Vintage Lifestyle Minimalist Femininity E-shopping Concept

Internet, principal motivador de compradores compulsivos

  1. Un grupo de expertos en psicología, asegura que el internet puede estar contribuyendo a un incremento en los casos de "adicción a las compras".

El desmesurado avance de la tecnología presenta nuevas maneras de gastar dinero, antes del auge de las plataformas de e-commerce las personas tenían que esperar la llegada del fin de semana para poder acudir a los centros comerciales y adquirir algún producto.

Sin embargo, actualmente se puede comprar casi cualquier cosa con tan solo un click, las 24 horas del día y los 365 días del año.

Según el informe publicado por  la revista ‘European Neurophsychopharmacology’, un grupo de investigadores advierten que los usuarios se han vuelto adictos a internet y han desarrollado comportamientos obsesivos.

Los expertos han solicitado una investigación urgente sobre este problema, con la intención de conocer cuántas personas se vieron afectadas por el uso problemático de internet y descubrir el impacto a largo plazo, para que se puedan tomar cartas en el asunto.

La oniomanía es el término utilizado para describir a quienes no se pueden controlar para adquirir algo; este trastorno representa uno de los problemas actuales más graves.

El tipo de sociedad con un estímulo permanente al consumo, como generador de la ilusión de felicidad y los estilos de personalidad, son dos factores clave en este tipo de adicción.

Los expertos señalan que el nivel de adicción es similar entre las personas que hacen compras de la forma tradicional, a quienes las hacen en línea.

La Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas, explica que la adicción es una afección crónica y recurrente del cerebro, caracterizada por la búsqueda y uso exagerado de sustancias a pesar de sus consecuencias nocivas.

Así, puede decirse que la compra desmedida se vincula con la adicción, porque la característica en común es la impulsividad.

Con las compras se pone en marcha la dopamina, que es un neurotransmisor que busca la necesidad de premio, al conseguir el premio las personas no sienten completa satisfacción y optan por salir en busca de otro, convirtiendo a las transacciones en parches para la inseguridad, malas relaciones de pareja y satisfacción laboral, indicó la doctora Patricia Ramírez.

El porcentaje de mujeres que sufren este padecimiento es mayor al de los hombres; ellas suelen adquirir ropa, zapatos, música mientras que ellos, todo lo que tenga que ver con gadgets y aparatos electrónicos.

A la fecha, no se denomina a la compra compulsiva como una enfermedad, sin embargo es muy parecida neurobiológicamente al juego compulsivo o ludopatía (incapacidad de abstenerse y detenerse en el juego), que sí están clasificadas como conductas adictivas.

Especialistas describen a las personas con este trastorno como narcisistas, con poca o nula empatía y una gran necesidad de admiración. Existen diferentes grados como en todo trastorno psicológico y solo el autoconocimiento de este problema ayuda a las personas a comprender el por qué de sus compras.

Para corregir esta patología, la experta Gabriela Orozco Calderón, profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), recomienda acudir con especialistas para ser medicados con el propósito de nivelar las sustancias en el cerebro, además de tener terapia cognitivo – conductual encaminada a generar conciencia emocional y estrategias que limiten el comportamiento impulsivo.

Quienes tienen ese problema pueden acudir a la Facultad de Psicología de la UNAM, en donde se cuenta con un centro de atención a las adicciones.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir noticias, alertas y actualizaciones:

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Envíanos un correo electrónico