blaze-bonfire-burn-672636

Revelan expertos que incendios dañan más que sismos

  1. De acuerdo con información de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en el mes de mayo se han presentado más de 200 incendios forestales en 18 entidades federativas, afectando 14,916 hectáreas.

El Consejo Nacional de Protección contra Incendio (Conapci) y la Asociación Mexicana de Rociadores Automáticos contra Incendios (Amraci) revelaron que los incendios forestales o urbanos resultan más dañinos que los sismos.

Ante la emergencia que se está viviendo en todo el país por la ocurrencia de incendios forestales, integrantes de estos organismos están alertando a la población a tomar medidas de precaución para no arriesgar la vida.

En este sentido, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) también está advirtiendo a la población que no trate de combatir incendios sin capacitación.

A través de redes sociales la Comisión Nacional Forestal (Conafor) detalló que en México hay 130 incendios forestales y que 71 de estos permanecen activos.

Explicó que la mayor parte de los incendios forestales que ocurren en el territorio nacional son ocasionados por personas, que de forma consciente o inconsciente los propician.

ARDE EL PAÍS

Los datos son reveladores: los incendios en México son más frecuentes y dejan más pérdidas humanas y materiales que los sismos. Tan solo de 2016 a la fecha se han registrado 30 mil siniestros en zonas urbanas del país. Únicamente en 2017 dejaron un saldo de 633 muertos, mil 221 heridos y 19 mil 675 personas evacuadas a causa de algún incendio, con un saldo de ocho mil 694 damnificados.

Sobre los incendios forestales, la UNAM señala: “los incendios forestales son producidos principalmente por quemas de limpia para uso del suelo en la agricultura, quemas de pasto para la obtención de ‘pelillo’ que sirve como forraje, con el objeto de combatir plagas y otros animales dañinos; fogatas en los bosques; lanzamiento de objetos encendidos sobre la vegetación herbácea; tormentas eléctricas, desprendimiento de las líneas de alta tensión y acciones incendiarias intencionales”.

RECOMENDACIONES

-Vigile que en sus predios no haya acumulación de materiales (ramas secas, maleza, basura, cartón o papel) que pudiera servir como combustible para la generación de incendios.

-Evite dejar fragmentos de vidrio, cristales, espejos o botellas que por la acción de los rayos solares, pudieran convertirse en una fuente de calor que pueda provocar un incendio.
No deje encendidas fogatas, cigarros, cerillos o brasas en lugares donde puede provocar un incendio.

-Cuando vaya a realizar quemas, recuerde hacerlo muy temprano, en las primeras horas de la mañana y sólo cuando no haya viento ni sol muy fuerte. También es importante que antes de iniciar la quema, se asegure de cavar brechas cortafuego para controlar el desarrollo del proceso.

-La quema de terrenos con fines de desmonte o preparación de la tierra para la siembra, es un proceso muy peligroso que puede contribuir en la generación de incendios. Siempre que cuente con otras opciones para la preparación de sus predios, evite usar estas quemas.

-Si va a realizar estas quemas, asegúrese de contar con el apoyo de otros miembros de su comunidad, para mantener la vigilancia total sobre el proceso y poder detectar, denunciar y combatir cualquier conato de incendio.

-Siempre que detecte un incendio forestal, por pequeño que le parezca, dé aviso a las autoridades municipales o locales.

-Solo realice quemas si va a trabajar la tierra en los días siguientes.

-No intervenga ni actúe por cuenta propia para combatir un incendio forestal. Lo más importante es alertar a las autoridades sobre la presencia del fuego. Obedezca las instrucciones del personal autorizado. De ello puede depender su vida y la de su familia.

-Siempre que pueda y esté en posibilidades, colabore con las autoridades y personal técnico responsable, en la integración de brigadas de combate a los incendios, pero respetando las instrucciones que dé el personal técnico.

-Evite el uso de fertilizantes químicos y prefiera el uso de abonos orgánicos como el abono verde o la composta y de cultivos como la veza de invierno, que son cultivos que se pueden sembrar de manera paralela a los cultivos tradicionales como maíz, avena y cebada, entre otros, pero que nutren el suelo y reducen el problema de erosión y desmonte de terrenos.

-Infórmese sobre sus ventajas y adóptelos como dos abonos que beneficiarán de modo importante la calidad de sus terrenos y siembras.

Fuente: Centro Nacional de Comunicaciones, Secretaría de Gobernación

 

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico