patronas-

«Las Patronas» las mujeres que alimentan y cuidan a los migrantes


Las Patronas son un grupo conocido de mujeres  mexicanas que durante más de 20 años se han dedicado a regalar comida a los migrantes indocumentados que cruzan por México, en el famoso tren de carga llamado «La Bestia».

Apodadas con ese nombre por formar parte de una comunidad pequeña de Veracruz llamado La Patrona, su labor comenzó en 1995 cuando Norma Romero y su hermana Bernarda Romero se encontraban de regreso a casa después de comprar algo de leche y pan.

Durante ese trayecto no alcanzaron a cruzar las vías y vieron como varias personas que colgaban agarradas de «La Bestia» les pedían alimento. Al principio dudaron un poco y no comprendían la magnitud de las súplicas de los pasajeros, pero después de ver pasar dos vagones les dieron todo lo que tenían.

Ese momento marcó su vida y ellas sintieron que tenían que hacer algo más, cuando llegaron a su casa platicaron de lo que pasó con su madre, Leonila Vásquez y desde ese momento hicieron suya la causa, al día siguiente se prepararon para hacer algunos lonches, llenar botellas con agua e ir a dejarlos a los que en ese entonces desconocían eran migrantes.

El primer día hicieron 15 bolsas de comida y las fueron a dejar al toque del tren, esa experiencia las hizo sentir gran felicidad, pero también un sentimiento de frustración porque no fue suficiente para abastecer a todos los que viajaban.

En aquel entonces Las Patronas pensaban que los viajeros eran aventureros aunque reconocían que su acento no era mexicano. Un día el tren se descompuso y varios hombres descendieron suplicando ayuda, ahí fue cuando conocieron la verdadera historia y lamentaron que cientos de personas dejaran su país y familia en busca de trabajo y mejores oportunidades.

Por cinco años, el sustento de los alimentos salió de su propio bolsillo y aunque no son mujeres de grandes recursos, sacaban algunas bolsas de arroz o frijoles de su despensa y lograban armar hasta 30 lonches.

Posteriormente otros familiares, personas de la comunidad y hasta comerciantes se sumaron regalando comida y en los últimos años han preparado paquetes para distribuir  tres veces al día.

photo by La Jornada

En su trayecto los migrantes no solo padecen hambre, algunos también han sido mutilados por las ruedas de «La Bestia» o cayeron por haberse quedado dormidos, incluso muchos han sido blanco de criminales o han sido extorsionados por policías corruptos.

Aunque ha sido difícil para Las Patronas ver a diferentes hombres sufrir y salir heridos, no han abandonado su labor y se complacen al saber que ese alimento puede marcar una diferencia para los migrantes que pasan hasta cinco o más días sin comer.

Ellas se han convertido en un gran ejemplo de amor y les gusta bendecir la vida de otras personas para que sepan que hay alguien que se preocupa por ellos, también son claro ejemplo de lo que los cristianos denominan “Caridad” un amor caracterizado por el deseo de dar a los demás sin recibir nada a cambio.

El grupo de Las Patronas creció y llegó a conformarse por más de 30 mujeres, lamentablemente ante la mala información, muchas dejaron de participar por miedo a ser acusadas de “polleras” o por malas ideas generadas por sus esposos.

Photo by Wikipedia

 

A pesar de los desafíos que ha implicado seguir adelante, Las Patronas no han dejado de brindar asistencia a los migrantes y por ello han sido merecedoras a diferentes reconocimientos como el Premio Nacional de Derechos Humanos 2013 y el Premio Nacional de Derechos Humanos «Sergio Méndez Arceo 2013».

 

FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO.COM

 

El albergue de «Las Patronas»

El albergue de Las Patronas surgió un día que la «La Bestia» detuvo su marcha y los migrantes se vieron forzados a caminar, cuando llegaron al municipio de Veracruz traían muchas heridas y los pies muy lastimados, entonces, Las Patronas adecuaron una galera para que se recuperaran antes de seguir su camino.

 

Aunque su pequeño albergue inició en el 2004, fue gracias a varios cortometrajes como «La Patrona» de Lizette Argüello y «De Nadie» de Tin Dirdamal, que su labor comenzó a visualizarse en el mundo y les permitió abrir formalmente la estancia en el 2008.

 

En este lugar  proporcionan alimento, espacios para descansar, asearse y se les regalan folletos con información sobre los derechos del migrante, así como un mapa que localiza todos los albergues del país.

La mayoría de los migrantes que pasan por ahí suelen quedarse entre uno o dos días, dependiendo su situación, pero los que tienen familiares en Estados Unidos y ya no quieren seguir viajando en tren, esperan un poco más para que les manden dinero y puedan continuar su trayecto en camión.

Las Caravanas Migrantes

La primera experiencia que estas mujeres tuvieron con una caravana migrante fue en 2014 cuando llegaron a México más de mil personas sin documentos en la  conocida caravana Viacrucis del Migrante, que iba acompañada de activistas y defensores de los Derechos Humanos.

En esta ocasión ayudaron por medio de su albergue y buscaron otros espacios para que todas las personas pudieran quedarse a descansar, les proporcionaron alimentos y solicitaron al gobierno algunos camiones para su traslado.

Aunque su misión se ha centrado en ayudar a los migrantes que viajan a través de «La Bestia», no dejan pasar de lado la oportunidad de participar con apoyo a las caravanas migrantes.

photo by Facebook La Patrona

En la última caravana que se organizó a finales del 2017 participaron hombres, mujeres, jóvenes y niños que buscaban escapar de la pobreza, la inseguridad y la falta de trabajo de su país, sin embargo, hubo una mala organización y dificultades en su paso por México que complicaron las cosas.

En esa ocasión se presentaron muchos problemas para que los centroamericanos pudieran seguir avanzando  y se originó una mala comunicación entre los albergues, los migrantes fueron llegando en intervalos muy espaciados, lo que provocó que mucha comida preparada por Las Patronas se desperdiciara.

La coordinadora de este grupo, Norma Romero considera que la mejor opción para cruzar México es hacerlo de forma ordena tramitando los permisos que les ofrece el país para avanzar sin complicaciones y con protección.

Por el momento esperan la llegada de la caravana migrante de Honduras que se formó hace poco más de seis días e instaron a que los centroamericanos puedan informarse correctamente para tomar buenas decisiones.

En todo el año Las Patronas no dejan de prepararse para recibir a la cantidad de migrantes que pasen por su pequeño municipio, ya sea a bordo de  “La Bestia” o por medio de las caravanas migrantes, en ambos casos ellas se encuentran dispuestas y muchas veces logran hacer acuerdos con los choferes para que disminuyan la velocidad y logren proporcionar los víveres.

Photo by El País

 

AUMENTO EN LA MIGRACIÓN

Norma Romero externó que nunca antes habían visto caravanas migrantes tan grandes, ahora se estima que cada caravana aumentó de mil o dos mil personas hasta siete mil, lo que manifiesta un cambio importante y exhibe la mala calidad de vida que ofrecen los países centroamericanos.

Photo bye Facebook La Patrona

Anteriormente se veían caravanas compuestas en su mayoría por hombres jóvenes, pero en los últimos años se sumaron niños y adolescentes solos, familias completas y ancianos que deberían permanecer en su país por la dificultad de conseguir trabajo.

La patrona comentó que con el paso del tiempo ha ido cambiando la forma en la que se visibiliza el tema de migración, pero con la llegada de Donald Trump es más común escuchar sobre violencia y racismo, la situación se volvió más complicada y aunque siempre fue difícil cruzar a los Estados Unidos nunca se había visto tanta crueldad.

«Desde el inicio de su mandato no ha hecho más que joder a los a los migrantes latinos y mexicanos»

Photo by Facebook La Patrona

 

México también es un país que está padeciendo por la falta de oportunidades que existen para los jóvenes, sobre todo en pequeños pueblos o comunidades como el suyo, por ello destacó la importancia de que el gobierno piense y actué por ellos.

 

La vida después de cruzar Estados Unidos

Muchos de los centroamericanos que lograron cruzar la frontera de Estados Unidos les han enviado notas de agradecimiento por haberles regresado la esperanza y sobre todo por la comida que les regalaron para continuar su camino.

Norma describe que cada vez que reciben noticias de los migrantes  sienten mucha alegría y eso es parte de la motivación que tienen para seguir adelante.

 

photo by Facebook La Patrona

Además comentó que muchas veces los migrantes quedan endeudados con las personas que les ayudaron a pasar y lo primero que hacen es trabajar para pagar sus deudas y posteriormente para enviar dinero a su familia.

Las Patronas han notado que en la mayoría de los casos de éxito, cuando los migrantes encuentran estabilidad cumplen sus promesas de sustentar a sus seres queridos que se quedaron en su lugar de origen y cuando se han llegado a percatar que no es así, les recuerdan  que esa fue su motivación y que hay gente que les ama en sus tierras.

 

FORMAS DE AYUDAR

Las Patronas pueden continuar con su labor gracias a que muchas personas y organizaciones se suman a lo que ellas hacen por los migrantes, tu también puedes sumarte por medio de estas tres formas:

  • Donando víveres como latas de atún, bolsas de frijoles, arroz, aceite, pastas o artículos de higiene personal como cepillos de dientes, jabón, papel higiénico, entre otros.
  • Donar ropa o zapatos en buen estado.
  • Económicamente por medio de depósitos a su cuenta bancaria

0190082074 Bancomer a nombre de María Antonia Romero Vázquez con CLABE interbancaria 01285500900820742.

photo by Facebook La Patrona

 

«Hay muchas formas en las que podemos ayudar a quién más lo necesita, no siempre se trata de dinero, algunas veces podemos ayudar al migrante orientando su ubicación, con comida o ropa que usualmente tiramos. Ayudar no siempre es cuestión de dinero, es cuestión de actitud»

Entre los puntos más importante que destacaron para cuidar a las personas, es fijarnos en sus necesidades, «porque muchas veces solemos caminar delante de otros como si no existieran, pero si levantamos la mirada podemos ver qué es lo que necesitan.»

 

photo by Facebook La Patrona

Las Patronas se han caracterizado por contagiar su amor y llevar la invitación al mundo de ver por los más necesitados, no sólo migrantes, sino en general, «todos en algún momento necesitan ser ayudados y cuando se comienza a tender una mano, bendecimos la vida de otros y nos damos cuenta que podemos ser útiles,  eso provoca un efecto positivo en la sociedad.»

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico