guelaguetza - copia

Yalitza Aparicio, invitada de lujo en la Guelaguetza

  1. Guelaguetza es una palabra en lengua zapoteca que significa ofrenda o presente. En una forma amplia, es un acto generoso de dar, cuando la ocasión se presenta, y que siempre será correspondido por aquel que recibió.

Hoy en la ciudad de Oaxaca, al sur de México, se realiza una de las fiestas raciales o étnicas más importantes del país y del mundo: El Lunes del Cerro o Guelaguetza.

En estas festividades, pueblos y comunidades de las ocho regiones geográficas que componen a esa entidad acuden al Cerro del Fortín para ofrecer sus bailes y también sus danzas.

Esta fiesta se engalana hoy con la presencia de Yalitza Aparicio, quien es originaria de la comunidad mixteca de Tlaxiaco, la cual es una de las poblaciones presentes en la Guelaguetza y que además bailan al son del jarabe mixteco y ondean sus sombreros al acorde de la “Canción Mixteca”.

Cabe destacar que previo a la celebración del “Lunes del Cerro”, todos los participantes realizaron un recorrido la víspera por las principales calles de la ciudad.

Hoy, la Guelaguetza se efectuará dos veces: en la mañana y por la tarde.

Dentro de 8 días, lunes, se repite la Guelaguetza pero con diferentes danzas. A este segundo Lunes del Cerro se le llama “la Octava”.

Estas fiestas atraen a miles de turistas nacionales y extranjeros y dejan una derrama económica importante para la ciudad de Oaxaca y los destinos de playa como Puerto Escondido y Huatulco.

HISTORIA

Los hombres y mujeres de las ocho regiones del estado hacen en esta fiesta una ofrenda a los habitantes de la Ciudad de Oaxaca que los reciben gustosos. De los Valles Centrales, de La Cañada, del Papaloapan, de La Mixteca, de La Costa, del Istmo de Tehuantepec, de las Sierras Norte y Sierra Sur llegan a ofrendar los productos de la Tierra a sus anfitriones.

Al parecer, estas fiestas tienen su origen en la época colonial y están relacionadas con la llamada “Fiesta de Corpus Christi” del templo del Carmen Alto, que los Carmelitas construyeron en las faldas de un cerro al que los zapotecas habían llamado de la Bella Vista, y se celebraba el lunes siguiente al 16 de julio, que se celebra en el rito católico la Virgen del Carmen y se repetía ocho días después en la llamada “octava”.

A estas festividades, pronto se agregó el entusiasmo de los indígenas residentes en los pueblos que circundaban la Ciudad, particularmente los de “Guaxaca”, que era la capital del Marquesado del Valleconcedido a Hernán Cortés por el rey de España y el de Xochimilco, que había sido fundado en 1521, por órdenes del propio Cortés, al norte de la mencionada Ciudad.

Los indígenas mantenían sus tradiciones, según las cuales, celebraban una festividad dedicada a Centéotl, diosa del maíz tierno o elote, a quien hacían grandes honores y ofrendas.

 

 

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico