sad-505857_1920

“Familia, pareja y amigos a veces no son más fuertes que los químicos en el cerebro; la sociedad debe sensibilizarse más frente al suicidio

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]

  1. En el mundo, cada 40 segundos una persona comete suicidio
  2. En México, ocupa el primer lugar de discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres

Fue precisamente en 2017 cuando toda la familia se enteró de un hecho que cambiaría todo el rumbo, la historia, la relación y la vida de cada uno de los integrantes. La noticia cayó como una bomba. Nuestra prima se había suicidado, tenía 17 años. 

En nuestra mente no había más que preguntas, algunas más dañinas que otras, desde ‘¿qué tuvo que haber pasado para que ella tomara la decisión’ hasta ‘¿cómo se lidia con un suicidio? ¿cuántas personas pasan por lo mismo que nosotros? Algunas preguntas más que ayudarnos, nos atormentan, pero otras nos pueden ayudar a todos.

La salud mental es un tema que no solo es poco visible, sino que es comúnmente minimizado.

En 2016, cerca de 800 mil personas se quitaron la vida en todo el mundo, de acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas. Esto es un suicidio cada 40 segundos.

En primer lugar es conveniente hablar del vínculo con la depresión, que dicho sea de paso, por mínima que sea, debe atenderse.

Actualmente, la depresión clínica afecta a más del 4% de la población mundial; las mujeres los jóvenes y los ancianos son los más vulnerables. En México, ocupa el primer lugar de discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres. Una de cada cinco personas, sufrirá depresión antes de los 75 años.

Es común, pero no por eso debe de dejar de tratarse. Además, esto habla de que el problema ha encontrado otras formas de reproducirse, entre ellas su invisibilización, a decir de especialistas.

De acuerdo con expertos, la depresión suele utilizarse en tres maneras distintas, desde malestares emocionales por una mala noticia o verse involucrado en un problema –de los cuales puede haber una sensación de ‘sanación’– hasta los más graves. 

Un segundo tipo de depresión, es conocido como Depresión Reactiva, la cual se dispara luego de recibir una gran pérdida, un despido, etc. El malestar es considerablemente mayor y más prolongado. 

Otra forma es la Depresión Clínica, la cual se genera por una Depresión Reactiva, pero de la cual los afectados no pueden salir. Cabe destacar que neuropsiquiatras la describen como “un desorden bioquímico con un componente genético, influenciado por experiencias tempranas”.

Se trata de una enfermedad y como tal, presenta varios síntomas notables: 

Anhedonia. Se trata de la incapacidad de experimentar placer; se pierde el interés en actividades cotidianas y se pierden estímulos que normalmente son placenteros.

Angustia y culpa. Se presenta una distorsión en donde existe la sensación en el individuo es que todo empeora.

Autolesiones. Se presentan lesiones que no necesariamente son intentos de suicidio, sino que funcionan como una forma de enfrentar el estrés o la frustración. Para muchos es una especie de ‘alivio’ del dolor.

Trastornos del sueño, apetito y fatiga. El individuo presenta problemas para dormir, para comer (en ocasiones se come de más), y las personas con depresión usualmente presentan mucha fatiga y cansancio.

Es importante recalcar que estos síntomas también pueden responder a otras enfermedades.

Por último, pensamientos suicidas, un síntoma grave pues refiere un profundo sufrimiento interno del individuo que se busca terminar. La ayuda en todo momento es clave, pero en este punto es vital

En la familia, luego de dos años de sobre todo, aprendizaje, es importante decir que lo fundamental es hablar del tema, reflexionarlo, problematizarlo y hacerlo visible es clave para prevenirlo.

Es común que cuando una persona comete suicidio, la gente cuestiona el hecho cuando se trata de alguien amado, o con muchos amigos, con familia, alguien exitoso. Esto, se sabe, no es suficiente. 

“La familia, la pareja y los amigos a veces no son más fuertes que los químicos en el cerebro. No es tu culpa, no sos insuficiente. Tampoco es tu culpa si no detectaste a tiempo” comenta @MechiValle. 

Añadiría, además que interviene una combinación de químicos con psicología. Además de lo que brindan las personas alrededor, también está cómo se relacionan los químicos en nuestro cerebro con ello.

Es importante que se dejen de tratar temas delicados como los de salud mental, como si fuera algo anormal, ‘de locos’, o como tabú. De acuerdo con especialistas, el hacer visible estos temas es de lo más importante, pues “así como existe el cardiólogo que se encarga del corazón, está el psiquiatra, que se encarga de la mente”. 

Se debe señalar además, que el tratamiento de la salud mental no siempre requiere de medicamentos y que cuando es así, no es necesariamente depender de una droga para “estar feliz”, en ocasiones es el medicamento el que ayuda a las células a mantenerse abiertas para asimilar químicos necesarios. En ocasiones, esto facilita la psicoterapia.

Algo es seguro: hablar del tema y terminar con el tabú, es una gran forma de prevenirlo. 

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico