Screen-Shot

Adolescente construye un reactor de fusión nuclear en su casa


Algunos niños pasan su tiempo en las redes sociales, otros niños pasan su tiempo jugando videojuegos. Pero al hablar de Jackson Oswalt de 14 años, eso queda atrás pues pasa su tiempo en un laboratorio trabajando en un reactor de fusión nuclear.

El adolescente de Memphis terminó su reactor y logró la fusión a la edad de 13 años. Los expertos lo consideran el más joven de Estados Unidos, quizás incluso del mundo para lograrlo.

Jackson construyó una máquina de acero formada por aspiradoras, bombas y cámaras capaces de destruir átomos a través de la fuerza de un centro de plasma caliente y humeante que libera una explosión de energía de fusión. Si alguna vez se ha preguntado cómo funcionan el sol y otras estrellas, el proceso dentro del reactor de fusión nuclear de Jackson es comparable.

Comenzó a trabajar en el reactor de fusión a los 12 años, después de concluir que no quería dedicar su tiempo libre únicamente a juegos como Fortnite, comenzó a buscar en internet cosas relacionadas con la energía nuclear porque eso es lo que más le interesaba. Sí, a los 12 años.

Durante su investigación, Jackson se encontró con Taylor Wilson, quien en 2008, con 14 años de edad, obtuvo el reconocimiento internacional como la persona más joven en lograr la fusión después de construir un reactor de fusión nuclear en el garaje de sus padres en Texarkana, Arkansas.

Jackson, como cualquier niño de 12 años, pensaría que al menos podría intentar batir el récord establecido por Wilson. Desde allí se puso a trabajar.

«El comienzo del proceso fue simplemente aprender acerca de lo que otras personas habían hecho con sus reactores de fusión», explicó el adolescente de buenos modales. «Después de eso, armé una lista de partes que necesitaba. Busqué esas partes de eBay principalmente y luego las partes que logré conseguir fuera de eBay, y que no eran exactamente lo que necesitaba, las tuve que modificar para poder hacer lo que necesitaba para mi proyecto».

La construcción del reactor de fusión nuclear no fue un nada fácil para Jackson. Convirtió una vieja sala de juegos en su casa de Memphis en un laboratorio funcional. Con el apoyo financiero de sus padres, gastó entre USD 8000 y USD 10 000 en el transcurso de un año recolectando las partes que necesitaba para construir su reactor de fusión nuclear, que aparentemente fue la parte fácil.

Poner el reactor de fusión en funcionamiento y probar si funcionaba fue el verdadero desafío. Ya que no hay exactamente un manual sobre cómo construir algo así, se basó en la prueba y el error y en el Open Source Fusor Research Consortium, un foro en línea para físicos aficionados, para asegurarse de que estaba tomando las medidas adecuadas para construir un reactor y lograr la fusión con éxito.

«Después de un tiempo, se volvió bastante simple darse cuenta de cómo todo funcionaba en conjunto, pero al principio fue sin duda adivinar un aspecto, memorizar lo que realmente significaba y luego pasar a un aspecto diferente», dijo Jackson. «Eventualmente, todas esas piezas del rompecabezas se juntaron para hacer un buen proyecto».

El padre de Jackson, Chris Oswalt, no entendía realmente en qué estaba trabajando su hijo. Para asegurarse de que Jackson estaba seguro, había expertos que hablaron con él sobre los peligros que implica trabajar en un reactor de fusión potencialmente mortal, como estar expuesto a altos niveles de radiación o ser electrocutado por los 50 000 voltios de electricidad que usa para calentar el plasma del reactor de fusión.

Fuera de sus preocupaciones de seguridad, Chris Oswalt estaba asombrado por lo que su hijo estaba tratando de hacer.

«Ser padre de alguien que estuvo tan motivado como él durante 12 meses fue realmente impresionante. Quiero decir que era genial todos los días; Todos los días aprendiendo algo diferente; todos los días fallando y observándolo trabajar a través de todas esas cosas», dijo.

A lo largo del proceso, Jackson publicó sus resultados en el Open Source Fusor Research Consortium hasta el punto en que pudo lograr la fusión el 19 de enero de 2018, horas antes de su 13º cumpleaños. En el caso de Jackson, eso significaba combinar dos átomos de gas deuterio en el núcleo de plasma del reactor de fusión que expulsó un neutrón a un dispositivo que lo ralentizó y detectó la fusión nuclear.

«Tienes que saltar a través de los aros correctos, y tenemos que creerte y ver lo que has hecho», dijo Richard Hull, de 72 años, un verificador del consorcio de investigación y administrador de su sitio web Fusor.net.

Hull, un ingeniero electrónico retirado de Richmond, Virginia, verificó los resultados de Jackson y de Wilson. Ahora considera a Jackson como el más joven de América, posiblemente el mundo, para lograr la fusión.

A mayor escala, los científicos aún tienen que descubrir cómo producir un reactor de fusión nuclear que, como el sol, sea capaz de liberar más energía de la que necesita para alimentar cosas como casas y edificios.

«Todavía estamos muy lejos de hacer que un reactor de fusión nuclear funcione para producir electricidad, así que puedes pensar en lo difícil que es hacer un reactor de fusión», dijo el Dr. Jingbiao Cui, profesor y director del departamento de Física de la Universidad de Memphis.

Con una mente joven como Jackson interesada en convertirse en un «ingeniero nuclear que trabaja en más proyectos como este», los científicos podrían resolver los problemas de los reactores de fusión más temprano de lo esperado.

 

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico