plasticbagsw

Chile, el primero de América Latina en prohibir bolsas de plástico


En agosto pasado, Chile se convirtió en el primer país de América Latina en prohibir a los comercios entregar bolsas de plástico.

La ley «chao bolsas plásticas» se ha ido implementando en aquél país con un solo objetivo:  generar un cambio de hábito en la población y apostar por el uso de bolsas biodegradables o de cualquier otro material distinto al plástico.

Aunque la norma se ha ido implementando paulatinamente, aún se permite entregar hasta dos bolsas por compra en establecimientos grandes, con la meta de que para febrero del próximo año no se entregue ninguna.

En el caso de los comercios pequeños, el plazo para eliminar el uso y entrega de bolsas plásticas se ha prolongado hasta el año 2020 y se han establecido multas de alrededor de 350 dólares por cada bolsa de plástico que sea entregada por las empresas.

Datos compartidos por el Ministerio de Medio Ambiente en Chile, indican que al año el país utiliza 3.4 millones de bolsas de plástico, cuya vida útil por bolsa no supera los 15 minutos y por el contrario, tarda hasta 400 años en degradarse cada una.

De ahí que se estableciera la ley «chao bolsas plásticas», como apoyo para proteger los miles de kilómetros de costa con los que cuenta Chile.

«Podemos decir con orgullo que Chile se transformó en el primer país de América Latina que prohibió la entrega de bolsas plásticas en el comercio», declaró en entrevista para DW Guillermo González Caballero, jefe de la Oficina de Economía Circular del Ministerio del Medio Ambiente.

Si bien Chile se ha convertido en la primera nación en prohibir su uso, se sabe de medidas similares en otras partes del mundo, para contrarrestar los daños del plástico en el medio ambiente.

Uno de los casos más exitosos hasta ahora, es el de Bangladesh, que desde 2002 abandonó el uso de las bolsas de plástico, a través de la prohibición. En otros países como Kenia, se impuso pena de hasta cuatro años de prisión a quien las utilizara y en Alemania, se optó por un impuesto extra para adquirir bolsas de plástico en lugar de la prohibición.

«Con un cambio cultural profundo no habría sido necesaria una ley que prohíba las bolsas. Las personas, ya conscientes del daño de estos materiales, habrían preferido otros con menores huellas ambientales», asegura César Sáez ingeniero civil químico y profesor en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico