Plaza Aliados 25A

A 45 años de la Revolución de los Claveles en Portugal

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]

  1. Portugal tuvó la dictadura más larga de toda Europa.
  2. La Revolución de los Claveles no derramó ni una sola gota de sangre.

La dictadura más larga de toda Europa, la vivió Portugal por 48 años, bajo el mandato de Marcelo Caetano. Fue hasta el 25 de abril de 1974 que los portugueses decidieron poner fin al régimen autoritario de una forma muy peculiar: al compás de una canción, acompañada de flores y abrazos.

Hartos de la dictadura que inició con Antonio Oliveira Salazar, prolongándose con Marcelo Caetano, además de las guerras coloniales que perjudicaban a generaciones enteras, un grupo militar portugués decidió crear el Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA), para liderar el golpe.

Su estrategia militar estuvo basada en una canción: Grândola Vila Morena. Elegida por su letra “El pueblo es quien más manda” y “tierra de fraternidad”, escrita por Zeca Afonso, funcionó como la contraseña pactada entre los capitanes la época. Fue la señal que recibieron los militares a través de Radio Renascença a las 00:25 horas. En la hora siguiente a su emisión, unidades de la MFA se pusieron en marcha. Es así como el tema pasa a la historia como el himno antifascista luso.

Sin derramar una sola gota de sangre, los portugueses logran derrocar a Marcelo Caetano, quién fue exiliado a Brasil a pasar sus últimos años de vida. Mientras que António de Spínola, fue el general que se convirtió en el primer presidente de Portugal tras la revolución. El día de la insurrección, recibió la rendición de Caetano y lideró la Junta de Salvación Nacional, creada para avanzar en la transición democrática. Fue presidente durante cuatro meses, mayo de 194 hasta septiembre, cuando dimitió al cargo.

El triunfo de la Revolución pareció sencillo, e incluso poético, pero el camino no fue nada fácil, y los tiempos vecinos sólo obscurecían el panorama. A tan sólo un año, las tensiones entre el MFA y la izquierda radical fueron tan fuertes que casi provocan una guerra civil, a este periodo se le conoce como “verano caliente”. Por si fuera poco, Portugal se convirtió en un centro de espionaje durante la Guerra Fría. Los portugueses tuvieron que enfrentarse con todas estas dificultades y lidiar con las tentativas de intervención por parte de Estados Unidos.

Para articular el proceso, la socialdemocracia europea jugó un papel fundamental, en especial, Alemania, con el excanciller Willy Brant al frente. Su ayuda facilitó la llegada al poder del líder socialista luso, Mario Soares.

Actualmente, Portugal se rige bajo el sistema de República Parlamentaria, el primer ministro es Antonio Costa del Partido Socialista.

¿Por qué la Revolución de los Claveles?

El rumor sobre un golpe de Estado fue esparciéndose por la capital portuguesa, Lisboa dónde Celeste Caeiro, curiosa sobre la situación, buscaba averiguar si los rumores eran ciertos.  Celeste era una costurera, estanquera y empleada en un guardarropa, salió a la calle el 25 de Abril con un cesto repleto de claveles rojos del local donde trabaja, al llegar a la plaza de Rossio, un soldado le pidió un cigarrillo y ella, al no tener que ofrecerle, le entregó uno de sus claveles.

El soldado recibió la flor y la colocó en su misil, a los pocos segundos, el resto de los uniformados imitaron a su compañero para demostrar que su movimiento era pacífico. Ese momento ilustraría el fin de la dictadura y se convertiría en un ícono de la revolución portuguesa.

Aunque la acción de Celeste Caeiro no llevaba otra intención más que el ser amable, su gesto marcó para siempre la historia de Portugal y de Europa.

Hoy los portugueses se reúnen en las plazas principales de sus respectivas ciudades, reunidos para bailar con la música en vivo, juntar sus brazos, alzar entre sus manos los claveles rojos y exclamar “¡25 de abril siempre! ¡Fascismo nunca más!”

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico