embarazo-psicologico

Embarazo psicológico, un problema que afecta a miles de mujeres

  1. “Generamos escenarios que no existen “allá afuera”, ya sea con base en sentimientos ‘negativos’ como el miedo o ‘positivos’ como un gran anhelo.” Resaltó la psicóloga Cielo Torres.

Por Vanya Bello

El embarazo utópico forma parte de un problema psicológico que ha afectado a una gran cantidad de mujeres que desencadenan los síntomas propios de un embarazo normal sin que este sea real.

Se trata de una respuesta orgánica del cuerpo que provoca que las hormonas funcionen como en una etapa del embarazo, con síntomas como dolor de pechos, aumento en el vientre, náuseas y dolores de espalda.

Este padecimiento también es conocido como embarazo psicológico, Síndrome de Rapunzel o pseudociesis y está catalogado dentro de los trastornos somatoforfos en los que el cuerpo es capaz de expresar los problemas, preocupaciones y obsesiones de la mente.

Aunque no existen causas específicas es muy común que llegue a mujeres con grandes deseos de convertirse en madres pero que presentan problemas de esterilidad, infertilidad, menopausia precoz, así como aquellas que tienen un miedo excesivo de quedar embarazadas.

¿COMO SE TRATA?

Cuando una mujer presenta los síntomas propios de un embarazo, lo primero que debe hacer es asegurarse de confirmarlo por medio de pruebas caseras, de laboratorio o una iconografía, por lo regular, el hecho de contar con estas pruebas puede influir en la resignación de la mujer, pero siempre es recomendable buscar ayuda psicológica.

“Generamos escenarios que no existen “allá afuera”, ya sea con base en sentimientos ‘negativos’ como el miedo o ‘positivos’ como un gran anhelo”, resaltó la psicóloga, Cielo Torres.

Este problema es provocado por una condición psicosomática que puede esconder un cuadro depresivo de base, por lo cual las consultas psicológicas se basan en indagar sobre el problema de origen, dificultades afectivas, la incapacidad de aceptar la posibilidad o la dificultad de ser madre, presión en la relación de pareja, entre otros.

Es muy común que los embarazos psicológicos sean más comunes en países en desarrollo, donde el embarazo se considera como una parte fundamental del papel de la mujer en la sociedad. Muchos investigadores han destacado que esto ejerce una enorme presión, lo que provoca una mayor incidencia de falsos embarazos.

EL CONFLICTO INTERNO DE ESPERAR SER MADRE

La psicóloga y psicoterapeuta, Cielo Torres, compartió a WikiTribune en Español, cinco tips para ayudar a aquellas mujeres que no han podido ser madres:

1. Haz un análisis de consciencia. Pregúntate qué es lo que necesitas aprender antes de emprender ese nuevo rol. Quizás la respuesta  no llegará de inmediato, pero ten por seguro que estando receptiva, pronto la encontrarás y cuando logres ser madre, sabrás que tenía tanto sentido.

2. Comparte más contigo misma. ¿Cuánto crees que te conoces? Te propongo aprender a escucharte, a cumplir tus gustos desde un buen postre que se te antoje, hasta ese viaje que desde hace tiempo has querido hacer. A veces invertimos tanto tiempo y energía en nuestras ganas de tener un hijo, que nos olvidamos de nosotras. Descubrirás que eres más que tus posibilidades de ser madre.

3. Date atención médica (y de ser posible psicológica). Si no lo has hecho, te sugiero que vayas con un especialista que pueda darte seguimiento a través de este camino. A veces ese apoyo es lo único que hacía falta. Vale el esfuerzo ahorrar y darle prioridad a alguien experto en el tema.

4. Meditación diaria, ejercicio regular y alimentación sana. Quizás nos hemos exigido tanto poder concebir así como así, que no le damos al cuerpo ese mantenimiento que merece. Finalmente es a través de él que algún día lograremos el cometido, ¿entonces por qué no darle ese empujoncito?

5. Fluye. Suena tan fácil, además de ser una palabra tan cortita. Pero fluir es la mejor opción que tenemos. Creo firmemente que todo evento llega cuando debe de llegar. Así que es tan simple como que no ha llegado nuestro momento perfecto.

ABRIENDO NUESTRO CORAZÓN

Son muchas las mujeres que en algún momento de su vida han pasado por un embarazo psicológico y sin importar el motivo, esta puede ser una señal de que necesitamos atender algo en nuestro interior.

Al platicar con Cielo, descubrimos que el embarazo psicológico también debe aprender a tratarse como un tema normal, pero sobre todo como un tema que también necesita atención especializada. Existen miles de mujeres que a menudo se preguntan: ¿Estoy preparada para tener un bebé?, ¿Cómo podría cuidar a alguien más, si contrabajo puedo conmigo misma? O algunas otras como, ¿Qué voy hacer con un hijo a esta edad?, “No quiero hijos”, ¿Es apropiado tener hijos en una época tan difícil como esta?

La lista de preguntas es interminable, lo cierto es que ninguna de nosotras tiene que enfrentar estos procesos e ideas solas, sino que lo más importante es aprender a cuidarnos y acercarnos a especialistas cuando sea necesario.

Al abrir su corazón con WikiTribune en Español, Cielo Torres nos compartió un poco de su experiencia al vivir un embarazo psicológico.

“No quise tener hijos muy pronto después de casarme, y me dio gusto saber que mi esposo concordara con ese deseo.

Luego de dos años de matrimonio y estabilidad económica y, sobre todo, emocional, sentimos que ya era momento de empezar con la búsqueda de convertirnos en padres.

El primer mes que nos lo propusimos, yo tenía muchísimo miedo, pues aunque siempre me he visualizado muy feliz siendo madre, fue diferente cuando ya lo vi tan cerca. Era extraño porque vivía una dualidad entre mi deseo y mi miedo a emprender semejante aventura.

Finalmente ese primer mes venció el miedo. Me saboteaba y evitaba aprovechar mis días fértiles, entre otros obstáculos que me puse solita. Sin embargo, algo dentro de mí ocurrió en los últimos días de ese ciclo menstrual: esperaba con todo mi anhelo haber podido quedar embarazada a pesar de no haber procurado todo lo pertinente.

Así que, empecé a llenarme de bastante información sobre los síntomas tempranos en el embarazo y cuál fue mi sorpresa que iba sintiendo todos. Por citar alguno, en uno de esos días fueron tantas mis ganas de haberlo logrado que sentí  unas grandes náuseas y ganas de vomitar  (después descubrí que entre más deseo de estar embarazada, más gravidez de los síntomas sentía).

Y bueno, el día de la menstruación llegó puntual. Llegó escasa y de color muy claro. Pensé: No es la regla, ¡Es el sangrado de implantación del embrión! Del que ya me había sobre informado. Pero no, al día siguiente me bajó como cada mes.

Mi cuerpo hizo presentar la regla de a poco para darme tiempo de procesar el pequeño duelo de la pérdida de la esperanza en aquel mes. Y bueno, que todos aquellos síntomas tan reales fueron nada más que fabricación de mi mente”.

Aún como psicóloga y luego de haber atendido a varias pacientes con embarazo psicológico, a la especialista también le sucedió, ninguna mujer esta exenta.

Hasta el día de hoy, Cielo Torres  aún no es madre, pero se encuentra feliz y ha aprendido a escuchar a su cuerpo y dominar su mente, aunque su deseo de concebir sigue vigente, ella sabe que todas las cosas llegan en el tiempo oportuno, ya no se sabotea ni siente miedo.

Estar atenta a nuestro cuerpo es muy importante, pues de acuerdo a la psicóloga, es muy sencillo  ser engañadas con nuestros deseos o miedos, pero debemos aprender a dominarlos, aceptarlos y vivir con ellos.

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico