• ID de revisión 11384 REVISIÓN
  • 2019-05-20 08:59:54
  • por Diana Juárez Torres
  • Nota:
 
   
Title Title
10 claves no tener insomnio Cómo librarse del insomnio
Summary Summary
Más del 30% de la población mundial según la OMS, tiene insomio en este artículo se explica algunas pautas para poder evitarlo Más del 30% de la población mundial según la OMS, tiene insomio en este artículo se explica algunas pautas para poder evitarlo
Highlights Highlights
Muchas personas en el mundo tienen insomnio según la OMS, en total esta cifra se estima que está en torno a un 30% O al 48% tienen quejas sobre el insomnio al acudir al médico, pero al tratar los síntomas se reduce al 30 % de la población mundial y según las cifras oficiales. Muchas personas en el mundo tienen insomnio según la OMS, en total esta cifra se estima que está en torno a un 30% O al 48% tienen quejas sobre el insomnio al acudir al médico, pero al tratar los síntomas se reduce al 30 % de la población mundial y según las cifras oficiales.
Content Content
Por Maite Garrigós Gutierréz, experta en neuroeducación y profesora de naturopatía Por Maite Garrigós Gutierréz, experta en neuroeducación y profesora de naturopatía
Muchas personas en el mundo tienen insomnio según la OMS, en total esta cifra se estima que está en torno a un 30 % o al 48 % tienen quejas sobre el insomnio al acudir al médico, pero al tratar los síntomas se reduce al 30 % de la población mundial y según las cifras oficiales. Muchas personas en el mundo tienen insomnio según la OMS, en total esta cifra se estima que está en torno a un 30 % o al 48 % tienen quejas sobre el insomnio al acudir al médico, pero al tratar los síntomas se reduce al 30 % de la población mundial y según las cifras oficiales.
En ámbitos sanitarios de Estados Unidos ciframos en patologías derivas de enfermedades mentales catalogadas por los criterios DSM III-R y DSM IV, son un 22 % del total de las consultas que visitan a profesionales de la medicina en la atención primaria. En ámbitos sanitarios de Estados Unidos ciframos en patologías derivas de enfermedades mentales catalogadas por los criterios DSM III-R y DSM IV, son un 22 % del total de las consultas que visitan a profesionales de la medicina en la atención primaria.
Los ciclos de sueño se clasifican en sueños, NREM, donde la primera fase que oscila entre 80 a 100 minutos se le llama ciclo REM, el total de la noche suele estar de promedio entre 3 y 4 de estos ciclos, si bien es cierto que se pueden subdividir en zonas de prefases de unos 2 minutos antes de entrar en cada fase REM, pero esto ya depende de los estudios científicos revisados y sus perfecciones y clasificaciones en diferentes países, posteriormente, vienen dos ciclos llamados NREM y REM, que oscilan entre en divisiones de a 7 minutos, de ciclos llamados N1, y seguidos de ciclos llamados N2, de periodos de 10 a 25 minutos, con ondas δ que oscilan entre 12 a 20 Hz, y posteriormente en la fase N3, estas ondas δ pasan a tener de 0,5 a 2 Hz, voltaje. Los ciclos de sueño se clasifican en sueños, NREM, donde la primera fase que oscila entre 80 a 100 minutos se le llama ciclo REM, el total de la noche suele estar de promedio entre 3 y 4 de estos ciclos, si bien es cierto que se pueden subdividir en zonas de prefases de unos 2 minutos antes de entrar en cada fase REM, pero esto ya depende de los estudios científicos revisados y sus perfecciones y clasificaciones en diferentes países, posteriormente, vienen dos ciclos llamados NREM y REM, que oscilan entre en divisiones de a 7 minutos, de ciclos llamados N1, y seguidos de ciclos llamados N2, de periodos de 10 a 25 minutos, con ondas δ que oscilan entre 12 a 20 Hz, y posteriormente en la fase N3, estas ondas δ pasan a tener de 0,5 a 2 Hz, voltaje.
A medida que los promotores circadianos de regulación del sueño aparecen, estos regulan la melatonina, así como los estándares de regulación de parámetros del sueño, como por ejemplo, la presión homeostática, la consolidación de la regulación de la ínsula, y estabilización endocrina inmunitaria metabólica, luego en el sueño está demostrado que se produce una reparación de los tejidos que segregan ciertas hormonas metabólicas tales cómo la; 7h prolactina, la testosterona, el LH, y se suprime durante el sueño la hormona catabólica más importante el cortisol. A medida que los promotores circadianos de regulación del sueño aparecen, estos regulan la melatonina, así como los estándares de regulación de parámetros del sueño, como por ejemplo, la presión homeostática, la consolidación de la regulación de la ínsula, y estabilización endocrina inmunitaria metabólica, luego en el sueño está demostrado que se produce una reparación de los tejidos que segregan ciertas hormonas metabólicas tales cómo la; 7h prolactina, la testosterona, el LH, y se suprime durante el sueño la hormona catabólica más importante el cortisol.
Está demostrado, por innumerables estudios científicos, que el sueño es una especie de descarga de la fatiga acumulada del cuerpo, y además una forma de regulación de las diferentes hormonas y bioquímica corporal, se establecen diferentes horarios de sueño, ya sea por culpa del trabajo, pero la mayor parte de la población activa suele dormir dos horas menos entre semana, que los fines de semana, pero se debe satisfacer la cuota mínima de sueño, donde varia según las diferentes personas, edades, y circunstancias personales entre 5 horas a 9 horas al día, la media son unas 8 horas diarias. Está demostrado, por innumerables estudios científicos, que el sueño es una especie de descarga de la fatiga acumulada del cuerpo, y además una forma de regulación de las diferentes hormonas y bioquímica corporal, se establecen diferentes horarios de sueño, ya sea por culpa del trabajo, pero la mayor parte de la población activa suele dormir dos horas menos entre semana, que los fines de semana, pero se debe satisfacer la cuota mínima de sueño, donde varia según las diferentes personas, edades, y circunstancias personales entre 5 horas a 9 horas al día, la media son unas 8 horas diarias.
Para dar una pincelada de los diferentes factores que propician un buen descanso, hablaremos de factores tan diferentes cómo: la alteración circadiana del ritmo del sueño. Para dar una pincelada de los diferentes factores que propician un buen descanso, hablaremos de factores tan diferentes cómo: la alteración circadiana del ritmo del sueño.
Podemos citar las enfermedades relacionadas con el insomnio estas pueden ser: cardiovasculares, respiratorias, neurológicas, gastrointestinales, urológicas, endocrinas, reumatológicas, dermatológicas, mentales. Podemos citar las enfermedades relacionadas con el insomnio estas pueden ser: cardiovasculares, respiratorias, neurológicas, gastrointestinales, urológicas, endocrinas, reumatológicas, dermatológicas, mentales.
Otras causas que se pueden derivar del insomnio, el estilo de vida, la dificultad de mantener el sueño, y repercusiones diurnas tales como: la somnolencia, fatiga, falta de concentración, cambios de humor, cefaleas apneas, hiperventilación, síndrome de las piernas inquietas, parasomnias, para evitar estos recomendamos una serie de medidas higienizantes de cara al protocolo del sueño, y de esta manera cambiar los hábitos nocivos que hasta ahora hemos tenido al dormir, para daros una pequeña pincelada de estos hábitos, citaremos algunos, tales como: Otras causas que se pueden derivar del insomnio, el estilo de vida, la dificultad de mantener el sueño, y repercusiones diurnas tales como: la somnolencia, fatiga, falta de concentración, cambios de humor, cefaleas apneas, hiperventilación, síndrome de las piernas inquietas, parasomnias, para evitar estos recomendamos una serie de medidas higienizantes de cara al protocolo del sueño, y de esta manera cambiar los hábitos nocivos que hasta ahora hemos tenido al dormir, para daros una pequeña pincelada de estos hábitos, citaremos algunos, tales como:
<strong>1-</strong> Duerme sólo el tiempo necesario, ya que el volverse a dormir tras despertarse lo que provoca es una mala calidad del sueño posterior, al igual que permanecer tiempo innecesario en la cama. <strong>1-</strong> Duerme sólo el tiempo necesario, ya que el volverse a dormir tras despertarse lo que provoca es una mala calidad del sueño posterior, al igual que permanecer tiempo innecesario en la cama.
<strong>2-</strong> Evita la ingesta de alimentos 120 minutos antes de dormir, y las cenas copiosas, ya que, si estas con el estomago pesado, el proceso de la digestión y sus jugos gástricos entorpecen la limpieza del sueño, y su fluidez debido a los influjos energéticos y gastrointestinales que estos producen y evita la ingesta de alimentos pesados, procesados, carnes rojas, aditivos, por las noches. <strong>2-</strong> Evita la ingesta de alimentos 120 minutos antes de dormir, y las cenas copiosas, ya que, si estas con el estomago pesado, el proceso de la digestión y sus jugos gástricos entorpecen la limpieza del sueño, y su fluidez debido a los influjos energéticos y gastrointestinales que estos producen y evita la ingesta de alimentos pesados, procesados, carnes rojas, aditivos, por las noches.
<strong>3-</strong> El colchón ha de ser firme, la almohada a libre elección, pero si se utiliza ha de adaptarse a al espacio entre cuello y nuca, hay infinitud de opciones, y composiciones, actualmente, para este menester. <strong>3-</strong> El colchón ha de ser firme, la almohada a libre elección, pero si se utiliza ha de adaptarse a al espacio entre cuello y nuca, hay infinitud de opciones, y composiciones, actualmente, para este menester.
<strong>4-</strong> La ropa de cama, y los pijamas aconsejamos sean de materiales naturales, algodones, linos, sedas, lanas, no de mezclas sintéticas. <strong>4-</strong> La ropa de cama, y los pijamas aconsejamos sean de materiales naturales, algodones, linos, sedas, lanas, no de mezclas sintéticas.
<strong>5-</strong> Darse una ducha antes de dormir, esto estimula que nuestro campo energético se reactive y descanse, si es posible con alternancia de agua caliente y fría, o sólo fría. <strong>5-</strong> Darse una ducha antes de dormir, esto estimula que nuestro campo energético se reactive y descanse, si es posible con alternancia de agua caliente y fría, o sólo fría.
<strong>6-</strong> La oscuridad del dormitorio, evitar contaminación lumínica, interruptores, aparatos con luces rojas y azules, etc. <strong>6-</strong> La oscuridad del dormitorio, evitar contaminación lumínica, interruptores, aparatos con luces rojas y azules, etc.
<strong>7-</strong> Evitar tener la cabeza cerca de enchufes y aparatos eléctricos. <strong>7-</strong> Evitar tener la cabeza cerca de enchufes y aparatos eléctricos.
<strong>8-</strong> No ver la televisión en la cama, evitar el uso del móvil, ordenador, tableta o tecnología mínimo 90 minutos antes de dormir, o películas de violencia, de esta manera la glándula pineal, y especialmente la ínsula, se evita que esté sobreestimulada antes tales entretenimientos contraproducentes para su relajación. <strong>8-</strong> No ver la televisión en la cama, evitar el uso del móvil, ordenador, tableta o tecnología mínimo 90 minutos antes de dormir, o películas de violencia, de esta manera la glándula pineal, y especialmente la ínsula, se evita que esté sobreestimulada antes tales entretenimientos contraproducentes para su relajación.
<strong>9-</strong> Estar hidratado antes de dormir, y beber al despertar para evitar la deshidratación celular de la noche, y se deben hacer nuestras necesidades antes de dormir para poder dormir de tirón toda la noche, recomendamos alguna infusión relajante: manzanilla natural, tila, artemisa, poleo, para ayudar a dormir. <strong>9-</strong> Estar hidratado antes de dormir, y beber al despertar para evitar la deshidratación celular de la noche, y se deben hacer nuestras necesidades antes de dormir para poder dormir de tirón toda la noche, recomendamos alguna infusión relajante: manzanilla natural, tila, artemisa, poleo, para ayudar a dormir.
<strong>10-</strong> Forma de despertarse recomendamos no utilizar tecnología practicar y que el cuerpo nos despierte solos, a la hora que hayamos decidido y así lo hará, solo es cuestión de entreno, yo hace años que lo práctico y dar las gracias por un día más en la tierra para experimentar sentimientos, emociones y experiencias, lindas y de paz que nos hagan mejores personas para bien y evolución de la nueva raza humana que ya se encuentra en el planeta. <strong>10-</strong> Forma de despertarse recomendamos no utilizar tecnología practicar y que el cuerpo nos despierte solos, a la hora que hayamos decidido y así lo hará, solo es cuestión de entreno, yo hace años que lo práctico y dar las gracias por un día más en la tierra para experimentar sentimientos, emociones y experiencias, lindas y de paz que nos hagan mejores personas para bien y evolución de la nueva raza humana que ya se encuentra en el planeta.
&nbsp; &nbsp;
Categories Categories
Salud Salud
Article type Article type
Tags Tags
Salud Salud
Author byline Author byline
Yes Yes
Has hero Has hero
Yes Yes
Hero Alignment Hero Alignment
full full
Hero Image URL Hero Image URL
Featured Image URL Featured Image URL
Sources Sources
<p>1. <a href="https://www.google.com/search?q=1.+The+ICD-10+Classification+of+Mental+and+Behavioural+Disorders+CIE-10%3A+Clinical+descriptions+and+diagnostic+guidelines.+World+Health+Organization.1992.&amp;oq=1.+The+ICD-10+Classification+of+Mental+and+Behavioural+Disorders+CIE-10%3A+Clinical+descriptions+and+diagnostic+guidelines.+World+Health+Organization.1992.&amp;aqs=chrome..69i57&amp;sourceid=chrome&amp;ie=UTF-8">The ICD-10 Classification of Mental and Behavioural Disorders CIE-10: Clinical descriptions and diagnostic guidelines, World Health Organization, 1992. </a></p> <p>1. <a href="https://www.google.com/search?q=1.+The+ICD-10+Classification+of+Mental+and+Behavioural+Disorders+CIE-10%3A+Clinical+descriptions+and+diagnostic+guidelines.+World+Health+Organization.1992.&amp;oq=1.+The+ICD-10+Classification+of+Mental+and+Behavioural+Disorders+CIE-10%3A+Clinical+descriptions+and+diagnostic+guidelines.+World+Health+Organization.1992.&amp;aqs=chrome..69i57&amp;sourceid=chrome&amp;ie=UTF-8">The ICD-10 Classification of Mental and Behavioural Disorders CIE-10: Clinical descriptions and diagnostic guidelines, World Health Organization, 1992. </a></p>
<p>2. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11772681">Smith MT, Perlis ML, Park A, Smith MS, Pennington J, Giles DE, Buysse DJ. Comparative meta-analysis of pharmacotherapy and behavior therapy for persistent insomnia. Am J Psychiatry 2002; 159: 5-11. </a></p> <p>2. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11772681">Smith MT, Perlis ML, Park A, Smith MS, Pennington J, Giles DE, Buysse DJ. Comparative meta-analysis of pharmacotherapy and behavior therapy for persistent insomnia. Am J Psychiatry 2002; 159: 5-11. </a></p>
<p>3. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9417012">Nowell PD, Mazumdar S, Buysse DJ, Dew MA, Reynolds CF 3rd, Kupfer DJ. Benzodiazepines and zolpidem for chronic insomnia: a meta-analysis of treatment efficacy. JAMA 1997; 278: 2170-2177.</a></p> <p>3. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9417012">Nowell PD, Mazumdar S, Buysse DJ, Dew MA, Reynolds CF 3rd, Kupfer DJ. Benzodiazepines and zolpidem for chronic insomnia: a meta-analysis of treatment efficacy. JAMA 1997; 278: 2170-2177.</a></p>
<p>4. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11388588">Roth T. New developments for treating sleep disorders. J Clin Psychiatry 2001; 62 (S10): 3-4.</a></p> <p>4. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11388588">Roth T. New developments for treating sleep disorders. J Clin Psychiatry 2001; 62 (S10): 3-4.</a></p>
<p>5. <a href="https://www.todocoleccion.net/libros/no-te-rindas-ante-trastornos-sueno-julio-bobes-garcia~x52195223">Bobes J. No te rindas ante los trastornos del sueño. Ed. Rialp, 1992.</a></p> <p>5. <a href="https://www.todocoleccion.net/libros/no-te-rindas-ante-trastornos-sueno-julio-bobes-garcia~x52195223">Bobes J. No te rindas ante los trastornos del sueño. Ed. Rialp, 1992.</a></p>
<p>6. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15746509">Benca RM. Diagnosis and treatment of chronic Insomnia: A review. Psychiatric Serv 2005; 56: 332-343.</a></p> <p>6. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15746509">Benca RM. Diagnosis and treatment of chronic Insomnia: A review. Psychiatric Serv 2005; 56: 332-343.</a></p>
<p>7. <a href="https://www.academia.edu/22473616/Tratado_de_psiquiatr%C3%ADa_-_Robert_E._Hales">Hales RE, Stuart YY, Talbott YA. The American Psychiatric Press. Textbook of Psychiatry. Publicada por la American Psychiatric press, Inc. de Washington. Tercera edición española de la tercera edición de la obra original en lengua inglesa, 2000.</a></p> <p>7. <a href="https://www.academia.edu/22473616/Tratado_de_psiquiatr%C3%ADa_-_Robert_E._Hales">Hales RE, Stuart YY, Talbott YA. The American Psychiatric Press. Textbook of Psychiatry. Publicada por la American Psychiatric press, Inc. de Washington. Tercera edición española de la tercera edición de la obra original en lengua inglesa, 2000.</a></p>
<p>8. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3480567/">Diagnostic Classification Steering Committee of the America Sleep Disorders Association. International classification of sleep disorders-diagnostic and coding manual. Rochester (MN): American Sleep Disorders Association, 1990</a>.</p> <p>8. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3480567/">Diagnostic Classification Steering Committee of the America Sleep Disorders Association. International classification of sleep disorders-diagnostic and coding manual. Rochester (MN): American Sleep Disorders Association, 1990</a>.</p>
<p>9. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16762807">Hornyak M, Feige B, Riemann D,Voderholzer U. Periodic leg movements in sleep and periodic limb movement disorder: prevalence, clinical significance and treatment. Sleep Med Rev 2006; 10: 169-177.</a></p> <p>9. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16762807">Hornyak M, Feige B, Riemann D,Voderholzer U. Periodic leg movements in sleep and periodic limb movement disorder: prevalence, clinical significance and treatment. Sleep Med Rev 2006; 10: 169-177.</a></p>
<p>10. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7846462">Buysee D, Reynolds C, Kupfer D, Thorpy MJ, Bixler E, Manfredi R et al. Clinical diagnosis in 216 insomnia patients using the International Classification of Sleep Disorders (ICSD), DSM-IV, and ICD-10 categories: a report from the APA/NIMH DSM-IV field trial. Sleep 1994; 17: 630-637.</a></p> <p>10. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7846462">Buysee D, Reynolds C, Kupfer D, Thorpy MJ, Bixler E, Manfredi R et al. Clinical diagnosis in 216 insomnia patients using the International Classification of Sleep Disorders (ICSD), DSM-IV, and ICD-10 categories: a report from the APA/NIMH DSM-IV field trial. Sleep 1994; 17: 630-637.</a></p>
<p>11. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15226287">Ringdahl EN, Pereira SL, Delzell JE. Treatment of primary insomnia. J Am Board Fam Pract. 2004 ;17: 212-219.</a></p> <p>11. <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15226287">Ringdahl EN, Pereira SL, Delzell JE. Treatment of primary insomnia. J Am Board Fam Pract. 2004 ;17: 212-219.</a></p>
<p>12. <a href="https://www.researchgate.net/publication/228349690_El_insomnio_The_insomnia">Meyer TJ. Evaluation and management of insomnia. Hosp Pract (Minneap) 1998; 33; 75-78, 83-86.</a></p> <p>12. <a href="https://www.researchgate.net/publication/228349690_El_insomnio_The_insomnia">Meyer TJ. Evaluation and management of insomnia. Hosp Pract (Minneap) 1998; 33; 75-78, 83-86.</a></p>
<p>13. <a href="https://www.amazon.es/Alma-Esp%C3%ADritu-S-I-Felas-Richard/dp/8476270518">Felas du Richard. Sl, Alma y Espíritu, Editorial Luis Cárcamo, 1989</a>.</p> <p>13. <a href="https://www.amazon.es/Alma-Esp%C3%ADritu-S-I-Felas-Richard/dp/8476270518">Felas du Richard. Sl, Alma y Espíritu, Editorial Luis Cárcamo, 1989</a>.</p>
<p>14. <a href="http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&amp;pid=S1137-66272007000200011">F. Sarrais, P. de Castro Manglano ,Departamento de Psiquiatría y Médica. Clínica Universitaria de Navarra.</a></p> <p>14. <a href="http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&amp;pid=S1137-66272007000200011">F. Sarrais, P. de Castro Manglano ,Departamento de Psiquiatría y Médica. Clínica Universitaria de Navarra.</a></p>
<p>P15. <a href="https://rumboalaexcelencia.com/insomnio-amigo-indeseable-video/" rel="nofollow">https://rumboalaexcelencia.com/insomnio-amigo-indeseable-video/</a></p> <p>P15. <a href="https://rumboalaexcelencia.com/insomnio-amigo-indeseable-video/" rel="nofollow">https://rumboalaexcelencia.com/insomnio-amigo-indeseable-video/</a></p>

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico