Siri-sexismo-machismo-asistentes-virtuales

"Siri, eres una p*ta": Así es como los asistentes virtuales perpetúan prejuicios machistas

  1. Debido a la brecha de género, programadores reflejan sus prejuicios al crear asistentes, todas ellas mujeres
  2. Mediante un experimento, hicieron insinuaciones y acoso a las asistentes; estas respondieron evadiendo o positivamente a ello

La mayoría de los asistentes virtuales, presentan sumisión, permiten discriminación y todos ellos son mujeres. Esto de acuerdo al documento de la UNESCO Me sonrojaría si pudiera: cerrando división de género en habilidades digitales a través de la educación, en donde se busca reflexionar acerca de los estereotipos de género dentro de los asistentes virtuales.

En el estudio se explica que se trata de una cadena de violencias que eventualmente generan que la brecha de género que debe acortarse, específicamente en sectores como en el tecnológico.

En Google, por ejemplo, las mujeres representan solo el 10% de sus trabajadores en inteligencia artificial. En términos generales, las mujeres solo ocupan el 12% de la investigación de aprendizaje. Al respecto, el informe afirma:

“Si el hombre continúa dominando este espacio, la disparidad solo sirve para perpetuar y exacerbar la desigualdad de género, ya que la discriminación no reconocida se replica en los algoritmos y en la inteligencia artificial”.

La decisión de un asistente virtual mujer, se vincula con la educación y en gran medida con la falta de programadoras, es decir, al ser hombres la mayoría, sus intereses, estereotipos y privilegios se reflejan en su trabajo, revelando un conflicto de inclusión y representación, aun si no son conscientes de ello.

Históricamente, se ha oprimido y asignado a las mujeres el rol de cuidadoras, asistentes y secretarias. Estudios confirman que la gente prefiere asistentes mujeres debido a la “cualidad de atención de su voz”.

Mediante un experimento, se dijeron varias formas de abuso o insinuaciones sexuales a las asistentes virtuales de Apple, Amazon, Microsoft y Google. La mayoría de ellas respondían evasivamente o incluso positivamente.

Foto: UNESCO

Aunque podría parecer algo menor y para muchos algo divertido, este tipo de experimentos revela no solo los grandes prejuicios de género que rozan en discursos violentos contra las mujeres, sino que demuestra la falta de mecanismos para evitaros y la necesidad de incorporar más mujeres programadoras y disminuir la brecha de género.

Existen sin embargo, formas de combatir esto, de acuerdo al estudio. Una de las más importantes, es identificar y eliminar conductas que puedan perpetrar dichos estereotipos.

Sobre todo, la medida que se considera más importante y va de la mano con lo demás, es incluir a más mujeres programadoras.

Sugiere también no poner voces de mujeres asistentes por defecto y desarrollar voces neutras que faciliten la adopción de de lenguajes inclusivos.

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico