• ID de revisión 6215 REVISIÓN
  • 2019-04-02 01:15:47
  • por Deleted User
  • Nota:
 
   
Title Title
¿Por qué Venezuela se está quedando sin papel higiénico? Los expedientes secretos del caso Colosio
Summary Summary
El país sudamericano no encuentra un destino favorable, aun si Maduro es derrocado, debido a falencias contraídas en el pasado.  
Highlights Highlights
Content Content
Parecería una paradoja perversa e inexplicable el hecho de que un país tan rico como Venezuela no pudiera darse el lujo de alimentar a su gente y limpiarse las partes nobles con doble soberbia y dignidad, incluso si se viera destruida o retrasada dos mil años por políticas populistas de izquierda provenientes del movimiento político autodenominado «Socialismo del Siglo XXI».  
Pero, ¿Cómo se llega a eso?  
Si bien se necesitaría más de una vuelta de tuerca mental para entender los desmanes económicos de ciertos países, Venezuela es en este caso uno de esos países de la periferia que se vio afectado por la voluntad imperante del mercado globalizado. Durante décadas, Venezuela, como la mayoría de los países sudamericanos en vías de desarrollo, se centró en las exportaciones de materia prima y en una economía especializada en el sector de los servicios, en otras palabras una república bananera.  
Venezuela en un tiempo pasado llegó a ser el mayor productor de café en el mundo hasta que los emprendedores capitalistas vieron con buenos ojos explotar el cultivo en las regiones africanas como Etiopía, la ganancia era jugosa y los costos miserables. Pero no hubo que lamentarse demasiado debido a que se encontró una fuente de riqueza mejor remunerada, el petroleo.  
Se podría decir que los venezolanos tienen una relación casi de hermandad con el hidrocarburo desde los tiempos precoloniales, los nativos lo llamaban <em>mene</em> y lo usaban con fines medicinales, de iluminación y hasta para el calafateado de sus canoas. Posteriormente los conquistadores españoles llegaron a sentir curiosidad por este nuevo descubrimiento y decidieron sacarle provecho al igual que los lugareños, este interés fue heredado por los patriotas independentistas que en 1839 mandaron al ex presidente de la joven república de Venezuela, José María Vargas, quién concluyo que ese líquido negro y espeso iba a valer más que la plata por la gran posibilidad de usos que podría llegar a tener. A finales del siglo XIX, Venezuela empezaría a explotar y refinar petroleo a la par con Estados Unidos, volviéndose para ya entrado los años 30s en el mayor exportador  y en el segundo productor, solo por detrás de Estados Unidos, de petroleo del mundo.  
<strong>El inicio de todos los males</strong>  
Pese a la prosperidad económica producida en mayor medida gracias a las cuantiosas regalías petrolíferas, Venezuela empezó a padecer una enfermedad económica llamada el «mal holandés». ¿Qué es esto y cómo se explica de manera simple? Básicamente Venezuela se hizo tan ridículamente rica con el negocio petrolífero que los principales capitalistas no le veían motivo a una diversificación de sus negocios y decidieron centrar la mayor parte de sus esfuerzos y capitales en el petroleo, dejando de lado otras industrias, por ejemplo, la industria agrícola venezolana acaparaba un tercio del mercado local, pero debido al auge del petroleo, su participación llego a reducirse a la décima parte para 1950.  
Gracias a todo lo anterior Venezuela termino convirtiéndose en la estación de servicio de América, quién sigue siendo el mayor consumidor de vienes venezolanos, volviendo cada vez más difícil la posibilidad de desarrollar una industria diversificada que no dependa solamente del petroleo.  
  Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) logró la desclasificación del <a href="https://contralacorrupcion.mx/colosio/expediente-colosio/">expediente completo del proceso penal condenatorio contra Mario Aburto </a>en 1994, el asesino confeso del entonces candidato presidencial por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Luis Donaldo Colosio Murrieta, hace casi 25 años.
  En esta entrega especial, MCCI pone a disposición de la ciudadanía el expediente para que todos aquellos interesados puedan explorar los documentos que lo integran: careos, testimonios, fotografías y vídeos, entre otros.
  Este expediente se puede contrastar con el único documento oficial que podía ser consultado por los mexicanos: los cuatro tomos públicos que contienen un resumen de las investigaciones que se llevaron a cabo para esclarecer el magnicidio y fueron publicados en el año 2000 por el último Fiscal del Caso Colosio, Luis Raúl González Pérez.
  Ante solicitudes de acceso a la información de MCCI, en noviembre del año pasado el Consejo de la Judicatura Federal revocó la reserva que se mantuvo sobre el expediente durante 25 años y ordenó hacerlo público por completo.
  Sus argumentos principales para abrir por vez primera este archivo oficial, fueron que se trató de un asunto de interés general y que impactó en la opinión pública.
  En las más de 9 mil hojas de este expediente, hasta hoy en resguardo de las autoridades, hay documentos sobre cómo se sostuvo oficialmente la hipótesis del «asesino solitario». Además, también aparecen las pruebas presentadas por la defensa de Aburto, así como dictámenes oficiales, partes policiales, declaraciones, recreaciones, entre otros.
Hay muy pocos países en el mundo que pueden funcionar en plena autarquía, lo que significa no participar en toda la cadena de mercado establecida por la mano invisible del mercado. Estos países generalmente son de gran tamaño y en reiteradas ocasiones han experimentado crisis como la de Venezuela, luchan por la falta de especialización y la falta de experiencia, entre otros factores. En Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) se hizo una selección de documentos destacando el grado de detalle, así como otros elementos incluidos en el expediente del juicio. En contraste con el informe oficial, el expediente desclasificado por primera vez revela pormenores que complementan las versiones que han sido publicadas a lo largo de los últimos 25 años.
Se han tomado como ejemplo de países excepcionales a China, Rusia, Estados Unidos y, si  se busca ser poco exigente, Irán o Cuba.  
Rusia, en el momento de la crisis de Crimea, fue golpeada con sanciones que eran bastante similares o hasta más severas que las  que fueron impuestas a Venezuela en ese momento. Luego de la destrucción de la economía rusa después de un largo y tedioso proceso de mutilación económica comenzado durante el final de la Unión Soviética, Rusia básicamente había perdido la mayor parte de su industria doméstica. Todo fue desmantelado y vendido por centavos a entidades multinacionales o empresarios poderosos viviendo en el exilio que posteriormente serían conocidos como los «oligarcas».  
Así que cuando Putin se hizo cargo del <a href="https://www.theguardian.com/world/2003/apr/09/russia.artsandhumanities">desagradable legado de Boris Yeltsin</a>, Rusia también se redujo básicamente a ser una estación de servicio. O, para decirlo en términos neoliberales, Rusia se integró en la economía mundial. El trato era simple: Rusia proporcionaba gas y petróleo baratos y compraba productos estadounidenses y alemanes con ese dinero. Al igual que Venezuela. Del mismo modo, cuando las sanciones alimentarias se impusieron en 2014 como castigo por la conquista Crimea, los precios de los insumos básicos, no solo la comida, sino también las cuchillas de afeitar, el papel higiénico, etc, voló por los aires.  
Los neoconservadores estadounidenses pensaron que la severa reducción en el poder de compra del pueblo ruso provocaría un descontento generalizado hacia Putin allanando el camino para una revolución de colores.  
Sin embargo, esto no ocurrió (aún) y, a pesar de los altos precios de los alimentos y los ataques al sistema financiero de Rusia y su capacidad para hacer negocios, Putin no cedió y en su lugar comenzó a planificar la autarquía. Se asignó dinero a la industria nacional para comenzar de nuevo, y finalmente está dando frutos (literalmente). Rusia es ahora también una potencia agrícola con los ojos puestos en <a href="http://www.fruitnet.com/fpj/article/167867/ukraine-can-become-the-food-basket-of-europe">la mayor fuente de trigo</a> de Europa, Ucrania. Todavía le queda mucho camino por recorrer a Rusia para reactivar sus industrias domésticas, sin embargo las presiones internacionales no son contraproducentes porque Rusia es demasiado grande y el liderazgo fuerte Putin, que goza de una apabullante popularidad, está demasiado consolidado para permitirle a Rusia perder su poder hegemónico.  
Sin embargo, no todos los países pueden hacer esto.  
Venezuela no puede. Necesitaría el respaldo de una potencia extranjera no hostil para poder alimentarse a sí misma en este punto. De hecho, <a href="https://www.cronista.com/internacionales/Rusia-envio-trigo-a-Venezuela-por-escasez-de-alimentos-20170816-0018.html">Rusia ya ha comenzado a enviar a Venezuela miles de toneladas de alimentos</a> lo cual palería los problemas de abastecimiento alimentario de Venezuela hasta que nuevos acuerdos de paz se presenten.  
<strong>¿Y cómo afectaron las políticas socialistas a Venezuela?</strong>  
Chávez prometió redistribuir las regalías en la población y subvencionar masivamente los bienes de consumo básicos. Ganando mucho apoyo popular de esa manera para posteriormente expropiar la participación petrolífera de la ExxonMobil en Venezuelaa. Pero hay un problema cuando los precios oficiales de los alimentos, bienes y demás servicios son más bajos que el costo del mercado. Por un lado, los comerciantes con dinero compran todo lo barato y luego lo revenden en el mercado negro a un precio más cercano al costo real.  
Cuando uno se pone a pensar de que las personas que son afectadas por las redadas del gobierno venezolano, son en realidad las que están comprando productos baratos y subsidiados para revenderlos en el mercado negro con un margen de beneficio una vez que se han devorado todos los bienes destinados al consumo de los sectores más vulnerables,  no parece extraño que Venezuela haya instituido <a href="https://www.abc.es/internacional/20130921/abci-venezuela-papel-higienico-201309211720.html">escuadrones de la policía militar para garantizar el abastecimiento de papel higiénico</a>.  
Cuando se tiene una economía de mando con precios establecidos por el estado, <a href="https://www.eltiempo.com/mundo/venezuela/venezolanos-venden-productos-a-mitad-de-precio-en-colombia-163894">esto le permite a los miembros emprendedores de la sociedad explotar fácilmente ese sistema</a>, mucho más si oficiales del gobierno se encuentran involucrados. Los países vecinos también pueden permitírselo si son hostiles.  
Todo esto es para decir que realmente no importaría si Venezuela fuera capitalista.  
Los problemas que enfrentaría Venezuela bajo un sistema de libre mercado serían bastante similares.  
En ese caso, los precios de los bienes de consumo masivo, como el papel higiénico, se ajustarían a su valor de mercado real, por lo que los venezolanos volverían a tener tiendas completamente abastecidas con productos importados, pero estos serían demasiado caros para que la mayoría de las personas puedan pagarlos debido al bajo suministro.  
<strong>En pocas palabras, una menor oferta significa un precio más alto,</strong> y más con una Venezuela que sufre de sanciones externas, con un precio del barril de petroleo bajo, y con una cadena productiva mediocre incapaz de abastecer a toda su población con los insumos básicos necesarios para una vida plena. El papel higiénico sería contrabandeado a Venezuela a través del mercado negro y, por eso, sería un lujo costearlo. Lo cual incentivaría a los sectores más vulnerables, que actualmente son la vanguardia de Maduro, a querer robar el papel higiénico. Posteriormente las empresas tendrían que contratar guardias privados para proteger sus codiciados bienes al consumo.  
Lo que nos lleva de vuelta a lo mismo, la única diferencia sería que en este caso no es el ejército venezolano el involucrado en este escenario, sino los mercenarios contratados por una multinacional.  
Así que realmente, ¿Cuál es la diferencia?  
  Para los interesados en consultar todo el expediente, MCCI lo pone como contenido en su página de internet. Link del expediente - <a href="https://contralacorrupcion.mx/colosio/expediente-colosio/">https://contralacorrupcion.mx/colosio/expediente-colosio/</a>
&nbsp; &nbsp;
  Investigación: <strong>Laura Sánchez Ley</strong>
  Asesoría jurídica: <strong>Alejandra Bustos</strong>
  Apoyo editorial: <strong>Emiliano Robledo y Pablo Hierro</strong>
  Coordinador: <strong>Daniel Lizárraga</strong>
  Editor: <strong>Salvador Camarena</strong>
Categories Categories
Article type Article type
Tags Tags
América, Economía Colosio, Corrupción, Expedientes, Mario Aburto, MCCI, PRI, proceso penal
Author byline Author byline
No No
Has hero Has hero
No Yes
Hero Alignment Hero Alignment
  full
Hero Image URL Hero Image URL
None https://s3-us-west-1.amazonaws.com/wikitribune-uploads-es-master/2019/02/07130912/Captura-de-pantalla-2019-02-07-a-las-12.08.54-150x150.png
Featured Image URL Featured Image URL
  https://s3-us-west-1.amazonaws.com/wikitribune-uploads-es-master/2019/02/07130912/Captura-de-pantalla-2019-02-07-a-las-12.08.54.png
Sources Sources

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico