RMTI University

Ingeniero crea ladrillos con desechos orgánicos humanos

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]


Abbas Mohajerani, un ingeniero civil de la Universidad Instituto Real de Tecnología de Melbourne, en Australia, ha creado útiles ladrillos para construcción a partir de la recolección y utilización de biosólidos.

Los biosólidos, son residuos orgánicos de los humanos (como heces u orina) que  tras un proceso de desinfección y tratamiento, dan como resultado las aguas residuales empleadas por ejemplo, para labores de agricultura o forestales.

En países como España, anualmente se generan más de 750 mil toneladas de biosólidos, de las que solamente la mitad son reutilizadas. El panorama es similar en Estados Unidos, donde tan solo en la ciudad de Nueva York, al día se generan 1200 toneladas de biosólidos que de no ser aprovechados en su totalidad para labores de riego, son vertidas en el mar.

La preocupación de Mohajerani no estaba solo enfocada en generar bloques de ladrillos igual de resistentes que los convencionales y casi con las mismas propiedades, sino que buscaba encontrar una forma de dar uso a todas esas toneladas de desechos humanos y contribuir a la reducción de las emisiones de carbono.

LA CONSTRUCCIÓN

Durante cinco años, el ingeniero australiano y su equipo de investigadores, recolectaron biosólidos en dos plantas de tratamiento de aguas residuales en Melbourne. Los mezclaron con tierra y fabricaron ladrillos híbrido.

Tras varias pruebas de resistencia y propiedades, el equipo de investigadores determinó que los ladrillos creados a partir de residuos humanos, bien podrían sustituir a los bloques convencionales.

“Los ladrillos de biosólidos tienen el mismo aspecto, huelen igual y tienen propiedades físicas y mecánicas similares a los ladrillos de arcilla cocidos normales”, aseguró Mohajerani a The New York Times.

Abbas Mohajerani. Foto: RMIT.

El descubrimiento e innovación del australiano, no solo cubriría la alta demanda de bloques de arcilla para construcción que existe en todo el mundo, también contribuiría a la reutilización de biosólidos generados en todo Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Estados Unidos y la Unión Europea, por ejemplo.

Image information

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico