photo5107305616841484440

De la violencia machista

  1. Carolina Cordero Estrada es Abogada y Politóloga por la Universidad de Guadalajara. Coordinadora de Buen Gobierno en FUTURO Jalisco. - @carocordero22

El INEGI señala que en México seis de cada diez mujeres han sido víctimas de violencia, sin embargo creo que dicho porcentaje es corto y me atrevería a afirmar que en México todas las mujeres hemos sido víctimas de violencia machista. Desafortunadamente desconocemos los tipos de violencia en su totalidad y en nuestro país el machismo es el antagonista de nuestro  día a día, en ocasiones lo vemos directamente a los ojos, le vemos las manos y al confrontarlo algunas hemos salido victoriosas después de largas y duras batallas, no obstante hemos perdido a muchas, se han ido devoradas por ese monstruo que cambia de forma, que muta y envuelve, la violencia machista también es sutil, oculta, premeditada, como los movimientos de las serpientes en el desierto, previos a matar.

¿Por qué existe la violencia de género? ¿Qué la motiva? Principalmente los roles de género, como patrones socioculturales,  tienen su origen en el hogar, y es justo ahí donde encontramos el inicio de las relaciones de dominación y sometimiento, patrones que se expanden a las escuelas, trabajos, instituciones, gobierno, llegan a todos los rincones de la existencia en sociedad, el prejuicio y el deber ser de la mujer busca moldearnos y convertirnos en recursos para la satisfacción de un sistema económico, de un constructo social, de un compañero, se nos ha desplazado tanto que se nos ha convertido en medio, objetizándonos, siendo la herramienta de fácil control que cuando no se ajusta a lo que esperan obtener, se reprime, se violenta, se elimina. 

La violencia de género está fundada en el machismo y el machismo en el miedo, en la inseguridad, en la toxicidad de las masculinidades impuestas, que permean al agresor, que enferman toda la estructura social, y principalmente mortales para la mujer, para combatirla debemos conocerla, lograr identificarla, dejar de normalizarla, pues cuando no daña físicamente, vulnera interpersonalmente, y debemos reconocerlo, de entre todos los ámbitos en los que el Estado ha fallado, la defensa, protección e inclusión de las mujeres son las esferas más olvidadas, su avance se presume en discurso pero su praxis es nula, generando nuevos tipos de violencia, ocultándolos, disfrazándolos, alentándolos, ¿qué más se puede esperar de un Estado de hombres para hombres? Combatir, resistir, sobrevivir a la violencia física, sexual, psicológica, económica, laboral, institucional, simbólica, es nuestro día a día, no hay nada más arduamente revolucionario en este plano que ser mujer y lo escribo, sin romantizarlo.

En el país, la violencia machista se alimenta de nueve mujeres diariamente, prepara a cientos de víctimas día a día, merma, lastima y destruye la sanidad del tejido social, padecemos algo que ni siquiera debería existir, y sin ser nosotras quienes la originamos, somos nosotras quienes hemos trabajado realmente para erradicarla, protegiéndonos y sanándonos, adecuando el dicho de una de nuestras máximas: “Hombres necios que violentáis sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que violentáis” Tú como hombre, desde la trinchera privilegiada, ¿Qué haces para erradicar la violencia hacía la mujer?  

Por y para todas las que ya no están, ni perdonamos ni olvidamos, NI UNA MENOS. 

  • TODO tags

    • Falta neutralidad
    Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
    • Compartir
      Compartir

    Suscríbete a nuestro boletín

    Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

    WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico