Truck-on-fire

Posiblemente los camiones de ayuda no fueron quemados por Maduro


El 22 de febrero, un camión de ayuda humanitaria proveniente de Estados Unidos se incendió cuando intentaba atravesar la frontera venezolana con misteriosas cajas con clavos y alambres para construir barricadas.

Todos los gobiernos y medios de comunicación opositores al actual gobierno venezolano, encabezado por Maduro, lo acusaron de incendiar a propósito los camiones con ayuda humanitaria.

El 25 de febrero, se publicó un video en la red que mostraba al camión de ayuda siendo en realidad incendiado por un cóctel molotov lanzado por un manifestante pro estadounidense perteneciente al grupo de los guarimberos.

Dos semanas después, The New York Times finalmente reveló que todo lo dicho mediáticamente acerca de la relación entre el régimen de Maduro y el incendio de ayuda humanitaria fue un engaño.

La narrativa parecía encajar con el gobierno autoritario de Venezuela: las fuerzas de seguridad, por orden del presidente Nicolás Maduro, habían incendiado un convoy de ayuda humanitaria, ya que millones en su país sufrían de enfermedades crónicas y hambruna.

Al respecto, el  vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, escribió que “el tirano bailó en Caracas mientras sus secuaces quemaban camiones llenos de alimentos y medicina”, mientras el Departamento de Estado publicó un video que decía que Nicolás Maduro había ordenado que se quemaran dichos vehículos.

Por su parte, la oposición de Venezuela detuvo las imágenes de la ayuda en llamas, reproducidas en docenas de sitios de noticias y pantallas de televisión en toda América Latina, como evidencia de la crueldad de Maduro.

Pero hay un problema: la oposición en sí misma, no los hombres de Maduro, parece haber incendiado la carga.

El material inédito obtenido por The New York Times y las cintas previamente publicadas, incluidas las imágenes liberadas por el gobierno colombiano, que culpó a Maduro por el incendio, permitieron una reconstrucción del incidente. El informe sugiere que un cóctel Molotov lanzado por un manifestante antigubernamental fue el desencadenante más probable del incendio.

Después de que el camión fuera destruido, el gobierno colombiano envió imágenes de CCTV desde el puente a funcionarios estadounidenses y periodistas colombianos, de acuerdo con los propios funcionarios y periodistas que los recibieron.

Las imágenes fueron editadas para mostrar círculos alrededor de las fuerzas de seguridad venezolanas arrojando recipientes de gas lacrimógeno, que explotan en el impacto, hacia el convoy de ayuda. Imágenes posteriores muestran que el camión se convirtió en humo, lo que implica que fueron los funcionarios venezolanos los responsables.

Pero las imágenes distribuidas por el gobierno colombiano eliminan el período de 13 minutos antes de que comenzara el incendio. Funcionarios de la oficina del Sr. Duque no publicaron el video completo luego de repetidas solicitudes de The Times.

Los manifestantes que lanzaron cócteles Molotov desde el puente insistieron en que las fuerzas de Maduro, no sus bombas caseras, causaron el incendio.

El joven José Quevedo, de 23 años, dijo que había llegado a las 7 de la mañana de ese día y trató de convencer a los policías para que dejaran pasar la ayuda. “Pero luego vino otro grupo armado de colectivos”, dijo, refiriéndose a las pandillas alineadas con el gobierno.

Adalberto Rondón, otro lanzador de bombas en el puente ese día, dijo que fueron los guardias nacionales quienes encendieron el fuego.

La misma cuenta fue ampliamente recogida ese día por los funcionarios estadounidenses.

“Cada uno de los camiones quemados por Maduro llevaba 20 toneladas de alimentos y medicinas”, escribió el senador Marco Rubio en Twitter, repitiendo un reclamo publicado por una red de noticias colombiana que estaba en la escena. “Esto es un crimen y si el derecho internacional significa algo, debe pagar un alto precio por esto”, agregó.

El vocero de Rubio se contactó con The Times el sábado para hablar acerca de quién quemó los camiones y dijo en un comunicado que “Maduro es el único responsable de la destrucción de la ayuda humanitaria”.

Juan Guaidó, el líder de la oposición de Venezuela, ha sostenido fervientemente que la ayuda contenía medicamentos y que también fue quemada por el Sr. Maduro.

Cuando The Times se comunicó con el gobierno opositor venezolano el jueves para saber claramente acerca de la posible información contradictoria sobre lo que contenía el camión, Edward Rodríguez, portavoz del Sr. Guaidó, dijo que “no tenía la información exacta” y remitió preguntas a Gaby Arellano, una legisladora a cargo de la distribución de la ayuda.

La Sra. Arellano no pudo ser contactada para hacer comentarios la semana pasada. Pero cuando fue entrevistada por The Times en el puente poco después de que el camión se quemara el 23 de febrero, Arellano dijo que el camión no llevaba ningún medicamento.

“Había mascarillas, jeringas, guantes, las cosas que usas en una sala de operaciones”, dijo.

La Sra. Arellano también dijo que las fuerzas de seguridad de Maduro habían quemado el envío, con sus fuerzas lanzando recipientes de gas lacrimógeno que explotaron en el vehículo.

“Las bombas de gas lacrimógeno, cuando caen, lanzan una chispa”, dijo. “Dado que había cajas, cuando cayó la primera, incendió todo”.

Cuando se le preguntó si se había hecho a propósito, dijo: “No podría haber ninguna otra razón, ¿podría existir? El mundo está aquí, todo fue grabado en vivo por los medios de comunicación. Incluso hay videos donde se puede ver todo lo que sucede”.

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico