generic-prep

Existe una pastilla para prevenir el VIH y Chile comenzará a repartirla

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]


La disminución significativa de casos de VIH entre 2015 y 2016, que se vivió en ciudades como Londres, San Francisco o Nueva York, atrajo la atención de investigadores, doctores y especialistas, quienes adjudicaron el logro a un solo factor: la pastilla de Profilaxis Previa a la Exposición, mejor conocida como PrEP. 

En 2012, la farmacéutica Gilead Sciences inició su comercialización bajo la marca Truvada, que combina emtricitabina y tenofovir disoproxil fumarato, dos poderosos fármacos.

Aunque la aprobación de este antirretroviral se dio en 2002 por la Agencia de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés), y en 2003 por la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA), fue hasta 2015 que la Organización Mundial de la Salud (OMS), comenzó a recomendar su uso para prevenir el contagio de VIH, sobre todo entre las poblaciones mas vulnerables para contraerlo, como eran las personas homosexuales, los hombres bisexuales y sus parejas femeninas, las y los trabajadores sexuales, así como las parejas de alguien infectado con este virus.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), la efectividad de la PrEP si se toma diario, reduce hasta en un 90% las posibilidades de contraer VIH a través del acto sexual, o en un 70% en casos en los que el contagio podría producirse por el uso de agujas no esterilizadas o utilizadas por múltiples personas, entre ellas uno contagiado con el virus.

Si bien su efectividad no se ha sometido a cuestionamientos, no así sus altos costos fuera del alcance de la población promedio.

En la mayoría de los países, ni los gobiernos ni las compañías de seguros cubren los gastos de la PrEP, debido a sus altos, muy altos precios aún cuando existen ya versiones genéricas del fármaco.

Por poner un par de ejemplos: en el Reino Unido el costo del tratamiento para un mes ronda los 400 euros, algo así como 520 dólares. En México, serían $12,000 pesos, el equivalente a 660 dólares, que a un trabajador promedio, con salario mínimo, le tomaría 150 días de trabajo para reunir la cantidad necesaria y poder comparar su tratamiento de un solo mes. Trágico.

Chile distribuirá gratuitamente PrEP 

Entre 2010 y 2017, Chile registró un incremento acelerado de pacientes con VIH, colocándose entre los 10 países del mundo cuyos nuevos casos de contagio, se incrementaron hasta en un 50%.

En ese país el costo del tratamiento ronda está entre los 575 y 645 dólares, de acuerdo con datos de la prensa local.

Como una medida extraordinaria, sin precedentes en ninguna parte del mundo y que formará parte de un plan ambicioso a nivel nacional para combatir el sida,  el gobierno de Chile ha decidido repartir la pastilla de forma gratuita durante el primer trimestre de este año.

Funcionamiento y Efectos Secundarios 

Los dos potentes fármacos que componen la PrEP, reducen la cantidad del virus en la sangre, impidiéndole multiplicarse.

Sin embargo, es importante hacer énfasis en que no funciona como una vacuna tradicional, pues su administración no contribuye a generar anticuerpos. De ahí que sea necesaria la toma diaria, para que el antirretroviral esté siempre presente en la sangre y al momento del contagio, eviten que el VIH se establezca en el organismo de las personas.

Otro punto a destacar, es que la PrEP no es una pastilla que se pueda tomar como paracetamol. Inicialmente, el paciente deberá descartar que ya esté infectado con el virus. El siguiente paso será verificar el estado y buen funcionamiento de sus órganos como los riñones o el hígado. Finalmente, habrán de hacerse seguimientos muy puntuales y siempre, bajo la supervisión de especialistas en la materia.

En casos extraordinarios de personas que padecen por ejemplo, Hepatitis B, el seguimiento y cuidados deberán extremarse pues al usar la PrEP durante determinado tiempo y luego suspenderlo, podría agravar la condición de la hepatitis.

En cuanto a efectos secundarios, los expertos señalan que pueden presentarse náuseas, malestar estomacal, dolor de cabeza o acumulación de ácido láctico láctico en la sangre, por lo que la recomendación es hacer uso de este tratamiento, solo cuando exista alto riesgo de contagio como los antes mencionados.

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico