Captura-de-pantalla-2019-02-19-a-las-14.26.18-e1550608216255-960x500

México: utilizan garrafón de agua como casco de oxígeno para recién nacida


Un hospital en Sonora, estado ubicado al norte de México, ha provocado indignación y polémica luego de que circularan en redes sociales imágenes de una recién nacida a la que le colocaron un garrafón de agua como máscara de oxígeno.

Fue el pasado 11 de febrero, cuando Dalia de Valdivia madre de la menor, acudió al Hospital Comunitario en Magdalena de Kino, Sonora en plena labor de parto.

De acuerdo con testimonios ofrecidos a medios locales por José Luis Hernández y Noemí Hernández, esposo y suegra de la madre de la menor, le fue negado el ingreso al hospital por personal médico argumentando falta de cupo.

“Mi hijo me empieza a poner mensajes donde le están diciendo que ya no hay cupo en el centro de salud, que le dijeron que se fuera, que no había camas y pues que no la podían atender”, comentó la abuela de la bebé.

A pesar de la insistencia por parte de los familiares, el personal del hospital comunitario le negó el acceso a Dalia y la bebé nació adentro de un vehículo en condiciones de frío y viento, lo que obligó a la familia a regresar al hospital para pedir nuevamente la atención.

Fue en redes sociales que la abuela de la menor relató que por las condiciones en las que nació, la bebé desarrolló “un cuadro de neumonía” que obligó al personal del hospital a recibirla y meterla en una incubadora.

Sin embargo, ante la falta de insumos para su atención, personal médico decidió improvisar un casco cefálico empleado para la oxigenación en recién nacidos, con un garrafón de agua de 20 litros que fue cortado a la mitad y perforado para introducir un tubo de oxígeno y conectarlo a la menor.

“Desconozco totalmente cuál es el equipo que tengan. A mí me impactó mucho ver esas fotos que me estaban mandando”, contó la abuela de la menor a medios locales.

Foto: El Universal.

Tras la polémica generada, la Secretaría de Salud de Sonora justificó al personal médico, argumentando que tuvieron que improvisar el casco de oxígeno con el garrafón para salvaguardar la vida de la bebé, pues el resto del equipo se encontraba en uso.

“No se usó como incubadora, sino se utilizó como casco cefálico que es un instrumento que es utilizado para la administración de oxígeno suplementario. Esta niña tiene una apnea transitoria del recién nacido, es un padecimiento relativamente común. Reconozco y aplaudo la pericia de los médicos que ahí laboran para salvar la vida de esta bebé”, señaló Dénica Cruz Loustaunau, de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

Por su parte, la gobernadora de la entidad mexicana, Claudia Pavlovich, quien calificó de “inadmisible lo ocurrido en el Hospital Comunitario de Magdalena”, ordenó la separación inmediata del cargo de la directora del hospital comunitario de Magdalena de Kino, Rebeca Villa Morales.

La Secretaría de Salud precisó en su comunicado que “agotarán todas las instancias para saber cómo sucedieron los hechos y fincar las responsabilidades necesarias, en dado caso de que haya ocurrido una mala atención”.

Asimismo, informaron que tanto la pequeña cuyo peso es de 3 kilográmos y 700 gramos, como su madre, fueron dadas de alta el pasado jueves 14 de febrero.

EL DEBATE

De acuerdo con datos proporcionados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), como parte de su informe de los Indicadores en Salud 2017, la situación en México es crítica.

“México tiene 2.4 médicos por cada mil habitantes, en relación con 3.4 en promedio en la OCDE, y cuenta con menos de un tercio del número de enfermeros/as y camas de hospital por cada mil habitantes de la OCDE”.

Lo que quiere decir que por cada mil habitantes en México, existen únicamente tres doctores y  en promedio, hay una cama para cada mil mexicanos.

Destaca también que las instituciones públicas de salud en México, como son el IMSS, ISSSTE y Seguro Popular, en conjunto tienen únicamente 24.6 por ciento del total de unidades hospitalarias que hay en el país (el resto son hospitales privados)  y atienden aproximadamente a 99 millones de personas, de acuerdo con cifras del Coneval. 

Aún más desalentador el panorama para zonas rurales, pues el 97.7 por ciento de las unidades para hospitalización se encuentran en los espacios urbanos, mientras que en las regiones rurales, como es el caso de la comunidad de Magdalena de Kino en Sonora, cuentan con menos del 5 por ciento de los hospitales.

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico