Peixoto_Mulher

Día de la Mujer: conozca ''A Coletiva''


En el ámbito de hoy siendo el Día Internacional de la Mujer, nuestra reportera se junto con A Coletiva (El Colectivo), una fuerza de la causa por la igualdad de género en Oporto, Portugal.

Es un grupo reciente y aún pequeño, pero ya ha causado impacto dentro de los círculos feministas de Portugal. Son parte de Rede 8 de março, una plataforma que une a grupos que defienden diversas causas sociales y organiza las protestas en el Día Internacional de la Mujer en todo Portugal. Su nombre es A Coletiva y defienden un tipo de feminismo interseccional y anticapitalista. Su base está en Oporto, pero también tienen conexiones en Coimbra, Braga, Vila Real y Lisboa.

Patrícia Martins, de A Coletiva, revela que “entre finales de 2015 y el 1 de mayo de 2017” algunas mujeres “formaron parte de Contrabando, un lugar asociativo donde se reunieron diferentes grupos y asociaciones, no solo para reuniones, sino también para debates y fiestas”. Patrícia describe Contrabando como un “espacio de contracultura en Oporto” conformado por una “red de activistas” diversificada, dado que “no se limitó a temas feministas, sino también al cambio climático, a personas sin hogar o el racismo”. El espacio terminó por cerrarse después de que el propietario no quisiera renovar el contrato de arrendamiento. “Dados los obstáculos que nos creó el problema de la vivienda en Oporto, no pudimos alquilar otro espacio, pero seguimos fortaleciendo nuestras iniciativas”, explica.

Carteles de protesta del movimiento. Foto: Adriana Peixoto.

A fines de 2016, hubo un llamado internacional de la organización para la Marcha de las Mujeres, una idea nacida en los Estados Unidos que tuvo lugar después de la inauguración de Trump en enero de 2017. “Desde que ya contamos con un grupo de activistas en Oporto conectadas con el feminismo. Decidimos crear reuniones abiertas para organizar una protesta “, revela Patrícia. “Creamos la plataforma Parar o Machismo, Construir a Igualdade (Detener el Machismo, Construir Igualdad), que sirvió para organizar movilizaciones específicas en torno a los derechos de las mujeres.

“Pensamos que el nombre era demasiado largo y no se ajustaba a nuestros propósitos, así que lo cambiamos a A Coletiva”, agregó.

El activismo

Prefieren el término “activismo” a “voluntariado”. “El activismo implica una acción más empoderada sobre lo que defendemos. Incluso si (el activismo) no es partidista, no deja de ser una causa política “, dice Patrícia. “Las personas relacionadas con A Coletiva ayudan en un régimen de voluntariado en el sentido de que no se les paga, pero dado que se trata de un colectivo y no de una asociación, el trabajo es informal”. El manejo es orgánico y no hay líderes o financiamiento. “Lo que hacemos es muchas veces una respuesta a las agendas sociales y mediáticas”, agrega.

La ineficacia de la prevención de la violencia, las controversias en torno al juez Neto de Moura (que citó la Biblia para justificar una sentencia de violencia doméstica en 2017), los juicios llevados a cabo por el tribunal de Oporto sobre la violencia doméstica y la violación y la reciente ley para combatir la brecha salarial son algunos de los temas más comentados sobre la igualdad de género en Portugal en este momento. Para Patrícia Martins, una de las prioridades debe ser “el tema de la violencia doméstica” porque es “estructural”. “También tenemos que ver el tema del trabajo, porque mientras que las mujeres son las personas que tienen salarios más bajos y menor acceso a los beneficios sociales”, habrá obstáculos para “la autonomía necesaria para que las mujeres abandonen las relaciones abusivas o incluso tengan tiempo para detenerlas y buscar ayuda”.

”Procesame #NetoMoura”, en referencia a las amenazas de demanda judicial por parte del juez apartado Neto Moura. Foto: Adriana Peixoto.

Respecto a las estrategias para difundir los ideales feministas, consideran que “todas son importantes” pero que “cada grupo elige cosas diferentes”. “Por ejemplo, A Coletiva no es una asociación que va a las escuelas para hablar sobre la igualdad de género porque creen que es tarea del Estado crear políticas públicas en el sistema educativo para esa educación. Usar esas asociaciones para eso termina siendo una forma de explotación”, agrega. El método utilizado con mayor frecuencia por el grupo es la protesta, que Patrícia Santos describe como “muy importante” porque “son una ocupación del espacio público y una forma de dar visibilidad a cosas que parecen muy privadas pero que en realidad son increíblemente colectivas y políticas”. “Usamos más ese tipo de acción porque es con la que nos relacionamos más”.

Miembros de A Coletiva preparando la protesta. Foto: Adriana Peixoto.

Como ayer fue el día del luto nacional por las víctimas de violencia doméstica (12 mujeres ya han muerto este año en Portugal), Patrícia es directa: “El responsable de hacer esa reacción social no es el gobierno, sino toda la sociedad. En este momento, el gobierno debería estar uniendo a todos los ministerios para descubrir cómo actuar con rapidez en relación con la violencia doméstica, no establecer fechas simbólicas, porque la fecha simbólica es hoy. Y lo simbólico es lo que hacen las asociaciones y los colectivos”.

Las luchas conectadas

La interseccionalidad de la causa feminista con otras luchas por la justicia social es también una parte fundamental de la filosofía de A Coletiva. “También es inevitable la cuestión del anti racismo”, comienza Patrícia. “No es posible hablar de una revolución de la conciencia social de lo que representan las mujeres en Portugal sin un cambio en el racismo estructural y, especialmente, una afirmación de los colectivos feministas para mujeres negras que existen y que, muy a menudo, se ignoran en comparación con otros grupos, como, por ejemplo, el nuestro. Cada miembro de A Coletiva en Oporto es una mujer blanca y eso les da “un privilegio que no todos los grupos feministas tienen”.

”El feminismo no es un privilegio, es igualdad”. Foto: Adriana Peixoto.

La oposición al capitalismo es otro de los pilares del grupo. “En el tema de la brecha salarial, no podemos simplemente mirar hacia arriba, tenemos que buscar en todas las capas sociales”, destaca Patrícia Martins. La desigualdad “tiene mucho que ver con el sistema económico que subyace en la forma en que vivimos y aprendemos a vivir, lo cual es muy injusto” y “perpetúa la esclavitud contemporánea”.

“Quienquiera que intente cambiar el sistema será visto como un radical por no cumplir con la norma”

La explosión en la popularidad del feminismo en los últimos años llevó al crecimiento de una oposición que frecuentemente califica la causa como innecesaria, autoritaria o demasiado radical. “En primer lugar, dentro del feminismo hay muchas facciones y el feminismo radical es una corriente de los años 70 que trataba sobre la necesidad de la participación política de las mujeres. Ese feminismo radical evolucionó y no nos identificamos con él tanto como lo hacemos con el feminismo anticapitalista”, aclara Patrícia. Más allá de esto, “ser radical significa ir a la raíz del problema y no solo adherirse a la punta del iceberg”.

“Cuando el feminismo es solo una palabra en una camisa de H&M o una cita en Instagram, la gente se preocupa muy poco y el capitalismo se apropia de la lucha para incluirla en lo fashion y ponerlo a la moda”, continúa Patrícia. Cuando un sistema crea “un porcentaje de personas que tienen mucho poder sobre los demás” y ese sistema es desafiado, “la reacción de quien se beneficia es distorsionar el mensaje que presenta la oposición… Hay una manipulación del mensaje feminista y de las mujeres que lo ponen en una agenda… Quienquiera que intente cambiar el sistema será visto como “radical” por no cumplir con la norma”, defiende.

La verdad es que no solo los hombres se declaran antifeministas. Recientemente, un artículo de opinión en el periódico Observador de la doctora y afiliada del CDS Joana Bento Rodrigues, provocó controversia al decir que “en general, a las mujeres no les importa ganar menos que sus esposos, incluso al contrario”, entre otras declaraciones. Cuando se le pregunta acerca de las mujeres que no se relacionan con la causa feminista, Patrícia Martins responde: “Primero, el texto es vil. La idea no es cautivar a personas específicas con la causa, porque aunque estamos hablando de una mujer (Joana Bento Rodrigues), es una mujer que se beneficia de una serie de privilegios que otros no tienen: ella es una doctora, ella viene. De un trasfondo socialmente favorable y políticamente activa. Necesitamos tener una mayoría social sobre los temas que nos interesan para que las personas que no están de acuerdo con nosotros, independientemente de que sean hombres o mujeres, tengan que ceder a nuestro proyecto de una sociedad más justa. No se trata de elegir a una persona específica y decir “tenemos que ponerla de nuestro lado”; Necesitamos traer mucha gente a nuestro lado. Al crear presión pública para el cambio, esas personas tienen que ceder”.

”No necesito besar a un sapo para ser mujer”. Foto: Adriana Peixoto.

“También hay mujeres sexistas. Mujeres y hombres son criados en el mismo sistema, no solo porque somos mujeres que tendremos acceso a enseñanzas feministas que los hombres no. Entonces, es natural que las mujeres también expresen actitudes e ideas sexistas porque así es como está el sistema”, concluye.

El futuro

Después de la huelga, ¿Qué están planeando? “Todavía estamos en los comienzos, pero estamos planeando un proyecto para el verano inspirado en la caravana feminista de la Marcha de las Mujeres. “Queremos llevar los debates relacionados con el feminismo al interior y al lado más rural del país y aprovechar los contactos que tenemos con las asociaciones para llevar los temas de los derechos de las mujeres a las aldeas pequeñas”.

Para terminar, según muchos miembros de A Coletiva, el Día Internacional de la Mujer es “un día para celebrar los derechos adquiridos y reclamar a todos los demás que aún faltan”.

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico