La salud pública de Inglaterra utiliza asignaturas escolares para paliar la obesidad

  1. La iniciativa verá a los niños usar tablas de multiplicar para calcular cuánta azúcar hay en los alimentos.
  2. A los niños también se les va enseñar a verificar la cantidad diaria recomendada.

A los niños de la escuela primaria se les enseñará cómo contar los cubos de azúcar como parte de los esfuerzos hechos por el gobierno para combatir la obesidad.

Las lecciones de inglés y matemáticas incluirán mensajes contra el azúcar en un intento de los jefes de salud pública para mejorar las dietas de los niños.

Los niños usarán sus tablas de multiplicar para calcular la cantidad de azúcar en un tazón o cereal o una lata de gaseosa y luego verán si es más que la cantidad diaria recomendada  en las nuevas hojas de trabajo proporcionadas por la Salud Pública de Inglaterra (PHE, en sus siglas en inglés).

También se les pedirá que encuentren ‘canjes’ por alimentos y bebidas más saludables.

Los nuevos ejercicios para las lecciones de inglés incluyen escribir una carta persuasiva en contra del consumo excesivo de azúcar.

Tradicionalmente, el mensaje de reducir el consumo de azúcar se ha limitado a las lecciones de educación personal, social y de salud. Esta es la primera vez que la PHE utiliza el inglés y las matemáticas para educar a los niños sobre sus dietas.

Las hojas de trabajo voluntarias han sido bien recibidas por los docentes, pero los críticos expresaron su preocupación por el “alarmismo”

Aproximadamente uno de cada tres niños deja la escuela primaria con sobrepeso u obesidad y la obesidad severa alcanza niveles récord entre los estudiantes de 6 años, de 10 y 11 años.

También más niños que nunca están desarrollando diabetes tipo 2.

Las escuelas han mejorado los almuerzos escolares y se ha introducido una caminata o carrera diaria en muchas escuelas para promover estilos de vida saludables, mientras que otros han prohibido la comida chatarra en las loncheras.

Las hojas de trabajo de Matemáticas que ofrece la PHE les pide a los niños que cuenten los cubos de azúcar y los conviertan en gramos de azúcar, además de averiguar qué consumo acumula durante semanas, meses y años, informa The Times.

En las clases de inglés, se les pide a los niños planes de trabajo propuestos por el PHE para dibujar un cómic que diga que las personas deben intercambiar alimentos cargados de azúcar por alternativas más livianas.

Otras actividades incluyen diseñar un póster de ‘intercambio de azúcar’ o escribir una carta para que las personas persuadan a los demás a que consuman menos azúcar en lugares donde los niños deberían usar ‘hechos para hacer que su carta sea más fuerte y persuasiva’, la hoja también contiene una lista de los hechos aprobados por PHE.

Además de las hojas de trabajo, PHE ofrece presentaciones de diapositivas para que los maestros las usen en una de las presentaciones para lecciones de inglés que contienen una canción anti-azúcar: ‘Los cubos de azúcar, váyanse, no vuelvan otro día, no son buenos. Por nuestros dientes, azúcar, vete’.

En la información de antecedentes proporcionada para los maestros, PHE advierte que un niño tiene un diente podrido que debe ser extraído cada diez minutos.

Las cifras oficiales publicadas en marzo mostraron que en algunas áreas, más del 40% de los niños que salen de la escuela primaria tienen sobrepeso o son obesos.

 

Image information

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico