gas-3393553_1920

¿Por qué explotó el reactor nuclear en Chernóbil?

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]


El 26 de abril de 1986, se llevaría a cabo un experimento y simulacro para garantizar la seguridad en caso de un corte al suministro de energía en uno de los reactores más importantes de la Unión Soviética: Chernóbil. Contrario a lo que podríamos pensar, en un reactor nuclear, es necesario brindar energía de manera externa y no por medio del mismo.

Aproximadamente un minuto tardaban los generadores de diesel en alcanzar el rendimiento óptimo para que las bombas hidráulicas siguieran funcionando y así extraer el calor generado por el reactor.

Era necesario saber si en un corte a a la energía, la inercia de las turbinas podían seguir haciendo circular el agua de refrigeración durante ese minuto. Así de importante era.

Foto: Pixabay

Nada debía estar al azar, por lo que se creó un plan para el experimento, el desarrollo de hipótesis y protocolos de emergencia por si algo no salía como lo esperado. Sin embargo, aunque este plan se aprobó en varias instancias, no se hizo con los diseñadores del reactor.

Dentro de este plan, se instruyó a los operadores del reactor del turno diurno para llevarlo a cabo. El experimento debía acabar antes de que este turno terminara. Sin embargo, una serie de retrasos impidió que se hiciera a tiempo. Aun sin el personal óptimo, el experimento se llevó a cabo alrededor de la 1:23 de la madrugada del 26 de abril.

En términos simples, un reactor opera a 3200 MW en condiciones normales. Se pretendía que durante el experimento, se mantuviera en 700 MW. Sin embargo, los operadores registraron una caída hasta 30 MW debido a la disminución del ritmo de la fisión nuclear, que es lo que hace posible su funcionamiento.

¿Cómo hace energía una planta nuclear?

Pensemos en un reactor RBMK como una máquina de vapor gigante. Solo que en lugar de otra fuente, utiliza uranio como ‘combustible’. Mediante la fisión nuclear, se divide el uranio y se liberan neutrones afectando otros átomos y haciendo una reacción en cadena.

Esto produce enormes cantidades de calor que convierten el agua en vapor. De esta forma se mueven las turbinas que producen la energía. Esto en términos muy simples.

Para mantener todo bajo control, el núcleo cuenta con varias medidas que garantizan tanto la refrigeración, como el control de neutrones, entre ellas, las barras de control o estabilización.

Dichas barras contienen, entre otras cosas grafito, para controlar la reacción de los átomos.

¿Qué salió mal?

Un conjunto de errores humanos y del diseño del reactor que era muy riesgoso a bajas potencias y que dejaba demasiado en manos de los operadores, fue lo que causó el sobrecalentamiento.

Luego de la peligrosa caída en la potencia del reactor, los ingenieros decidieron quitar más de las barras de las que marcaba el protocolo. Aunque contaba con 211 barras y el mínimo era 30, operaban solo con 8; habían sido retiradas manualmente para aumentar la potencia.

Se formaron huecos de vapor y el agua de refrigeración se evaporó. Comenzó una subida súbita de la potencia conforme se generaba más vapor. Los operadores presionaron el botón de emergencia AZ-5, que arrojaba las barras de control hacia el núcleo, sin embargo el grafito localizado en la punta de estas barras, al entrar en contacto con el núcleo, provocó un sobrecalentamiento y un pico masivo de energía.

Al poco tiempo se registró una potencia de más de 30,000 MW, diez veces más de lo normal. Se dio una primera explosión; a los tres segundos se dio otra, se incendiaron los reflectores de grafito, el techo de 2000 toneladas del reactor no soportó la presión; salió disparado liberando material radioactivo y el grafito al rojo vivo.

Foto: Wikipedia

La cantidad de radioactividad fue tanta, que se registraron niveles peligrosos en Suecia y Alemania. Una cantidad peligrosa de radioactividad es de 2 o 3 roentgens por hora, en la planta se registraron más de 15,000 roentgens por hora; la nube de radioactividad fue equivalente a 400 bombas de Hiroshima, la cual no se irá en, al menos, 30,000 años.

El resto de la historia fue todo lo que conocimos: afectaciones incuantificables en secuelas por radiación, evacuaciones en radios de hasta 100 kilómetros, y lo más polémico, el tratamiento político de la Unión Soviética al asunto.

Foto: Pixabay

¿Es mala la energía nuclear?

Pese a la polémica e irónicamente, muchos aseguran que es una de las formas más amigables con el medio ambiente. No producen gases de efecto invernadero, producen gran cantidad de energía en relación a la inversión que requieren, funcionan día y noche y sí, son muy seguras, desafortunadamente después de eventos como el de Chernóbil y Fukushima.

Image information

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico