ley de Participación Ciudadana y Popular para la Gobernanza del Estado de Jalisco.

Algo que resulta interesante es la integración del modelo de gobernanza, sin embargo, en este caso es responsabilidad de los gobiernos transitar hacia ese esquema. La pregunta es ¿cómo? y ¿a qué ritmo?, puesto que esa transición dependerá de tomadores de decisiones que están más pendientes a “refundar” que a escuchar.

Si hemos oído que la sociedad es apática, es por falta de oportunidades, de ser escuchada y realmente tomada en cuenta. En cada colonia, en cada barrio existen anhelos de mejora y de desarrollo e ideas que simplemente han quedado en el anonimato, trayendo como consecuencia un desencanto y una brecha a veces muy amplia entre gobierno y sociedad; a esta última es a la que llamamos  apática.

La apuesta debe ser por no tener esquemas de gobernanza en la planeación, y que la toma de decisiones contradiga la generación de acuerdos previamente establecidos en colectivo. Debemos pugnar por un Estado en el que los Presupuestos Participativos no se reduzcan a elegir en qué escuela deseamos que se instale un domo y que esfuerzos como #FiscalíaQueSirva no terminen siendo desestimados, o que colectivos como Por Amor a Ellxs  decidan hacerse a un lado en mesas de trabajo ante la incompetencia de quien debería representarles, en este caso el Legislativo Estatal.

El proyecto para la nueva ley de Participación Ciudadana debe reflejar un proceso de verdadera evolución, tras más de 21 años desde que fue aprobada por el Congreso del Estado la primera ley en la materia.

Algunos aspectos que merecen especial atención son la variedad de mecanismos de participación ciudadana previstos en el proyecto de nueva ley, la cual contempla la incorporación de siete mecanismos respecto al aún vigente Código Electoral y de Participación Social del Estado de Jalisco, así como las políticas gubernamentales mediante las que se busca articular e implementar cada mecanismo, entre las que destaca el posicionamiento del gobierno abierto como una de ellas.

En un ejercicio de responsabilidad, resulta necesario que la nueva Ley de Participación Ciudadana, de aprobarse, contemple, arrope y de posibilidad de realización a todas aquellas observaciones y comentarios aportados por sociedad civil organizada, academia y ciudadanía en general, mediante las mesas de trabajo denominadas “Diálogos por la Gobernanza; hacia una Ley de Participación Ciudadana”. Con ello, se tendría congruencia desde un inicio en una agenda que si algo demanda, es precisamente eso; congruencia.

Un ejemplo de lo anterior consiste en la propuesta de reducir el porcentaje de firmas que resulta necesario recaudar para promover iniciativas ciudadanas, porcentajes que si bien se han reducido, siguen implicando un potencial obstáculo que permita materializar este tipo de iniciativas.

Otro aspecto que atrae la atención es el papel que jugará el Sistema Estatal de Participación Ciudadana y Popular para la Gobernanza, como órgano garante de este Derecho dentro de la Entidad, respecto del cual una de sus aspiraciones debería centrarse en acercar los mecanismos de Participación Ciudadana a la sociedad y promover que éstos sean ejercidos de manera corresponsal.

Estamos ante indicios que invitan a pensar que tomará fuerza la voz de las y los ciudadanos del estado de Jalisco. Debemos apostar a que se incrementen las posibilidades de incidencia y la construcción desde lo colectivo en los temas que vivimos a diario: espacios públicos, medio ambiente, movilidad, seguridad, salud, educación y lo más importante, construir puentes con bases sólidas entre ciudadanía y gobierno.   

En esta lucha por una verdadera gobernanza, no debemos dejar de pensar en ¿cuántas iniciativas ciudadanas han sido ignoradas?, ¿cuántas ideas buenas, viables y realizables nacidas desde el día a día de vecinas y vecinos que saben sobre su entorno, han sido sustituidas por acciones que emanan de un escritorio? y ¿cuántas “vueltas” a oficinas gubernamentales y cuántas horas de espera por una respuesta que muchas veces no llega?

Estamos ante una oportunidad de generar co-creación, construcción social y poner a las personas al centro de la agenda.

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico