planchado-de-senos

Planchado de senos, una práctica deshumanizada que aún sigue vigente


El planchado de senos es una práctica que se ha llevado a cabo en miles de niñas de África Occidental con la finalidad de que las menores sean menos atractivas al género masculino y por ende no sufran de abusos o agresiones sexuales.

Lamentablemente esta práctica llegó de la mano de algunas familias a otros países europeos a tal grado que el Sindicato Nacional de Educadores de Reino Unido, hizo una petición de clases sobre concientización del tema, para que sean incluidas y difundidas en las escuelas con el objetivo de proteger a las menores.

¿Cómo se realiza?

El procedimiento es uno de los más atroces y lo aplica en secreto la madre o la pariente mujer más próxima de la niña que es sometida a dolores brutalmente fuertes provocados por las sesiones que pueden llegar a realizarse diariamente por hasta seis meses.

Como es de suponerse, esta práctica se lleva a cabo en la edad de desarrollo físico que va entre los ocho y 14 años, que trae graves consecuencias  físicas y emocionales.

Para su aplicación se utilizan instrumentos como piedras calientes que se colocan bajo presión en sus pechos por varios minutos y después les amarran vendas, telas o gasas para que mantengan presionada esa parte del cuerpo.

Además de las quemaduras, el planchado de senos puede llegar a provocar en las jóvenes y niñas infecciones, quistes, deformidades e incluso la destrucción de las glándulas mamarias, lo que imposibilita la práctica de la lactancia materna.

Algunas víctimas han dicho que sus madres no les dejaban quejarse ni llorar durante los procedimientos, sin importar el dolor que llegaran a sentir, incluso muchas mujeres consideraban que si lo hacían traían vergüenza a la familia por no ser una mujer fuerte.

En Camerún, Benín, Nigeria, Chad, Togo o Guinea es normal este método de “protección” y regularmente una de cada 10 mujeres lo ha padecido, mientras que en  Reino Unido las cifras ascendieron a 1.000  víctimas de planchado de senos.

Lo impresionante es que muchas mujeres aún desconocen que este tipo de prácticas y tortura no es normal y varias  lo han descubierto muchos años después al notar la diferencia de su cuerpo con el de otras mujeres.

Actualmente existe una notable preocupación porque las personas que trabajan con menores aprendan a identificar esta práctica y salvar la infancia de las niñas.

“Si mis profesores supieran de este problema, tal vez podrían haber ayudado a mi hermana o a mí con esto”, comentó una víctima a BBC.

Hasta ahora no existe una norma específica que prohíba o castigue el planchado de senos, una práctica que es considerada una forma de abuso infantil en la Unión Europea y en Reino Unido.

Para algunos especialistas esta práctica es considerada como un “crimen oculto” debido a la falta de denuncias porque las mujeres temen ser expulsadas de sus comunidades, pero es necesario que sepan que esto es un abuso.

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico