Las bebidas azucaradas aumentan el riesgo de muerte

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]


Dos latas de Coca-Cola aumentan el riesgo de consumir bebidas gaseosas tempranamente cargadas de azúcar, también aumentan el riesgo de muerte temprana por cualquier causa en una quinta parte, y también están alimentando un aumento en los casos de cáncer, dijeron expertos de Harvard.

Si bien algunas personas optan por las versiones dietéticas de una selecta variedad de refrescos, si se bebe cuatro de estos al día se corre el riesgo de reducir la esperanza de vida considerablemente.

De hecho, estudios anteriores han demostrado que los seis edulcorantes artificiales comunes (aspartamo, sucralosa, sacarina, neotame, aventame y acesulfamo de potasio-k) son tóxicos para las bacterias intestinales.

Se han asociado con el aumento de peso, reduciendo las posibilidades para las mujeres de quedar embarazadas durante una fertilización asistida, triplicando el riesgo de un derrame cerebral mortal y demencia, y aumentando el riesgo de desarrollar diabetes.

Optar por el agua

Los expertos dijeron que la mejor opción es deshacerse de las bebidas gaseosas por completo y en lugar de eso, optar por el agua.

El Dr. Vasanti Malik, quien dirigió el estudio en la Universidad de Harvard en los Estados Unidos, dijo: “Nuestros resultados brindan un apoyo adicional para limitar el consumo de bebidas azucaradas (SSB) y para reemplazarlas con otras bebidas, preferiblemente agua, para mejorar la salud general y longevidad.

“Tomar agua en lugar de bebidas azucaradas es una opción saludable que podría contribuir a la longevidad. Los refrescos de dieta pueden usarse para ayudar a los consumidores frecuentes de bebidas azucaradas a reducir su consumo, pero el agua es la mejor opción y la más saludable”.

Las bebidas endulzadas con azúcar incluyen bebidas gaseosas y no gaseosas, bebidas de frutas, bebidas energéticas y bebidas deportivas.

En el nuevo estudio, publicado en Circulation, se analizaron datos de 80 647 mujeres y 37 716 hombres que habían respondido cuestionarios sobre factores del estilo de vida cada dos años.

Descubrieron que cuanto más bebidas azucaradas bebía una persona, más aumentaba su riesgo de muerte prematura por cualquier causa.

Beber dos latas de gaseosa al día aumentó ese riesgo en un 14 por ciento, mientras que los que consumían más de dos al día tenían un aumento del 21 por ciento en el riesgo de muerte prematura.

También tenían un 31 por ciento más de posibilidades de morir jóvenes por enfermedades del corazón.

Cada bebida adicional consumida por día aumentó el riesgo en otro 10 por ciento.

Los investigadores también encontraron una relación entre el consumo de bebidas azucaradas y el riesgo de muerte temprana por cáncer. La incidencia de una enfermedad cardíaca aumenta en un tercio.

Estudios anteriores han relacionado estas bebidas con el aumento de peso, la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares, pero pocos han analizado la mortalidad.

Walter Willett, profesor de epidemiología y nutrición, dijo: “Estos hallazgos son consistentes con los efectos adversos conocidos de la ingesta elevada de azúcar en los factores de riesgo metabólicos y la fuerte evidencia de que el consumo de bebidas azucaradas aumenta el riesgo de diabetes tipo 2; Factor de riesgo de muerte prematura.

“Los resultados también brindan un mayor apoyo a las políticas para limitar la comercialización de bebidas azucaradas a niños y adolescentes y para implementar los impuestos a los refrescos porque el precio actual de las bebidas azucaradas no incluye los altos costos de tratar las consecuencias”.

El Director General de la Asociación Británica de Bebidas Gaseosas, Gavin Partington, dijo: “Las bebidas gaseosas son seguras de consumir como parte de una dieta equilibrada”.

Azúcar, insulina, diabetes

Se supone que la insulina toma la glucosa de la sangre y la introduce en las células. En circunstancias ideales, eso funciona según lo previsto, como cualquier otro proceso de su cuerpo. Pero no hay nada ideal sobre los hábitos alimenticios modernos.

Las bebidas azucaradas son azúcar concentrada, son alimentos procesados. No hay nada de eso en la naturaleza. Tendría que hacer jugo de frutas procesadas para obtener algo incluso remotamente similar en la composición química.

El principal problema con estas bebidas azucaradas en relación con la diabetes es que contienen una gran cantidad de azúcar sin contar con elementos de los alimentos integrales como la fibra que retardaría la liberación de insulina, por lo que grandes cantidades de azúcares se absorben rápidamente en el torrente sanguíneo obligando al páncreas a bombear la insulina mucho más rápido de lo que debería si se compara a cuando uno come alimentos integrales saludables. Esa alta tasa de liberación de insulina ejerce un estrés significativo en el páncreas y, con el tiempo, puede conducir a la diabetes tipo 2, que es el tipo de diabetes en la que el cuerpo no puede usar la insulina que produce.

La alta insulina conduce a un almacenamiento más fácil de la grasa, y la grasa hace que las células sean resistentes a los efectos de la insulina.

Es una especie de bucle:

  1. La bebida azucarada hace que el páncreas bombee mucha insulina
  2. La insulina facilita el almacenamiento de grasa
  3. La grasa hace que las células sean resistentes a la insulina.
  4. Las células resistentes a la insulina no quieren aceptar la glucosa que ofrece la insulina.
  5. La glucosa sigue en el torrente sanguíneo.
  6. El páncreas se ve obligado a bombear aún más insulina porque la glucosa todavía está en el torrente sanguíneo, lo que facilita el almacenamiento de grasa
  7. El proceso se repite constantemente hasta alcanzar niveles catastróficos.
  8. Cuanto más resistente a la insulina se vuelve el cuerpo humano, más se acerca la diabetes tipo 2.

El avance contra la glucosa en el torrente sanguíneo causado por estas bebidas azucaradas también eleva los triglicéridos. Los triglicéridos altos pueden contribuir al desarrollo de enfermedades del corazón y si son lo suficientemente altos, incluso pueden causar pancreatitis. También son un signo de otros problemas como el hipotiroidismo.

Tenga en cuenta que aunque el azúcar es un carbohidrato, el ciclo de la muerte no ocurre con todos los carbohidratos. No le tenga miedo a las papas. Los alimentos integrales tienen fibra y tipos de azúcares más complejos, como los almidones, que se digieren más lentamente y requieren una menor y más constante tasa de liberación de insulina, lo que le ahorra el lazo de la muerte.

También tenga en cuenta que las personas no necesitan tener un sobrepeso u obesidad para desarrollar diabetes. La grasa del vientre es uno de los principales factores de riesgo de la resistencia a la insulina, por lo que las personas delgadas de grasa (que probablemente tienen cierto grado de resistencia a la insulina) también podrían convertirse en diabéticos.

Todo se vuelve exponencialmente más oscuro cuando se miran los comestibles modernos. La mayoría son básicamente mezclas de alto contenido de grasa/azúcar diseñadas para hiperestimular tu paladar y volver a cablear el centro de recompensas de tu cerebro para convertirte en un adicto.

El alto contenido de azúcares en esos “alimentos” desencadena el bucle de insulina de la muerte que se describió anteriormente, y el alto contenido de grasa lo acelera al proporcionar una carga de grasa lista para usar para que su cuerpo la almacene.

Es casi como si estos comestibles procesados ​​estuvieran diseñados específicamente para destruir la salud de las personas.

Casi…

Lo que debería tener en cuenta, además de todo lo anterior, no es que los carbohidratos sean malos o que la grasa sea mala. Necesitamos de ambos, pero en su forma natural.

Comer una fruta no tiene el mismo efecto que una bebida azucarada, porque los azúcares que contiene vienen en un paquete que incluye fibra y otros elementos químicos que retrasan la digestión.

Los tubérculos y otras verduras con almidón tampoco tienen el mismo efecto que las bebidas azucaradas.

Ergo, tener algunos vegetales o tubérculos en su comida no inundará repentinamente su torrente sanguíneo con glucosa inmanejable.

Optar por alimentos de verdad beneficiaría enormemente al funcionamiento eficiente de su cuerpo.

Image information

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • 2 Colaboradores

      • Actividad

        2019-04-09 18:01:23 ... THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED

        **** Latest version ****
        2019-04-09 18:00:54 ... Deleted User
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED

        **** Latest version ****
        2019-03-23 10:41:08 ... Deleted User
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        2019-03-23 10:40:29 ... Deleted User
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        2019-03-22 17:11:17 ... Deleted User
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        2019-03-22 17:10:57 ... Deleted User
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        2019-03-22 16:02:38 ... Deleted User
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        2019-03-21 19:43:04 ... Deleted User
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        2019-03-20 17:44:44 ... THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        2019-03-20 17:44:19 ... Deleted User
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED

        Ver todos

      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico