Donald_J._Trump_at_Marriott_Marquis

La deuda nacional de EE. UU. supera los $ 22 trillones por primera vez en la historia


La deuda nacional de los Estados Unidos ha superado los $ 22 billones por primera vez en la historia, según cifras diarias publicadas por el Departamento del Tesoro el martes.

La deuda se ha incrementado en más de $ 2 mil millones en los dos años desde que el presidente Trump asumió el cargo en enero de 2017, cuando la deuda ascendía a $ 19.9 mil millones. Superó los $21 mil millones por primera vez en la historia en marzo de 2018. Bajo el gobierno de Obama, la deuda nacional creció de $ 10.6 mil millones a $ 19.9 mil millones, un aumento que atrajo críticas de los republicanos.

En una entrevista con el Washington Post en 2016, el Sr. Trump prometió eliminar la deuda nacional “durante un período de ocho años”. El principal asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, quien se unió a la Casa Blanca después de que el presidente dijo que eliminaría la deuda, dijo a CBS News el mes pasado que Trump probablemente no quería decir que eliminaría la deuda por completo.

“No sé, ya sabes, no estaba allí, leí algo de esto. Creo que se refería realmente a que detendría el alza como una carga para la economía”, dijo Kudlow en enero.  “En otras palabras, para mí, la medida no lo es, qué es el déficit o esto o aquello. Es como una parte del PIB. Esa es su carga para la economía. Y diría que es y seguirá siendo tan baja como Una carga para la economía”.

Pero la proporción de deuda a PIB también ha aumentado, algo que es inusual en una economía fuerte. En junio de 2018, la Oficina de Presupuesto del Congreso dijo en un informe que el nivel de deuda como porcentaje del PIB había alcanzado sus niveles más altos desde la Segunda Guerra Mundial.

Michael Peterson, CEO de la Fundación Peter G. Peterson, un grupo de expertos en política fiscal, dijo que el hito del martes es solo “la última señal de que nuestra situación fiscal no solo es insostenible, sino que también se está acelerando”.

“Nuestra creciente deuda nacional es importante porque amenaza el futuro económico de todos los estadounidenses”, dijo Peterson en un comunicado. “A medida que tomamos prestados trillón tras trillón, los costos de interés afectarán a nuestra economía y harán que sea más difícil financiar inversiones importantes para nuestro futuro … Para construir el futuro sólido y estable que queremos para Estados Unidos, debemos poner nuestra casa fiscal en orden y comenzar a gestionar nuestra deuda nacional”.

La deuda nacional

Primero que todo está deuda no es el tipo de “deuda” que usted y yo conocemos o tenemos que pagar mes a mes para que no nos corten los servicios básicos como la luz, el gas, etcétera. La “deuda” nacional es en gran parte la deuda pública pendiente. Todo el sistema financiero global también depende en gran medida de las tesorerías estadounidenses. Es una situación complicada. ¿Se necesita reducir la deuda? Sí, pero ese no es el fin en sí mismo. Se tiene que reducir el déficit, lentamente, para que no afecte al sistema financiero o se meta de manera abrupta con todo el presupuesto.

Hay una razón por la cual estos activos financieros son importantes.

Los Estados Unidos nunca han incumplido con los pagos de su deuda, desde su fundación en 1776. Eso las hace inversiones muy estables a largo plazo.

Los bonos se pagan en dólares, en un tiempo programado. Esto es importante porque el dólar es la principal moneda de reserva global. Las materias primas se negocian en dólares, por lo que tener una gran reserva de deuda de los EE. UU. Le permite tener un suministro más constante de estos recursos.

No es como si los “acreedores” de Estados Unidos pudieran decir repentinamente un día “¡Dame el cheque firmado compañero! ¡Quiero mis $22 trillones de dólares en este instante!” No, estos bonos están en un plan de pago a largo plazo y generalmente se pagan intereses muy interesantes.

El Congreso analizó la posibilidad de que una nación como China (con alrededor de $1 trillón de la deuda estadounidense) venda sus bonos en el mercado abierto como una forma de ataque económico. Sin embargo descubrieron dos cosas:

  1. Dañará a China mucho más que a Estados Unidos.
  2. El mercado lo absorbería en gran medida.

Incluso en el más tonto de los escenarios tontos, donde la deuda crece innumerablemente, se tienen que vender más bonos para compensar los pagos, y eso empezaría a preocupar a los inversores que moverían los hilos de la mano invisible del mercado para evitarlo.

Los Estados Unidos literalmente podrían imprimir más dólares. Es posible que usted comience a gritar: “¡Oh no! ¡Zimbabwe! ¡Inflación desenfrenada! “Sí, no es así como funciona. La “impresión” de dinero durante una recesión, el capital de inyección o la flexibilización cuantitativa (como se quiera llamar) se realizó por un monto de $4 trillones de dólares durante la crisis financiera. Todo el tiempo, el gobierno estadounidense no estaba combatiendo la inflación, estaba luchando contra la deflación.

La reserva federal (no es lo mismo que el tesoro estadounidense) ya posee trillones de dólares de los bonos de deuda estadounidense. Literalmente Estados Unidos está “comprando” su propia deuda, siendo mayor tenedor soberano de su propia deuda. Siempre podrían seguir haciendo eso en caso de un pánico financiero.

La sostenibilidad financiera es un tema importante. Eventualmente tendrán que realizar una reforma fiscal para reducir el déficit a niveles sostenibles. La deuda caerá como resultado del déficit, no es un problema en sí mismo.

Esto no es tan temible como parece, y parece que los EE. UU. pueden jugar con un conjunto de reglas diferente al de todos los demás. Si algo aterrador ocurriera, causaría una crisis financiera mundial, y durante ese periodo oscuro, los inversores en todo el mundo, irían en masa para comprar… sí …deuda estadounidense. Porque es el activo más seguro en concepto de confianza, por lo tanto, el más valioso cuando comienza una crisis financiera.

Las proyecciones actuales dicen que dentro de diez años, el 13% del presupuesto estadounidense se destinará simplemente al pago de bonos. Eso obviamente parece ineficiente, pero piensa en lo que significa geopolíticamente. El volumen de corte de los tesoros en circulación hace que sean muy fáciles de adquirir para los inversionistas y las naciones. También los hace invertir en el dólar y los vincula al sistema bancario estadounidense. Una crítica al euro es su falta de mutualización del activo federal de “bonos del euro”. Podría ser una moneda de reserva mucho más importante, pero a partir de ahora no se acerca al dólar y pierde terreno cada año en favor de los yuanes chinos.

Los Estados Unidos protegen sus intereses en todo el mundo utilizando su prestigio actual de “poder blando”. Es decir, el poder no militar. Se pueden hacer muchas cosas sin tener que disparar un solo tiro usando, por ejemplo, sanciones, o incluso solo la amenaza de sanciones. Esto permite influenciar drásticamente la política en estados extranjeros, negociar con Irán, mantener a los aliados en línea, todos sin involucrar al ejército. Por supuesto, las opciones militares en emergencias extremas son siempre el plan B.

El ejército ocupa el 54% del presupuesto (en 2015). La deuda, que también fortalece al poder blando para que no se tenga que utilizar la fuerza militar, representará el 13% del presupuesto (en diez años, si la deuda se mantiene o sigue aumentando). Eso parece ser un uso bastante eficiente del dinero público. Por lo tanto, es probable que haya un nivel de eficiencia máxima, que estaría relacionado con el tamaño de la economía más grande del mundo, el estado del dólar y muchas otras cosas. Pero está lejos de ser claro cuál es el nivel óptimo. No se debe dar por sentado el estado sin precedentes que los americanos han estado disfrutando durante los últimos 60 años.

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico