baston-de-mando-indigena-amlo-2018

Carmen Santiago, defensora del agua y guía espiritual de AMLO

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]

  1. Carmen Santiago Alonso lleva más de 20 años luchando por la defensa del territorio y las riquezas naturales de los pueblos y comunidades indígenas de Oaxaca. El 1 de diciembre ella le entregó el Bastón de Mando al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Cuando tomó protesta en el Zócalo el 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador recibió el Bastón de Mando de la defensora del agua Carmen Santiago.

Pero ¿quién es esta mujer indígena de Oaxaca?

Carmen Santiago es indígena zapoteca de los Valles Centrales de la entidad, de un poblado que se llama San Antonino Castillo Velasco, Ocotlán.

Es directora de la organización Flor y Canto, que defiende a comunidades originarias que luchan contra proyectos de infraestructura que atentan contra la tierra y el agua.

Ella fue la encargada de entregar el simbólico madero de ahuehuete y un exhorto al nuevo presidente.

“Queremos ser tomados y tomadas en cuenta en los planes que usted tenga durante estos seis años, le dije a Andrés Manuel”, expresa.

Es una respetada líder de los Valles Centrales de Oaxaca: durante más de 12 años, ella y su equipo han luchado contra mineras extranjeras y autoridades federales y estatales para defender el derecho de las comunidades zapotecas de administrar y cuidar el agua desde sus propios sistemas.

La labor de Carmen Santiago y su equipo es intrépida: han recibido amenazas, ataques, robos e intimidaciones para que entreguen sin chistar los recursos naturales de 16 comunidades indígenas oaxaqueñas a inversores mayoritariamente extranjeros, quienes suelen verse favorecidos por las autoridades.

Por ejemplo, Flor y Canto A.C. logró expulsar en 2013 de Magdalena Teitipac, un pueblo zapoteco de los Valles Centrales de Oaxaca, a la minera Plata Real, filial de la canadiense Linear Gold Corporation, demostrando que los trabajos de exploración de la trasnacional habían contaminado el río y los mantos freáticos de la comunidad con cianuro, arsénico y mercurio.

Pero el triunfo de la comunidad tuvo un alto costo humano: la minera Plata Real fabricó delitos para que los líderes del movimiento en defensa del territorio fueran arrestados. Se les acusó de homicidio y tras un largo juicio, Carmen Santiago y su equipo demostraron que eran cargos falsos y creados para intimidar a los defensores, según Flor y Canto A.C.

HOSTIGADA

En diciembre de 2014, la Red de Mujeres Activistas y Defensoras de Derechos Humanos de Oaxaca pidió a las autoridades federales que se garantizara la seguridad de Carmen Santiago Alonso, directora del Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto, a quien le robaron su vehículo el 9 de diciembre.

La red, que agrupa a 100 activistas y defensoras oaxaqueñas, envió una carta a la Secretaría de Gobernación y a la Procuraduría General de la República, entre otras instancias federales, para condenar el robo y pedir una investigación expedita al considerar que el hecho está relacionado con su labor humanitaria.

En la misiva, las activistas afirmaron que el robo es de particular gravedad porque imposibilita a la defensora y demás integrantes de su organización a desplazarse a las comunidades donde laboran, por ello criticaron que a pesar de la denuncia hasta la fecha la defensora no ha recibido respuesta satisfactoria.

“He sido desde hace más de 20 años una de las principales defensoras del derecho a la tierra y el territorio, en particular del derecho al agua. Defiendo el derecho a la consulta de las comunidades de Ocotlán y Zimatlán, en el estado de Oaxaca”, dice.

HACIENDO HISTORIA

“El Bastón de Mando es el símbolo de poder de las comunidades indígenas mexicanas y se entrega en la recepción de poderes a los mandatarios de cada pueblo, cabe mencionar que aunque se le ha hecho entrega a diversos funcionarios públicos a lo largo del territorio en diversas ocasiones, es la primera vez que las etnias de México convergen y entregan este símbolo de poder a un presidente de la república en un acto de recepción de poderes”, explica.

El bastón de mando, que también se incluye en diversas imágenes religiosas del país como la Virgen de Juquila, representa el compromiso y el conocimiento de los pueblos indígenas de México y este, plasma en el la cosmovisión de las comunidades del país.

Este bastón fue elaborado en madera de cedro por las manos artesanas de la etnia Mixe de San Pedro y San Pablo Ayutla en Oaxaca y fue entregado por Carmen Santiago.

CONFIANZA EN LA 4T

Para Carmen, AMLO ha sido el primer mandatario en tomar en cuenta la voz indígena.

Por ello, dijo que desde las organizaciones apoyarán los proyectos del gobierno “siempre y cuando tome en cuenta a las comunidades”.

Conmovida y emocionada, Carmen Santiago recuerda las palabras que le dijo a López Obrador:

“A nombre de todos los pueblos indígenas del país, hacemos entrega de este bastón sagrado que será su guía para gobernar nuestro país. Depositamos en sus manos el bastón de mando, que sirva para mandar obedeciendo al pueblo. Tenemos mucha esperanza de que México vivirá una transformación donde mis hermanos de los 68 pueblos originarios seamos tomados en cuenta en los planes que tenga en estos seis años. Le entregamos nuestra confianza y nuestro compromiso”.

 

Image information

  • Compartir
    Compartir
  • Temas

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico