Cuba lanza racionamiento generalizado ante la crisis


LA HABANA – El gobierno cubano anunció el viernes que está lanzando un racionamiento generalizado de pollo, huevos, arroz, frijoles, jabón y otros productos básicos ante la grave crisis económica.

La ministra de Comercio, Betsy Díaz Velázquez, dijo a la agencia estatal de noticias cubana que se emplearían diversas formas de racionamiento para enfrentar la escasez de alimentos básicos. Ella culpó al endurecimiento del embargo comercial de los Estados Unidos por parte de la administración Trump. Los economistas le dan la misma o mayor culpa a una caída en la ayuda de Venezuela, donde el colapso de la compañía petrolera estatal PDVSA ha llevado a una reducción de casi dos tercios en los envíos de combustible subsidiado que Cuba usó para obtener energía y ganar divisas en el mercado global.

“Estamos pidiendo calma”, dijo Díaz, y agregó que los cubanos deberían sentirse tranquilos de que al menos el aceite de cocina sería suficiente. “No es un producto que esté ausente del mercado de ninguna manera”.

Cuba importa aproximadamente dos tercios de sus alimentos a un costo anual de más de 2 mil millones de dólares estadounidenses y la escasez breve de productos individuales ha sido común durante años. En los últimos meses, un número creciente de productos ha comenzado a desaparecer durante días o semanas a la vez, y han surgido largas colas a los pocos minutos de la aparición de productos escasos como el pollo o la harina. Muchos compradores se encuentran todavía en la fila cuando se agotan los productos, un problema que el gobierno ha estado culpando a los “acaparadores”.

“El país está pasando por un momento difícil. Esta es la respuesta correcta. Sin esto, habrá acaparadores. Acabo de salir del trabajo y pude comprar perros calientes”, dijo Lazara García, una trabajadora de una fábrica de tabaco de 56 años.

En el centro comercial Havana donde García compró sus perritos calientes, los cajeros recibieron pedidos el viernes por la mañana para limitar la leche en polvo a cuatro paquetes por persona, salchichas a cuatro paquetes por persona y guisantes a cinco paquetes por persona.

Manuel Ordóñez, de 43 años, quien se identificó como propietario de una pequeña empresa, dijo que las nuevas medidas no harían nada para resolver los problemas fundamentales de Cuba.

“Lo que el país tiene que hacer es producir. Suficiente mercancía es lo que conducirá a filas más cortas “, dijo.

El racionamiento limitado de ciertos productos ya ha comenzado en muchas partes del país, con tiendas que limitan la cantidad de artículos como botellas de aceite de cocina que un solo comprador puede comprar. La política anunciada por Díaz parece ir más allá y aplicar los mismos estándares en todo un país de más de 11 millones de personas.

La economía cubana se hundió con la caída de la Unión Soviética y sumió a la isla en un período de más de una década de miseria y hambre que terminó con la llegada del petróleo venezolano subsidiado a principios de la década de 2000.

Las últimas carencias y el racionamiento parecen marcar el final de una fase de relativa prosperidad, pero las condiciones no se acercan a la privación de lo que se conoce como el “período especial” de Cuba. Los líderes más altos de Cuba dicen que mientras se avecinan tiempos difíciles, no habrá regreso alguno a los peores días de la depresión post-soviética porque la isla ha diversificado su economía y establecido lazos comerciales con países de todo el mundo.

Las tiendas de alimentos en Cuba son administradas por el gobierno y venden productos que van desde los altamente subsidiados hasta los precios excesivamente elevados según los estándares globales. Cada cubano recibe un libro de racionamiento que les permite comprar pequeñas cantidades de productos básicos como arroz, frijoles, huevos y azúcar cada mes por un pago equivalente a unos pocos centavos de dólar estadounidense.

Los cubanos con suficiente dinero pueden comprar más de esos bienes básicos a precios “liberados” que todavía están generalmente por debajo del promedio mundial. En el nivel más alto de los tres niveles de Cuba, los productos de marca, desde arroz de alta calidad hasta mermeladas de lujo, se pueden comprar por dos o tres veces el precio en su país de origen.

Díaz dijo que el pollo ahora se venderá en cantidades limitadas en cada tipo de tienda, con un pollo más barato limitado a casi 5 kilos por compra y la variedad más cara limitada a dos paquetes por compra.

Ella dijo que el jabón, el arroz, los frijoles, los guisantes y los huevos a bajo precio solo se venderán en cantidades limitadas por persona y se controlarán a través del sistema nacional de libros de racionamiento.

Las ventas de esos productos a precios más altos no parecen verse afectadas por el momento. Se puede esperar que las medidas tengan un impacto grave en los propietarios de negocios privados que a menudo compran productos a precios más baratos en las tiendas estatales en ausencia de acceso a un mercado mayorista. Cuba mantiene un monopolio total sobre el comercio mayorista, las importaciones y las exportaciones, prácticamente sin acceso para el pequeño pero creciente sector privado del país.

Díaz proporcionó una sombría serie de estadísticas sobre la producción de alimentos por parte del sector estatal, que se encontró luchando por encontrar el dinero necesario para pagar los insumos básicos.

Ella dijo que en marzo Cuba produjo 900 mil huevos menos que los 5.7 millones necesarios diariamente para satisfacer la demanda nacional. Ese déficit se redujo a 600 mil a mediados de abril, dijo. La producción de carne de cerdo, la carne más consumida en Cuba y un alimento normalmente asequible en la mayoría de las dietas de las personas, está a cientos de toneladas por debajo del objetivo.

Díaz dijo que la importación de alimentos de los productores estadounidenses se había vuelto más complicada con Trump, lo que obligó a Cuba a buscar productos más caros y difíciles de importar.

“La venta de cantidades limitadas conducirá a una distribución equitativa, de modo que la mayor cantidad de personas puedan comprar el producto y podamos evitar la acumulación”, dijo.

Es curioso ver lo desastrosas que son las políticas económicas de izquierda  implementadas por el gobierno cubano, al punto de que, el pollo y el cerdo parecen ser los únicos tipos de carne subsidiada y de consumo general, siendo que Cuba es una isla, ergo parece que a la gente no le gusta el pescado o los flamantes funcionarios públicos cubanos destruyeron la industria pesquera.

Image information

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • 1 Colaboradore

      • Actividad

        (diff) .. 2019-05-15 13:54:11 ... Diana Juárez Torres
        Note → categoria

        **** Latest version ****
        2019-05-13 07:50:14 ... Diana Juárez Torres
        Note →
        Acción →
        • Set to PUBLISHED
        2019-05-11 02:08:54 ... Deleted User
        Note → THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        Acción →
        • Made PUBLIC
        2019-05-11 02:06:48 ... THIS ITEM HAS BEEN DELETED
        Note →
        Acción →
        • Added attachment
        2019-05-11 01:47:36 ... Deleted User
        Note →
        Acción →
        • Add new ARTICLE

        Ver todos

      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico