andrew-welch-155220-unsplash

Un vistazo a la verificación de datos en 2019


La verificación de datos pasó de ser un hobbie que sólo los periodistas disfrutaban, a una necesidad básica que también involucra a los lectores debido a la ola de desinformación que hay en la red.

Es necesario actualizarnos y mantenernos alerta de las nuevas formas en las que operan los desinformadores para manipular los contenidos periodísticos con fines políticos o sociales.

Daniel Funke y Alexios Mantzarlis, miembros del Instituto Poynter, apuestan por un futuro diferente para la verificación de datos, para 2019 pronostican que los gobiernos implementarán mecanismos de verificación de datos los cuales deberán seguir.

Sobre las medidas que se tomaron en el 2018 para combatir las noticias falsas fueron:

  1. En 2018 se registran diversas plataformas que surgieron con la finalidad de verificar datos como VettNews, Newstrition® y NewsGuard.
  2. Después de que Mark Zuckerberg negó que las noticias falsas influyeron en el voto a los dos años del triunfo de Trump firmó con la International Fact-Checking Network (IFCN) fact-checkers’ code of principles, la cual se ha expandido a 23 países.
  3. Google lanzó una función para ayudar a que los controles de datos se destaquen en los resultados de búsqueda.
  4. Twitter implementó la eliminación de cuentas falsas o los llamados “bots”, aunque aún requiere alguna herramienta para reconocer de una manera más precisa los tweets falsos.
  5. La Unión Europea ocupará un lugar central en la lucha contra la desinformación, exigirá para 2019 la presentación de informes mensuales de las diferentes plataformas.

Es probable que más sitios, aplicaciones o plataformas unan esfuerzos contra las Fake News y desarrollen nuevas características en 2019.

Los desinformadores cada vez tienen más limitado su campo; sin embargo, ahora abordan pequeños sitios en donde es más sencillo difundir y medir su contenido como es en los llamados grupos privados de Facebook.

WhatsApp también se ha convertido en el centro de atención, ya que es el medio por el cual circulan noticias falsas como memes y videos con una difusión que difícilmente puede ser medida.

Incluir ciertas características tecnológicas de seguridad contra la información falsa en los medios cerrados dificultará aún más la tarea de los desinformadores que tienen fines políticos o sociales y desean afectar o influir en las decisiones electorales, gubernamentales, financieras, etc.e

Para finalizar se ha puesto en foco rojo el contenido visual de los videos, ya que están dejando de ser una fuente importante de evidencia, debido a la facilidad de su manipulación y al desarrollo de herramientas tecnológicas que permiten editar su contenido como es el caso de  #ProjectCloak de Adobe.

La manipulación de objetos de un video puede llegar a afectar la verdad de los hechos de millones de personas y dificultar el trabajo de validación de periodistas.

Algunos aspectos de autenticación de videos como la ubicación o fechas también podrían perderse y afectar la visión final. Sin embargo, ya se capacitan a miles de profesionales para que conozcan algunas de las herramientas de manipulación y aprendan a identificar un contenido editado.

Lo cierto es que el desarrollo acelerado de la tecnología se ha convertido en un arma con la cual se debe tener cuidado, pues también involucra la implementación de nuevas formas de contribuir al contenido falso como es el caso de los deepfakes.

 

 

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico