BIPM

El Sistema Internacional de Unidades fue revisado en una votación histórica


En una decisión histórica, los representantes de 54 de los Estados miembros del BIPM votaron el 16 de noviembre de 2018 para revisar el Sistema Internacional de Unidades (SI), cambiando la definición mundial del kilogramo, el amperio, el kelvin y el mol.

La decisión, tomada en la 26ª reunión de la Conferencia General sobre Pesos y Medidas (CGPM) en Versalles, Francia, significa que todas las unidades del SI ahora se definirán en términos de constantes que describen el mundo natural. Esto asegurará la estabilidad futura del SI y abrirá la oportunidad para el uso de nuevas tecnologías, incluidas las tecnologías cuánticas, para implementar las definiciones.

Los cambios, que entrarán en vigor el 20 de mayo de 2019, pondrán fin al uso de artefactos físicos para definir las unidades de medida.

El kilogramo, por ejemplo, se define actualmente  como la masa del Prototipo Internacional del Kilogramo, el cual es un cilindro hecho de una aleación de platino-iridio almacenado en el BIPM. Este objeto ha servido bien a la ciencia y la tecnología durante casi 130 años, pero su estabilidad durante este período solo se pudo confirmar mediante comparaciones con copias idénticas, lo que es un proceso difícil y potencialmente inexacto.

El cambio propuesto verá al kilogramo definido por términos obtenidos de la constante de Planck, que al ser fundamental de la física cuántica exenta de variaciones, sería una constate y duraría para siempre.

“La redefinición de la SI es un momento histórico en el progreso científico”, dijo Martin Milton, Director de BIPM. “El uso de las constantes fundamentales que observamos en la naturaleza como una base para conceptos importantes como masa y tiempo significa que tenemos una base estable desde la cual avanzar en nuestra comprensión científica, desarrollar nuevas tecnologías y abordar algunos de los mayores desafíos de la sociedad”.

“Hoy marca la culminación de décadas de trabajo de científicos de medición de todo el mundo, cuya importancia es inmensa”, dijo Barry Inglis, presidente del Comité Internacional de Pesos y Medidas (CIPM). “Ahora ya no estaremos limitados por las limitaciones de los objetos en nuestra medida del mundo, sino que tendremos unidades accesibles universalmente que pueden allanar el camino a una mayor precisión e incluso acelerar el avance científico” agregó.

Las nuevas definiciones esperadas impactarían en cuatro de las siete unidades base del SI: el kilogramo, el amperio, el kelvin y el mol y todas las unidades derivadas de ellos, como el voltio, el ohmio y el joule.

  • El kilogramo será definido por la constante de Planck (h).
  • El amperio (unidad de la corriente eléctrica) será definido por la carga eléctrica elemental (e).
  • El kelvin (unidad de la temperatura termodinámica) será definido por la constante de Boltzmann (k).
  • El mol (unidad de la cantidad de substancia) será definido por la constante de Avogadro (NA).

Aunque el tamaño de estas unidades no cambiaría (un kilogramo seguirá siendo un kilogramo), las cuatro unidades redefinidas se unirán al segundo, al metro y la candela para asegurar que el conjunto de unidades base del SI continúe siendo estable y útil en el futuro.

La SI revisada mantendrá relevancia al facilitar innovaciones técnicas, como ocurrió en 1967 con la redefinición del segundo, que proporcionó la base para la tecnología que ha transformado la forma en que nos comunicamos en todo el mundo, a través de GPS e Internet.

Los nuevos cambios tendrán un impacto de gran alcance en la ciencia, la tecnología, el comercio, la salud y el medio ambiente, entre muchos otros sectores.

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico