portada-TOTOABA

Totoaba, el pez que deja millones de dólares en el mercado negro chino


Con información de InSight Crime,

La totoaba, también conocida como corvina blanca, es un pez que llega a medir hasta dos metros de largo, es originario de las costas del Golfo de California, México. Actualmente, esta especie marina se encuentra en peligro de extinción a causa de su caza ilegal.

La totoaba tiene una vejiga natatoria, denominada “buche”, que es altamente demandada en el mercado negro de China por el su uso exclusivo y lujoso, su consumo en la gastronomía es considerada todo un manjar. Además, las vejigas natatorias son utilizadas por sus beneficios medicinales.

El kilo de “buche” puede valer entre 20 mil y 80 mil dólares en el mercado negro.

De acuerdo con el reporte de Elephant Action League (EAL), existen tres posibles criminales en México detrás del comercio de totoaba, relacionados directa o indirectamente con el narcotráfico. El informe señala que un traficante de totoaba pagó al Cartel de Tijuana para que pudiera desplazar las vejigas natatorias por las áreas bajo su dominio.

“Buches” decomisados en 2018, Foto obtenida de Twitter.

Asimismo, un operador del Cartel de Sinaloa fue arrestado el año pasado por tráfico de drogas y totoaba. Sus vínculos con el grupo criminal facilitaron el tránsito de las vejigas natatorias a Asia, según informó el periódico “El Universal”.

El modus operandi apunta que los traficantes de la totoaba, aprovechan las condiciones económicas de los pescadores locales, como los pueblos de San Felipe y Santa Clara, que reciben un pago mucho más elevado que a lo que comúnmente ganarían. Después de cazar a la totoaba, llevan las vejigas del pescado crudas a ciudades como Tijuana y Mexicali, donde los comerciantes chinos se encargan de secarlas, procesarlas y finalmente contrabandearlas al sur de China.

Por más de diez años, funcionarios de protección de la vida silvestre del gobierno de China y México, así como la participación de organizaciones civiles y ambientalistas, no han podido reducir la caza furtiva de la totoaba, al contrario, ha incrementado gravemente.

En diciembre de 2018, un operativo llevado a cabo por funcionarios chinos de aduanas, permitió la incautación de 444 kilos de “buches”  secos de totoaba, con un valor estimado de $26 millones de dólares, dejando prueba de lo lucrativo e inmenso que es el comercio ilegal de vida silvestre.

Actualmente existen muchos animales acuáticos que están en peligro de extinción por culpa de la caza ilegal para vender sus partes, tal es el caso de las aletas de tiburón, un kilogramo cuesta alrededor de 700 dólares, dejando una ganancia de $100 dólares para los pescadores de Perú o Ecuador.

Mientras siga habiendo consumidores dispuestos a pagar grandes cantidades de dinero para adquirir la vejiga natatoria, la sobrepesca de totoaba seguirá alimentado el comercio, ofreciendo oportunidades para las redes criminales chinas y mexicanas.

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico