patricia-prudente-408820-unsplash

Nace bebé de útero trasplantado de donante fallecida

  1. Este caso se concluyó luego de que en Estados Unidos, Turquía y República Checa se realizaran 10 intentos de este tipo de trasplante con donantes fallecidas

Los avances de la medicina han logrado hitos médicos en temas de trasplantes y reproducción humana que antes eran difíciles de imaginar.

Desde el 2013 se tiene registro de 11 casos exitosos de bebés nacidos gracias a un trasplante de útero, pero en cada caso la donante era un familiar o amiga cercana a la paciente.

El pasado cuatro de diciembre del 2018 se publicó en The Lancent que en un hospital de São Paulo, Brasil, nació una niña resultado de un trasplante de útero de una donante fallecida; el primer nacimiento de este tipo en todo el mundo que sucedió el 15 de diciembre del 2017.

La paciente era una mujer de 32 años que nació sin útero debido al Síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKH) y su donante una mujer de 40 años que había dado a luz a tres niños en partos naturales y que murió debido a un accidente cerebrovascular.

Este caso se concluyó luego de que en Estados Unidos, Turquía y República Checa se realizaran 10 intentos de este tipo de trasplante con donantes fallecidas, sin éxito.

Cuatro meses antes de la intervención, la receptora se sometió a un ciclo de fecundación In Vitro (FIV) del cual se lograron ocho óvulos fertilizados con éxito y criogenizados para su posterior uso.

La cirugía se realizó en septiembre de 2016 y duró 10 horas aproximadante en la que se conectaron los vasos sanguíneos, ligamentos y los canales vaginales.

Después de cinco meses, el nuevo órgano no había sido rechazado  y las ecografías mostraban un útero sin anomalías, así como un proceso de menstruación totalmente normal.

Finalmente se implantaron los óvulos fecundados y se logró un embarazo sin complicaciones.

Al respecto el cirujano jefe del Sistema de Salud de la Unversidad Duke, externó que “se habla de trasplantes que salvan vidas, pero estos dan vida, son una nueva categoría”.

La bebé nació cerca de la semana 36 de gestación, mediante una cesárea, pesó 2.5 kilos y mostró una salud extraordinaria. Posterior al nacimiento a la madre se le retiró el útero para evitar rechazos posteriores.

Este caso se ha convertido en una esperanza para todas las mujeres que anhelan la oportunidad de dar a luz un hijo, sin la preocupación de pedir que algún ser querido se someta a una extracción de útero.

Dani Ejzenberg, ginecólogo del Hospital de Clínicas en la Universidad de São Paulo en Brasil, quien estuvo al frente de la investigación, espera que en un futuro los pacientes puedan recurrir a un bando de órganos y que con el tiempo y más investigaciones, se disminuyan los efectos secundarios y los costos.

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico