Savchuk

¿Qué descubrió Savchuk en la fábrica de trolls rusos?


Lyudmila Savchuk vivía y trabajaba como periodista independiente en San Petersburgo, Rusia, mientras era activista en defensa de temas relacionados con el medio ambiente y la preservación de las ciudades.  En 2015 ya había notado que existían varios sitios webs y perfiles en redes sociales que realizaban ataques constantes contra los opositores de la urbe donde vivía. Luego escuchó rumores sobre la Agencia de Investigación de Internet o IRA, supo que estaban contratando escritores y decidió integrarse al equipo.

“Quería entrar allí para ver cómo funcionaba (…) Pero lo más importante era ver si había alguna manera de detenerlo”, confesó después.

Mientras caminaba los pasillos del edificio Savushkina 55, Savchuk se dio cuenta de que había cámaras en todas partes. Llegó hasta allí para una entrevista de trabajo porque la contratarían como bloguera.

Savchuk descubrió que el IRA era un proyecto del Kremlin y lo dirigía Evgeny Prigozhin. También explicó que estaba dividido en diferentes “departamentos”: la división de noticias, los sembradores de redes sociales y un grupo dedicado a producir memes visuales conocidos como “desmotivadores”.

A pesar de la división del trabajo, el contenido era notablemente uniforme. Los Estados Unidos, la Unión Europea, el gobierno de Ucrania y la oposición de Rusia eran objetivos regulares para el desprecio, según publica el portal Business insider.

Savchuk también explicó que cada troll tenía una cuota que cubrir en su horario de trabajo. Laboraban por turnos porque la fábrica no se detenía nunca.

Finalmente, ella solo estuvo allí durante dos meses, tiempo que aprovechó para estudiar las rutinas de trabajo y luego publicar toda la información en un periódico local.

Incluso demandó al IRA frente a la corte rusa, en 2015, pero su victoria solo fue simbólica: se le acusó a la entidad de violar el código laboral. Sin embargo, Ivan Pavlov, abogado de derechos humanos que representó a Savchuk en el caso, reconoció la importancia de este hecho para que la agencia “saliera de las sombras”.

En 2017, el diario The Washington Post publicó que 126 millones de personas pudieron haber visto en Facebook contenidos producidos por agentes rusos durante el periodo electoral presidencial estadounidense. Además, Twitter identificó 2.572 cuentas controladas por agentes rusos y 36.000 cuentas falsas controladas por programas de software que durante la campaña presidencial rusa tuiteraron hasta en 1,4 millones de ocasiones, según publica el portal El Periódico.

Pero a pesar de que fue Savchuk quien destapó toda la verdad, su perfil en Facebook también fue bloqueado y así se mantiene hasta el presente, sin que ella haya logrado explicaciones al respecto. Mientras, investigaciones recientes afirman que el imperio mediático de Prigozhin y sus contratos gubernamentales han crecido de manera exponencial desde que el IRA fue expulsado de las sombras, publica Business insider.

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico