marian

El legado científico que nos dejó Marian Diamond: ¡El cerebro no envejece!


La científica Marian Diamond dejó todo un legado lleno de descubrimientos acerca del cerebro, revolucionó completamente la forma de estudiarlo y ha sido una inspiración para miles de doctores en los últimos tiempos.

Se enamoró del cerebro humano a sus 15 años cuando paseaba en un hospital y tuvo la oportunidad de ver uno completamente vivo y a todo color, desde ese momento supo que tenía que aprender más sobre él.

Luego de graduarse como bióloga en 1948 comenzó sus estudios sobre el sistema nervioso en el departamento de Anatomía de la UC Berkeley, lugar en el que se interesó en el hipotálamo y donde inició su exitosa carrera como investigadora y docente.

En Berkeley demostró anatómicamente lo que hoy en día se conoce como plasticidad del cerebro y rompió el viejo paradigma que suponía al cerebro como una entidad estática e invariable que se degenera con el envejecimiento.

 “Marian, tus datos estarán bien desde aquí hasta la eternidad porque están basados en la estructura anatómica”. Comentó el bioquímico Edward Bennet

EL CEREBRO DE EINSTEIN

“Una de las fundadoras de la neurociencia moderna, fue la primera persona que demostró que el cerebro puede cambiar con la experiencia y mejorar al enriquecerlo y quien descubrió evidencia de eso en el cerebro de Albert Einstein”.

Escribió la universidad Berkeley en su honor.

Marian tuvo la oportunidad de estudiar el cerebro del padre de la Teoría de la Relatividad, en el cual descubrió una mayor presencia de células gliales por neurona, las cuales sirven de apoyo en el procesamiento de información, algo poco común en el resto de las personas.

“Encontramos que las cuatro regiones tenían más células gliales que las de los otros hombres, pero sólo (el área) izquierda 39 tenía en términos estadísticos considerablemente más” Explica la científica en un ensayo.

Pero esto no fue todo…

¿QUÉ NOS ENSEÑÓ MARIAN ACERCA DEL CEREBRO?

La primera contribución de esta científica fue demostrar que la anatomía del cerebro es capaz de cambiar si se beneficia de entornos enriquecidos con actividades estimulantes que promueven la capacidad de aprender.

Diamond comprendió que los componentes estructurales de la corteza cerebral pueden ocurrir en cualquier edad, ya que el cerebro tiene la oportunidad de seguir desarrollándose con el paso del tiempo, sobre todo cuando se mantiene en constante estimulo.

Sus experimentos fueron pioneros en este tipo de estudios donde nos demostró que podemos mejorar nuestro potencial sin importar la genética ni la edad que tengamos.

“Creo que si más personas entienden la estructura y las funciones de su cuerpo, el cual está intrínsecamente influenciado por el sistema nervioso, y se cuidan en las etapas tempranas de sus vidas, entonces el periodo que vendrá después de los 50 sería más saludable y disfrutable”, escribió Diamond en 2007

Los  factores que destacó para mantener un cerebro saludable de acuerdo a su investigación son muy sencillos e incluyen mantener una dieta saludable, ejercicios,  presentarle desafíos, novedades y recibir mucho amor.

De acuerdo a sus hijos, alumnos y compañeros de trabajó siempre destacó por ser una mujer llena de amor de ahí que compartiera la creación de lo que llamó sus 4P´s, las prioridades que todas las personas deben tener:

– Prioridad Personal: familia y amigos
– Prioridad Profesional: cerebros, colegas y estudiantes amigables
– Perseverancia: esencial para todo
-Actitud Positiva: mira la alternativa

 

  • TODO tags

      Is there a problem with this article? [Join] today to let people know and help build the news.
      • Compartir
        Compartir

      Suscríbete a nuestro boletín

      Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

      WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico