AP

Los ciudadanos ya no somos los mismos: esto aprendimos de las elecciones intermedias en EE. UU.


Las elecciones intermedias en Estados Unidos, que es el segundo proceso de votación más importante para ese país, al someterse a la votación de los ciudadanos 435 lugares de la Cámara de Representantes, ha dejado varias lecciones importantes para el mundo.

Tras una jornada reñida, debatida y a la vista de todos, pero que ha dejado grandes sorpresas, es el Partido Republicano, al que pertenece Donald Trump, el que mantendrá el control en el Senado de Estados Unidos.

El resultado anterior se traduce en que será el magnate a través de su bancada, el que mantenga el control en la toma de decisiones cruciales como la confirmación de altos cargos, la ratificación de tratados internacionales e implícitamente se cierra la puerta a una posible destitución de Trump como presidente de esa nación.

En contraparte y tras ocho años de dominio republicano, el Partido Demócrata consiguió recuperar la Cámara de Representantes desde donde podrán bloquear los planes legislativos de Donald Trump, solicitar investigaciones a sus negocios y ofrecer verdadera representación y  dar voz a comunidades históricamente marginadas y relegadas.

Y es en este último punto, en donde se vislumbran los cambios de pensamiento entre los ciudadanos norteamericanos.

Históricamente, nunca se había registrado tanta participación ciudadana en este tipo de elecciones en ese país.  En muchos estados, se rompieron los récords de votación que en procesos anteriores rondaba el 37%. Caso extraordinario fue lo ocurrido en el estado de California en donde se registró una incidencia de voto por encima del 60%, siendo el voto anticipado una de las claves.

Hecho importante, es la participación del voto juvenil y decisivo para estados como Michigan, en donde se legalizó el uso recreativo de la mariguana, o Colorado en donde a pesar del retraso temporal, por fin fue eliminada la esclavitud.

En cuanto a representantes, ha llamado la atención el triunfo que obtuvieron comunidades específicas y sesgadas durante años.

El caso de Alexandra Ocasio – Cortez quien a sus 29 años, se ha convertido en la mujer más joven en ocupar un lugar en la Cámara de Representantes, y que por su activismo y visión para conformar a una nueva generación de jóvenes interesados en la política estadounidense, está destacando.

Otro hito importante es el de las demócratas Sharice Davids, miembro de la tribu Ho-Chunk Nation, y Deb Haaland de la tribu Laguna Pueblo, quienes se convierten en las primeras mujeres nativas americanas en conseguir un escaño en la Cámara de Representantes.

Por su parte, el estado de Colorado será el primero en tener a un gobernador abiertamente gay lo que da también una esperanza para todos los habitantes de Estados Unidos, mientras que Veronica Escobar y Sylvia García serán las primeras legisladoras latinas que tendrá Texas en el Congreso.

También habrá presencia musulmana, lo que confirma que este será el Congreso más diverso y verdaderamente representativo, con la elección de Rashida Tlaib e Ilhan Omar. La primera hija de inmigrantes palestinos, mientras que Omar con 33 años, es representante de los miles de refugiados que huyeron de la guerra de Somalia hacia Estados Unidos.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir noticias, alertas y actualizaciones:

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Envíanos un correo electrónico