1082246586

Crisis en Venezuela: final con pronóstico reservado

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]


Todo comenzó en 2013. La crisis en Venezuela tiene aristas políticas, económicas y sociales.

Según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, la inflación en Venezuela, entre las peores de la historia mundial, podría superar el 1,370.000% a finales de año.

Naciones Unidas, en tanto, revela que unos tres millones de venezolanos han abandonado su país desde 2015, la mayoría de ellos buscando mejores condiciones de vida.

Maduro, empero, repetidamente acusa a Washington de orquestar una guerra económica, con el apoyo de sus adversarios locales con la intención de impedir la recuperación de Venezuela y desestabilizar su gobierno para justificar su derrocamiento.

Escasez de productos básicos, medicinas, disminución del crédito a la banca privada, la intervención de la política monetaria por el gobierno central y el aumento del desempleo por el cierre de empresas privadas son solamente algunos factores que aceleraron la crisis. Sin embargo, destaca principalmente la caída en los precios del petróleo.

Desde entonces se han generado fuertes protestas sociales, mismas que han sido reprimidas fuertemente por los aparatos policiales y para-policiales, y se ha incurrido también en la violación reiterada de los derechos humanos de los participantes de las mismas, dejando un saldo de víctimas fatales y presos por motivos políticos.

¿CÓMO SE LLEGÓ HASTA AQUÍ?

Algunos analistas internacionales coinciden en señalar aspectos como la inflación y la caída del precio del petróleo.

#####

“Hugo Chávez llegó a la presidencia con la promesa del socialismo del siglo XXI, que buscaba cerrar la brecha social y solucionar a corto plazo los problemas que tenían los venezolanos, especialmente los más pobres, sin centrarse en las causas de su pobreza”, advierte Carlos Arévalo, abogado y magíster en Leyes y Estudios Jurídicos Internacionales de la Universidad de Nueva York.

######

“Chávez empezó a utilizar toda la renta petrolera para entregarle recursos a la gente necesitada; aunque parece deseable, esto no es sostenible en el tiempo, pues el Estado se fue quedando sin fondos”, expresa Daniel Rey, economista de la Universidad de los Andes, MBA de la misma universidad y analista económico experto en finanzas internacionales.

Tras la muerte de Chávez en el 2013, asumió el poder el presidente Nicolás Maduro, quien había sido ministro de Relaciones Exteriores y vicepresidente de Venezuela, asegurando que le daría continuidad a la gestión y al proyecto del gobierno de Chávez.

#####

“Mientras estuvo vivo Chávez la gente confiaba en él. Tenía legitimidad, carisma y lograba cierta estabilidad y apoyo popular. Además, esto se reforzaba con los ingresos por exportaciones petroleras”, sostiene Margarita López Maya, historiadora venezolana, doctora en Ciencias Sociales de la Universidad Central de Venezuela y experta en la política de Venezuela.

La crisis del actual gobierno de Maduro se debe a que “no tiene cómo estabilizarse, no tiene carisma, no tiene dinero para redistribuir y ha tenido que recurrir a la represión y al apoyo de las Fuerzas Armadas. Además, ha perdido popularidad y se ha ido destruyendo con la ideología de construir un Estado socialista”, dice López.

PRONÓSTICOS

En 2019, según algunos economistas como Leonardo Buniak, se estima que la contracción de la economía será de 20%, una cifra catastrófica considerando que Venezuela ya ha perdido más de la mitad de su Producto Interno Bruto en los últimos años.

Otros analistas alertan que Venezuela se dirige a un colapso macroeconómico en 2019, fenómeno que resultaría de la combinación de una contracción económica agravada y un proceso de espiral hiperinflacionaria que según estimaciones del FMI podría cerrar el próximo año en 10.000.000.

AUTOUNGIDO

Y en medio de esta crisis, un hombre: Juan Guaidó, se autoproclamó “presidente encargado” del país.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha sido el primero en reaccionar para reconocer a Guaidó como presidente interino, algo que ya había adelantado el vicepresidente, Mike Pence, en sus conversaciones privadas con los representantes del nuevo Parlamento.

Washington ha insistido en que usará todo su poder económico y diplomático para “restaurar la democracia en Venezuela”. Entre ellas, las sanciones petroleras, que parecen inminentes.

Lo mismo ha hecho Canadá que ha reconocido a Guaidó como “nuevo presidente de Venezuela”, así como Colombia, Brasil, Perú, Argentina, Chile, Guatemala, Ecuador y Costa Rica.

APOYO A MADURO

“Nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y el hermano @NicolasMaduro, en estas horas decisivas en que las garras del imperialismo buscan nuevamente herir de muerte la democracia y autodeterminación de los pueblos de #Sudamérica”, ha afirmado el bolivariano Evo Morales.

Tras advertir en las últimas horas que la injerencia de los Estados Unidos podía desatar un “baño de sangre” en Venezuela, el presidente ruso Vladimir Putin llamó este jueves a Nicolás Maduro para expresarle su respaldo.

El texto oficial, difundido por el Kremlin, sostiene que Putin dio su apoyo “a las autoridades legítimas de Venezuela en las condiciones de agravamiento de una crisis política provocada desde el exterior”.

LA POSTURA MEXICANA

El presidente Andrés Manuel López Obrador apoyó la postura asumida por la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE) y su titular Marcelo Ebrard de no intervenir en la situación política de Venezuela u otros países, basada en el artículo 89 de la Constitución.

López Obrador aseguró en su conferencia matutina de este jueves que puede haber a quien no les guste, pero su gobierno respetará los principios internacionales porque lo que se busca es “llevar relaciones de amistad con todos los pueblos”.

“No es que estemos a favor o en contra, estamos por el cumplimiento de los principios constitucionales… Puede ser que a grupos, personas, gobiernos no les guste, pero eso es lo que establece nuestra Constitución”, manifestó el mandatario.

La postura de México se da mientras Estados Unidos, Canadá, Paraguay, Colombia, Brasil, Chile, Argentina, Guatemala, Costa Rica y Ecuador han desconocido al gobierno de Nicolás Maduro y han reconocido como presidente al opositor Juan Guaidó.

Image information

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico