bere

Tatuadora y sobreviviente de cáncer, Berenice ayuda a otras mujeres a recuperar su cuerpo

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]


El cáncer de mama se diagnosticaba a las mujeres de 40 años, ahora esta enfermedad se presenta en mujeres jóvenes de 25 a 30 años, por lo que existe una urgencia en hacer mayores campañas de difusión, “el cáncer no sólo se da en octubre, da todo el año, replicó Berenice Vallejo, académica de la Facultad de Artes y Diseño de la Antigua Academia de San Carlos y tatuadora.

“Soy sobreviviente de cáncer, hace nueve años fui diagnosticada. Tenía un año sintiéndome mal, nunca pensé que fuera cáncer, primero por la edad que tenía, en ese entonces tenía 30 años; además, no tenía antecedentes familiares”, comentó Berenice Vallejo a WikiTribune en Español.

Ve la entrevista completa aquí:

Tatuadora y sobreviviente de cáncer,

“Soy sobreviviente de cáncer, hace nueve años fui diagnosticada. Tenía un año sintiéndome mal, nunca pensé que fuera cáncer, primero por la edad que tenía, en ese entonces tenía 30 años; además, no tenía antecedentes familiares”, comentó Berenice Vallejo a WikiTribune en Español.

Berenice siguió haciéndose estudios, el primer diagnóstico no fue claro “no sabía si era cáncer o un tumor, me decían que me iba a quitar las dos mamas y bueno que iba a quedar muy guapa con una reconstrucción, para mí eso fue brutal. El que me lo dijo era un oncólogo, sólo quería sacarme dinero”.

Fue hasta que en el Instituto Nacional de Cancerología le confirmaron que era cáncer y que estaba muy avanzado. Ya había hecho metástasis, tenía un tumor en el cuello y otro en la axila. La operación era peligrosa, aún así los médicos se atrevieron a someterla a tratamiento.

“Fueron 16 quimioterapias, 35 radiaciones y la mastectomía radical, después fui candidata a una reconstrucción”, comenta Berenice.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el cáncer de mama representa el 16% de todos los cánceres femeninos. Esta enfermedad está considerada como una enfermedad del mundo desarrollado. Es la principal causa de muerte por cáncer en mujeres (15,0 por ciento), seguido por cáncer de pulmón (13,8 por ciento) y cáncer colorrectal (9,5 por ciento), que también son el tercer y segundo tipo de cáncer más común.

Lo que sigue después de sobrevivir al cáncer de mama

Después de que las mujeres sobreviven al cáncer lo que sigue es una reconstrucción “no todas la mujeres aceptan la reconstrucción”, comenta Berenice,  “muchas mujeres dicen ya estoy grande, mi marido me dejó, ya no importa y no quieren”. Dentro del mundo de los médicos, la decisión de no pasar por una reconstrucción la llaman Going Flat, “quedarse plana”.

Quienes sí aceptan la reconstrucción, el último paso “la cereza del pastel” como dicen los médicos según Berenice es colocar la aureola y el pezón. Para este proceso, hay que invertir, apenas algunas asociaciones cuentan con apoyos para que las mujeres sigan con este proceso.

En México de 500 mastectomías sólo 50 acceden a reconstrucción mamaria. En entrevista para Cimac Noticias el jefe de servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, Raymundo Pliego Blancas, señaló que las principales causas por las que no se llevan a cabo estas cirugías es la falta del servicio en instituciones de salud pública, el personal capacitado y los altos costos del procedimiento.

Las cirugías oscilan entre los 100 mil y 150 mil pesos, en el caso del Hospital General de México las pacientes externas pagan con base en un estudio socioeconómico que les realiza la institución.

Si quieren acceder a una reconstrucción con implantes de silicona, ellas deben comprar las prótesis (un expansor para preparar el tejido y un implante fijo) los cuales cuestan alrededor de 17 mil pesos, comentó el cirujano. En caso de tener las prótesis, las pacientes también deben comprar los sotenes adecudos, de acuerdo con Berenice cada uno tiene un precio de 5 mil pesos apróximadamente.

El pezón, “la cereza del pastel”

“Al principio yo no quería tatuar a las otras mujeres porque era revivir y revivir la experiencia, hasta que un día me dijeron mis compañeros que ya no lo iban a hacer”, comenta Berenice.

Algunas mujeres sobrevivientes de cáncer acuden a su estudio Octattoo, en el que a través de un proceso de pigmentación intentan reconstruir el pezón. Su principal objetivo es que las mujeres sientan el menor dolor posible, debido a su experiencia, Berenice puede identificar cuando el tejido está restaurado para iniciar con la pigmentación, en la que se puede hacer hasta 3 o 4 retoques por persona.

“Después de la mastectomía en las mamas quedan muchas cicatrices y lo que se busca es ocultarlas, lo hacemos con pigmentación, lo ideal es que se vean simétricas. No sólo te recupera físicamente sino psicológicamente porque el volverte a ver de una manera más natural es un impacto muy grande”, comenta Berenice.

El manejo de las emociones

“¿Si me preguntas hay mujeres que tengan reincidencias?… te diría que sí por el problema de las emociones, eso es por ataques de estrés. Si tú te estresas sientes como flamazos en el cuerpo, si te chocan el coche o si te peleas con alguien en la calle, esas descargas de adrenalina constante no le hacen bien al cuerpo y creo que la red de apoyo entre más tranquila te tengan, te fortalecen, eso te va relajando”, dice Berenice.

El manejo de emociones en las mujeres con cáncer de seno es de vital importancia ya que su aspecto físico cambia. Por lo que asociaciones especializadas recomiendan que se siga un tratamiento psicológico o se busque una red de apoyo.

En su proceso, Berenice comenta que fue testigo de diversos casos en que los esposos decidían alejarse de las mujeres y ellas quedaban solas y con sus hijos. Además, de los problemas emocionales también deben enfrentar los problemas económicos.

Medidas de prevención

Una de las llamadas de atención que hace Berenice a las instituciones que las campañas de prevención no sólo deben darse en octubre sino a lo largo de todo el año “el cáncer no da una vez al mes, no es que debamos que poner mayor enfoque. No existen campañas de prevención tan fuertes”.

Además, hace una invitación a que las escuelas también eduquen a las niñas a autoexplorarse para que puedan darse cuenta a tiempo si tienen alguna tumoración “debemos estar revisando constantemente, es bueno estarte tocando”, comenta Berenice.

 

Image information

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico