Marielle_Porto

Brasil: Un año después del asesinato de la concejala Marielle Franco


La noche del 14 de marzo de 2018, Marielle Franco, concejala en Río de Janeiro, Brasil, fue asesinada a tiros dentro de su vehículo. A dos días de su aniversario luctuoso, dos ex policías fueron arrestados este martes. Aparentemente su muerte tiene tintes políticos.

Franco era activista por los derechos de la comunidad LGBTQ  (Lesbiana, Gay, Bisexual, Trans y Queer) en Río de Janeiro. La concejala y su chofer, Anderson Pedro Gomes, recibieron disparos mientras se transportaban en su vehículo al salir de un evento sobre derechos y empoderamiento de las mujeres. La secretaria de prensa de Franco, Fernanda Chaves, también estaba en el auto,fue la única sobreviviente del ataque.

Este jueves, Ronnie Lessa y Elcio Vieira de Queiroz, ex oficiales de la policía militar, fueron acusados ​​de estar involucrados en el crimen. En un comunicado de prensa, los fiscales dijeron que Lessa disparó contra el automóvil de Franco al menos nueve veces, mientras Queiroz conducía. “Es indiscutible que Marielle Francisco da Silva fue, en concreto, ejecutada debido a sus acciones políticas en defensa de las causas por las que luchó”, dicta el comunicado. Agregaron que el crimen fue planeado tres meses antes de la noche del asesinato.

Símbolo de la resistencia contra las violaciones de los derechos de las minorías en la ciudad, Marielle Franco fue una concejala popular del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) en el momento de su muerte; era la única mujer negra en el ayuntamiento de Río, de un total de 51 miembros. Nacida y criada en uno de los barrios marginales más grandes de Río de Janeiro, Favela da Maré. Con 38 años de edad, la carrera política de Franco se definió por la defensa de los derechos de las minorías, aquellas a las que pertenecía siendo afro-brasileña, homosexual y madre soltera de una familia de bajos ingresos.

En 2016, Marielle fue elegida para el consejo de la ciudad de Río de Janeiro. Fue su primera vez como candidata y terminó siendo la quinta concejala más votada en la elección del mismo año. En su corto mandato, era conocida por hablar contra los abusos de la policía y las fuerzas militares que ocupaban la ciudad. Un día antes de su asesinato, Marielle usó Twitter para protestar contra la muerte de un joven más en los barrios pobres de Río, quien recibió un disparo de la policía cuando regresaba a casa después de la iglesia. Su postura abierta llevó a muchos partidarios a creer que su asesinato fue motivado por intereses políticos.

En los días posteriores a su muerte, decenas de miles de personas en todo Brasil se reunieron en las calles para protestar y lamentar su asesinato. En otras ciudades importantes de todo el mundo como Buenos Aires, Dublín, Nueva York y Barcelona, ​​también hubo protestas. Asimismo los brasileños acudieron a las redes sociales, alcanzando el primer lugar en temas de tendencia mundial (Trend Toppic) en Twitter.

Durante los primeros meses del 2019, en el desfile de Carnaval, dos de las principales escuelas de samba en Río de Janeiro rindieron homenaje a Franco. De la misma forma, durante las marchas en conmemoración del Día Internacional de la Mujer de la semana pasada, su nombre apareció en distintos carteles con la leyenda: “¿Quién ordenó el asesinato de Marielle?”. A un año del tiroteo, los partidarios de Marielle y  activistas de los derechos humanos se reunieron una vez más en las calles. Las manifestaciones fueron realizadas en varias ciudades de Brasil y otras partes del mundo para dar un mensaje claro: la gente no olvida a Marielle Franco.

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico