alley-1836919_1920

La ciudad de los niños o cómo si una ciudad no está pensada en ellos

  1. Expertos aseguran que la planeación de una ciudad debe darle prioridad a la seguridad y esparcimiento de los niños

“Si una ciudad no está pensada para los niños… no está pensada”, es una de las consignas que hace Xavier Treviño, especialista en movilidad y codirector de la asociación Punto Céntrico.

La ciudad, antes era de los niños; era para jugar, para disfrutar el espacio público y contrario a lo que se podría creer, cada vez esa libertad comienza a extinguirse.

Esto no es necesariamente accidental, las condiciones han cambiado sí, pero ha sido en gran parte por la forma en la que se dirigen las ciudades.

Los entornos, la convivencia y los espacios seguros, se generan, no se fabrican, de acuerdo con algunos expertos.

Uno de los mayores problemas que enfrentan las ciudades actualmente, sobre todo las que tienen mayor densidad de población, es la distribución equitativa de los espacios. Mientras que los usuarios más vulnerables tienen menos espacios que además son inseguros y los vuelven aún más indefensos, la minoría que se mueve en auto es las más privilegiada, con gran inversión, atención y más espacios para transitar.

En muchos casos, se privilegia la velocidad de los autos sobre cualquier cosa, por ejemplo sobre un cruce a nivel calle que será mejor para personas con dificultades de movilidad, pero en su lugar se instalan puentes para no detener a los autos, mermando el traslado de las demás personas.

Hoy en día, una avenida de alta velocidad es sinónimo de modernidad, de progreso, pero no es así. Está demostrado que altas velocidades generan un ambiente hostil, disminuyen la percepción de seguridad o peor, abonan al aislamiento de los individuos.

Si hay alguien que sabe cómo debe ser una ciudad, son los niños. Ellos son capaces de saber qué es lo que debe de contener una calle, cómo armonizarla; ellos saben que para que una ciudad sea mejor, debe haber espacios para jugar, para platicar y para disfrutarla.

Francesco Tonucci, psicopedagogo y dibujante italiano, en su libro Cuando los niños dicen ¡BASTA!, señala la importancia de darle voz a los niños cuando en un entorno urbano reclaman espacios para jugar, para platicar y estar con amigos; tener mejores banquetas y parques. Los niños reclaman movimiento y no sólo ir a las escuelas en auto.

Estas iniciativas tienen eco proyectos como el Día de Caminar al Escuela y Pedalear, hecho por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP) la cual busca defender el derecho de los niños a caminar de forma segura en sus ciudades.

Cifras del INEGI, demuestran que caminar es la forma más común de los niños y jóvenes mexicanos llegan a sus escuelas. Sin embargo, las lesiones causadas por el tránsito es la primera causa de muertes entre niñas, niños y adolescentes de 1 a 14 años de edad a nivel nacional.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, mueren cerca de 500 niños todos los días en siniestros viales en todo el mundo. Esto sitúa un panorama de urgencia en políticas públicas para el desarrollo de mecanismos de seguridad sobre todo para los más vulnerables. ITDP sugiere elaborar herramientas e incentivos para que autoridades escolares integren en sus planes eventos que promuevan caminar y pedalear al escuela.

Los niños deben ser incluidos en la planeación urbana y su seguridad la prioridad, puntualizan expertos.

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico