robo_ducto

¿Huachicoleo de arriba o de abajo, de dónde viene el mayor robo a Pemex?

  1. La información dada por el presidente Andrés Manuel López obrador en cuanto al robo de ductos e instalaciones no coincide.

Los señalamientos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre que la mayor parte del robo de combustible se presenta en las instalaciones de la paraestatal y no en la ordeña de ductos, constatan con los informes oficiales Petróleos Mexicanos (Pemex).

El 27 de diciembre de 2018, durante la conferencia matutina el titular del ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, señaló que la ordeña era menor al robo de combustible en las instalaciones de la paraestatal.

“Hay la hipótesis de que, de todo el robo, solo el 20 por ciento se da con la ordeña de ductos, que es una especie de pantalla, que la mayor parte tiene que ver con un plan que se opera con la complicidad de autoridades y con una red de distribución. Entonces son huachicoleros de abajo y huachicoleros de arriba”, indicó el titular del ejecutivo federal.

Casi tres semanas después, Octavio Ramírez Oropeza, director general de Pemex, reveló datos sobre el robo de combustible en instalaciones y ductos que no coinciden con los informado por Andrés Manuel López Obrador.

En el informe “Petróleos Mexicanos. Gasolina, Diésel y Turbosina. Situación Actual. 13 de enero de 2019”, se expone que el mayor robo de combustible se da en los ductos.

En la página 16, en el apartado “Estimación del mercado ilícito de combustibles” se explica que en el año 2013 el robo en ductos era de 16 (miles de barriles promedio diario) y 22 en instalaciones, y que a partir del 2017 la tendencia cambió.

En el 2017 el robo por día en instalaciones fue de 15 (miles de barriles promedio diario) y en ductos fue de 43; en 2018 en instalaciones fue de 9 (miles de barriles promedio diario) y en ductos 56.

La información no refleja lo informado por el presidente de México de que el 80 por ciento del robo de combustible se genera en las instalaciones y el 20 por ciento en ductos, si no que el huachicoleo de abajo es mayor al huachicoleo de arriba.

Lo que sí coincide es la estrategia de combate al robo de combustible en el sistema de monitoreo de ductos, ya que es donde se registra el mayor robo de combustible.

“Esta atención va a ser una acción de intervención del personal militar para verificar lo que es el monitoreo y comprobación de procedimientos de abastecimiento y reparto. Dentro del plan se identificaron algunos puntos que son a los que les vamos a dar toda la atención”, anunció el general Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional.

Mensaje que fue reforzado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que la nueva administración entonces “empezó a trabajar de inmediato en Pemex Logística, que es el área que maneja el control de los ductos y estableció con toda precisión -esta administración y de una manera técnica- que, precisamente quienes manejaban el control de esos ductos desde Pemex eran los que estaban permitiendo que este robo se llevara a cabo”.

Lo que también revela el informe de Pemex es el aumento de las importaciones de gasolina y la disminución de la producción de combustible en casi 50 por ciento.

En el 2013, la producción nacional de combustible era de 812 (miles de barriles promedio diario) y la importación era 467; y en el 2018 la producción nacional descendió a 364 (miles de barriles promedio diario) y las importaciones llegaron a 887.

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico