Air-Race-1

La primera carrera de aviones eléctricos del mundo tendrá lugar en 2020

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]


El objetivo del proyecto es impulsar el desarrollo y adopción de motores eléctricos tecnológicamente más avanzados que se puedan aplicar en vehículos de movilidad aérea urbana y ocasionalmente en aviones comerciales.

Ocho aviones de propulsión eléctrica participarán en la competencia, la cual tendrá lugar en un circuito cerrado de 5 kilómetros a 10 metros sobre el suelo. La velocidad que alcanzarán los vehículos será superior a la presentada en competencias en tierra.

Por su parte, Jeff Zaltman, presidente de Air Race E, declaró que esta es una plataforma principal para desarrollar, nutrir y acelerar la innovación en la propulsión eléctrica.

Finalmente, la Universidad de Nottingham, Inglaterra, colaborará en el proyecto, ayudando a dar forma al modelo y las reglas de la carrera inaugural.

La inmensa mayoría de los vuelos mundiales son de corta distancia. Según Eurocontrol, los que recorren un tramo inferior a 1.500 kilómetros. Dentro de esta categoría, serán los de muy corta distancia —menos de 300 Km— los que podrán ver cómo sus aviones son sustituidos por versiones eléctricas primero. Por ejemplo París a Londres.

TENDENCIA GLOBAL

Wright Electric, una compañía con sede en Massachusetts, es una de las empresas trabajando en conceptos y prototipos que, según sus directivos, planean tener listo en una década: “Esperamos poder crear aeronaves de 150 pasajeros capaces de hacer trayectos superiores a 400 kilómetros”.

Si la velocidad alcanzada durante el viaje y los tiempos de recarga son aceptables, este tipo de aeronaves podrían sustituir a las que queman queroseno.

La europea Airbus está trabajando en un avión con capacidad para 70-90 pasajeros, aproximadamente la mitad que modelos actuales de Airbus 320 o de Boeing 737, los aviones más populares para las aerolíneas de todo el mundo.

Seguramente los primeros aviones en dar el salto a eléctrico sean los jet privados por motivos simples: el peso total de la aeronave y el precio de los mismos, que inicialmente sería superior a versiones actuales de combustibles fósiles.

En Colorado, Sun Flyer Aerospace ha desarrollado una avioneta más grande, con capacidad para dos plazas y destinada al mercado de la instrucción de nuevos pilotos.

Dar el salto de estas pequeñas avionetas a jets privados con capacidad para una docena de pasajeros, y después a aviones de corta distancia, será difícil, pero no imposible. Las próximas dos décadas podrían cambiar para siempre el futuro de la aviación.

LAS CARRERAS DE AVIONES PODRÍAN AYUDAR A LA INDUSTRIA

Según recoge Flightglobal, los aviones eléctricos Air Race E están diseñados de la misma manera que Air Race 1, torneo que funciona desde 2014. En este último, participan ocho aviones con motores de gasolina, que vuelan en una ruta aérea cerrada con lados de 750 y 2000 metros. Los aviones vuelan a una velocidad de más de 400 k/h a una altitud de unos 10 metros.

La Universidad de Nottingham ha estado desarrollando la primera versión del avión eléctrico de carrera para las carreras Air Race E desde el otoño pasado. Como parte del proyecto para crear un avión de carreras eléctrico, los diseñadores instalarán una batería recargable, un motor de hélice eléctrica y un sistema de control en un avión de carreras convencional.

Los fundadores de la carrera Air Race E creen que el proyecto para crear un avión eléctrico de carreras en el futuro estimulará la industria de la aviación eléctrica. Además, creará nuevas tecnologías para alimentar motores eléctricos de alta potencia y distribución de energía a bordo del avión.

DE LA FANTASÍA AL DISEÑO

Los aviones eléctricos son ya una realidad y, para 2040, Noruega tiene la intención de que todos los vuelos de corta distancia que salen de sus aeropuertos sean en aeronaves que funcionan con baterías.

Es una de las promesas de mayor alcance que se han hecho para reducir la contribución de la aviación a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Noruega quiere que esos fabricantes de aviones creen un avión comercial de 25 a 30 asientos impulsado por motores eléctricos y que el primero de ellos sea puesto en servicio para 2025.

 

 

Image information

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico