_107805280_snowball3

Esta cacatúa nos demostró que bailar no solo es de humanos


Una cacatúa llamada Snowball se mueve mejor que muchos de nosotros y ha superado las expectativas de científicos y de la sociedad en general al moverse al ritmo de las canciones de Queen o Cindy Lauper.

El ave fue capaz de desarrollar su propia coreografía en respuesta de dos temas, “Another one bites the dust” de Queen y “Girls just want to have fun” de Cindy Lauper.

Snowball fue capaz de generar  espontáneamente 14 movimientos simples y dos combinados utilizando sus patas, su cabeza o ambas al mismo tiempo.

Uno de los profesores de psicología Aniruddh Patel, de la Universidad Tufts en Massachusetts, Estados Unidos y autor del estudio  destacó que nadie le enseñó a hacer ninguno de los movimientos y que este es un sorprendente descubrimiento sobre la capacidad cognitiva de los animales.

De acuerdo a los especialistas, son muy pocas las especies que responden con movimientos coordinados a la música y ningún otro primate aparte de los seres humanos, es capaz de hacerlo.

La investigación fue publicada en la revista Current Biology y ofrece pistas sobre la evolución de la capacidad musical de los humanos y el increíble caso de esta cacatúa.

EL ESTUDIO DE SNOWBALL

El científico ya había estudiado a Snowball hace una década, cuando un video de la cacatúa bailando al ritmo de los Backstreet Boy se hizo viral. Sin embargo, el estudio actual es diferentes ya que el ave realizó una gama bastante amplia de coreografías.

Aquí te dejamos las tres conclusiones más importantes del estudio:

  1. Las danzas de Snowball son espontáneas y no fruto de un enfrentamiento:

La cacatúa no copió a nadie pues a pesar de haber visto bailar a su cuidadora, sus movimientos eran diferentes.

Jao Keehn, neurocientífica cognitiva y bailarina clásica y contemporánea, analizó los  movimientos del ave fotograma a fotograma y destacó que a diferencia de los bailes de los seres humanos, Snowball danza en fragmentos de tres o cuatro segundos y cambia sus movimientos con cada melodía.

2. Danzar al ritmo de la música no es simplemente un producto arbitrario de la cultura                    humana:

“Danzar es una respuesta a la música que surge cuando determinadas capacidades cognitivas y neurológicas coinciden en los cerebros animales”, destacó Patel.

Los científicos creen que cinco capacidades como el aprendizaje vocal, capacidad de imitar movimientos no verbales, tendencia a formar vínculos sociales, capacidad de aprender secuencias complejas de acciones y atención a movimientos comunicativos, son requisitos evolutivos que deben converger para que una especie logre bailar al ritmo de la música.

De acuerdo a Patel, esta es la explicación del por qué hay pocas  especies y ningún otro primate comparte el deseo de moverse espontáneamente como nosotros cuanto escuchamos algún ritmo musical.

3. Contexto social

Para los seres humanos, bailar forma parte de la interacción social y esto dio pie a que los científicos deseen estudiar si Snowball prefiere bailar solo o con alguna pareja.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico