imelda cortez el salvador

Liberan a mujer acusada en El Salvador de intento de homicidio de su bebé, producto de una violación

Este contenido aún no se ha verificado. Ayúdanos a mejorarlo ingresando a tu cuenta y editándolo. Si crees que aún no es suficiente, coméntalo con la comunidad en la opción de conversación de la plataforma. Si crees que este artículo debe eliminarse, por favor escribe a [email protected]


Su nombre es Imelda Cortez y este lunes fue puesta en libertad, tras permanecer 1 año y 7 meses en una prisión de El Salvador, mientras esperaba la fecha de su juicio en el que sería acusada de homicidio agravado tentado, por intentar abortar el embarazo producto de una violación que sufrió. 

Sin embargo, la fiscalía de ese país se retractó y solicitó un cambio en la clasificación del delito por el que será juzgada Cortez, quien ahora es acusada de “abandono y desamparo de persona en perjuicio de una menor de edad”. 

Imelda Cortez, que se ha convertido en emblema de la lucha de las mujeres en El Salvador, quienes aún están sometidas a estrictas leyes y políticas que controlan su vida sexual y reproductiva, acordó un “juicio abreviado” con la Fiscalía por el delito antes mencionado, a cambio de la reducción de su condena, que ha quedado fijada en un año. 

En abril de 2017, Imelda Cortez dio a luz a una niña, producto de una violación cometida por su padrastro, Pablo Henríquez, de más de 70 años de edad. 

Durante las indagatorias, Cortez argumentó que desconocía por completo su embarazo, pues su padrastro quién abusaba de ella desde los 12 años y desde luego la tenía amenazada, le había asegurado que no podía “pegar hijos”. 

La confirmación de su embarazo llegó el mismo día que dio a luz en la letrina de su casa, en una zona rural del departamento de Usulutlán, aquejada previamente por fuertes dolores en el vientre. 

A pesar de que en los estudios médicos y psicológicos de Cortez, se documentó la presencia de un trastorno conocido como “negación de embarazo”, la Fiscalía General de El Salvador determinó que la joven de 20 años era culpable de “homicidio agravado tentado”, argumentando que Imelda intentó deshacerse de la bebé, arrojándola a la fosa séptica de su casa. 

“Yo no creía que estaba embarazada, porque yo manchaba (…). Yo siempre manchaba todos los meses. ”Me había metido en la mente que no podía salir embarazada”, confesó Cortez en entrevista con la revista salvadoreña Fáctum y quien de acuerdo con los peritajes psicológicos presentados por su defensa, padece un leve retraso cognitivo. 

A poco menos de dos años de encarcelarla y próxima a cumplir 21 años, Imelda ha sido liberada. 

Sin poder de decisión

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), El Salvador es uno de los cinco países del mundo en donde sin importar las circunstancias, el aborto está prohibido.

Una reforma a la Constitución de ese país, así como un nuevo código penal dejó a cientos de jóvenes y mujeres salvadoreñas sin el poder de decisión sobre su cuerpo, a partir de 1998. 

Incluso, en casos donde el producto sea resultado de una violación, tenga malformaciones o si la madre corre riesgo de morir, el aborto es igualmente prohibido.

El Salvador es también, uno de los países que aplica las penas más largas de prisión para quienes se sometan a esta práctica. 

Uno de los casos más controvertidos, es el de Evelyn Hernández, otra joven salvadoreña de 18 años, quien tuvo un aborto espontáneo como resulto de violaciones reiteradas cometidas por un pandillero. 

Evelyn fue sentenciada a 30 años de cárcel acusada de “homicidio agravado en perjuicio de su hijo recién nacido”, por no haber buscado atención prenatal, según la jueza que determinó su condena.

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico