kathryn

¿Quién es Kathryn Mayorga y de qué manera #MeToo la animó a levantar la voz?


Fue el 5 de octubre de 2017, cuando el movimiento feminista #MeToo tomaría fuerza con pocos precedentes.

Aquél día, el New York Times publicó un artículo sobre las distintas acusaciones que varias mujeres presentaron en contra del famoso productor de Hollywood, Harvey Weinstein por abuso sexual, perpetrados durante al menos tres décadas.

El 15 de octubre, la actriz Alyssa Milano publicó un tuit en el que invitó a todas las mujeres a denunciar las distintas agresiones sexuales de las cuales habían sido víctimas, lo anterior usando el hashtag: #MeToo.

Dicho hashtag animó a numerosas mujeres alrededor del mundo a alzar la voz y no callar ante los abusos, además de cimentar las columnas de un movimiento que con el tiempo se fortalecería cada vez más. Una revolución contemporánea que se inició en Hollywood y se expandió hasta las calles de Madrid, inundadas de féminas manifestándose por sus derechos, hasta las afueras del Congreso de Argentina, en donde miles de mujeres exigirían el derecho a decidir sobre su cuerpo, hasta la voz de Kathryn Mayorga a quien le tomó casi 10 años encontrar fuerzas para romper el silencio sin importar quién había sido su presunto violador.

¿Quién es Kathryn Mayorga?

Kathryn es una mujer de 34 años la cual nació y se crió en Las Vegas, Nevada. Hija de Larry Mayorga, un bombero retirado después de brindar sus servicios por 32 años, y hermana de Jason Mayorga, quien lamenta cómo la vida de su hermana cambió aquella noche, nueve años atrás.

Después de graduarse en el 2008, Kathryn contrajo matrimonio con su novio, sin embargo, no era el momento adecuado, se divorciaron un año después y regresó a vivir con su familia. Su próximo empleo sería comenzar en el universo del modelaje, trabajo que le exigía pasar tiempo al frente de distintos bares y le permitiría viajar constantemente.

“Yo estaba realmente disfrutando. Trabajaba todos los días, me volví vegana… Hacía muchas cosas buenas con el modelaje”, explicó Kathryn en entrevista con el medio alemán Spiegel. Realmente no esperaba que ese trabajo la llevaría a la situación que cambiaría su vida.

¿Qué sucedió el 12 de junio del 2009 en un club nocturno de Las Vegas?

Aquél día, un jugador profesional de fútbol llamado Cristiano Ronaldo, quien en ese entonces tenía 24 años y acababa de ser transferido del Manchester United al Real Madrid por la enorme cantidad de 94 millones de euros, se encontraba con su primo en la sección VIP de Rain, un club nocturno perteneciente al Palms Casino Resort. El destino juntaría a la estrella del fútbol con Kathryn Mayorga, que se encontraba trabajando esa noche en dicho lugar.

Los paparazzis no tardaron en capturar a la norteamericana junto con el astro portugués charlando dentro del club.

“¿Quién será esa mujer morena de ojos verdes con la que Ronaldo platica?” Esa puede ser la pregunta que motivó a la persona que capturó el momento,  momentos previos a que alguien decidiera que la fiesta continuaría en el penthouse de Cristiano Ronaldo, cerca del Palms Hotel. Lo que ocurriría después traería consecuencias para ambos personajes.

Aproximadamente a las 14:00 h del día siguiente, Mayorga hizo una llamada al departamento de policía de Las Vegas para hacer una denuncia por violación sexual. A las 16:00 la policía llevó a Kathryn al Centro Médico Universitario para realizarle las pruebas necesarias que confirmaran la denuncia presentada. Hasta ese momento, aunque las insistencias fueron muchas, Mayorga se negó a dar el nombre del acusado, se limitó a decir que había sido una «figura pública», un «atleta».

Los resultados de la examinación, según la enfermera, indicaron “penetración anal” y que la eyaculación había ocurrido “a manos del asaltante”. Además de que se fotografiaron golpes y moretones en distintos lugares del cuerpo de la víctima.

¿Qué pasó después?

Kathryn se encontraba aturdida; por una parte en el hospital la presionaban para que dijera el nombre del acusado y el lugar de los hechos. Ella se resistía porque sabía que en ese momento se filtraría toda la información a los medios y su nombre aparecería en todas partes. “Yo solamente quería abrazarla” declaró Cheryl, la madre de Kathryn, sin embargo ella se encerraba en su habitación y no quería hablar con nadie.

Después de contactar con un abogado, Kathryn Mayorga tenía dos opciones: la primera sería continuar con la denuncia, sin embargo, significaba hacer público el caso, que su nombre apareciera en todas partes e ir en contra de los millones de fanáticos que el futbolista tiene. Y la segunda, era pactar con el acusado directamente. De lo que estaba segura era que quería justicia y que Ronaldo pagara las consecuencias de sus actos. «¡Él me violó! Va a tener que pagar por mi maldito tratamiento.» declaró Mayorga a Spiegel.

Los numerosos abogados de Cristiano Ronaldo y el abogado de Mayorga, llegaron a un acuerdo después de 12 horas de discusión que tuvieron lugar en el famoso MGM Grand Hotel Las Vegas. Dicho acuerdo estipulaba 11 cláusulas, la más importante relataba que Mayorga retiraría las acusaciones en contra del futbolista y que se le prohibiría hablar más del incidente. A cambio, los abogados de Ronaldo acordaron pagar 375,000 dólares a la víctima. Cantidad que en ese entonces era el total de lo que el portugués cobraba en una semana como jugador del Real Madrid.

La carta en los documentos de Football Leaks

Football Leaks filtró una serie de documentos, entre los que figuró una carta que Kathryn Mayorga le escribió a Cristiano Ronaldo debido a que el jugador no se presentó a las negociaciones en el MGM Grand. Mayorga insistió en que el portugués debía leer la carta al menos dos semanas después de haberla entregado.

“Yo grité NO NO NO NOOOO una y otra vez te rogué que te detuvieras”. Escribió. “Espero que comprendas lo que me hiciste y aprendas de este terrible error!!! No tomes la vida de otra mujer como lo hiciste con la mía!!”. Decía la carta a la que el medio alemán Spiegel tuvo acceso.

Aparte de la carta, los documentos que Football Leaks filtró contienen los correos electrónicos que los abogados intercambiaron con Cristiano Ronaldo, que podrían comprobar su culpabilidad.

¿Qué sucede ahora?

Casi 10 años después, Kathryn Mayorga “no ha logrado sobrepasar el trastorno de estrés post traumático que la perpetuación del Sr. Ronaldo le dejó”, declara Leslie Stovall, abogado de la víctima. Su defensor afirma que el movimiento #MeToo ayudó considerablemente a que Kathryn decidiera alzar la voz y a que su caso se resolviera con justicia.

«Nuestra reclamación busca que el acuerdo de liquidación y no divulgación se declare nulo», sostiene  Stovall. «Kathryn no era competente para entrar en el acuerdo debido a la lesión psicológica que sufrió debido a la agresión sexual», agrega. «Y eso lo hace anulable».

Stovall asegura que el equipo legal de Ronaldo estaba al tanto de la debilidad psicológica de Kathryn Mayorga. Y más que eso: «Desarrollaron una estrategia que aprovechó su estado emocional». La condición de Mayorga también fue discutida en correos electrónicos intercambiados entre los abogados de Ronaldo, asegura.

La policía de Nevada ha estado en constante contacto con la víctima y si se encuentran pruebas suficientes, el jugador ahora de la Juventus, podría ser extraditado a Estados Unidos para enfrentar cargos por violación.

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín para recibir noticias, alertas y actualizaciones:

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Envíanos un correo electrónico