Gallarate_Comune_fuori_dal_comune

Alcalde populista italiano promete demoler campamento gitano


El alcalde de Gallarate, Andrea Cassani del partido populista Liga Norte, ha prometido resolver los problemas sociales causados por un campamento de ocupantes ilegales gitanos de los grupos romaníes y sinti, diciendo que tomaría un bulldozer y cobraría a los ocupantes ilegales por los costos de operación.

Cassani dijo que el campamento ya le ha costado a la ciudad alrededor de 50 000 euros y 20 000 en multas debido al uso sin pagar de los servicios básicos como electricidad y agua por parte de los ocupantes ilegales, informa Il Giornale.

Según Cassani, alrededor de 85 personas viven en el campamento improvisado. Meses antes de que el gobierno de coalición populista llegara al poder, el gobierno local trató de mejorar la situación en la zona enviando a funcionarios del departamento de planificación de la ciudad. Se encontraron 25 violaciones al código de construcción y se le ordenó a los romaníes que las corrigieran.

Al regresar tres meses después, los inspectores descubrieron que no solo no se habían abordado las violaciones, sino que el campamento se había expandido y Cassani lo describió como una «aldea en toda regla».

«Por supuesto, nadie pagó por la electricidad y el agua», agregó.

A principios de este mes, el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, quien se desempeña como ministro del Interior, aprobó un decreto de migración y seguridad que permite el desmantelamiento de los campamentos de gitanos y extremistas de izquierda.

De los 85 ocupantes ilegales, Cassani dijo: «Muchos de ellos ya poseen casas y tierras propias. A algunos también se les han asignado viviendas públicas, pero las alquilan a otras personas ».

«Nosotros en Gallarate ya no queremos más campamentos nómadas», dijo.

«Si no recuperamos nada, todavía estaría feliz por dos razones: dejamos de cobrarle a la comunidad por sus utilidades y aprobamos un principio de legalidad», agregó.

Los campamentos ilegales de gitanos se han convertido en un problema en varias ciudades italianas, incluso en Roma, donde Salvini prometió trabajar con la alcaldesa del Movimiento Cinco Estrellas, Virginia Raggi, para desmantelar un campamento provisional de gran tamaño, reuniéndose con ella en julio.

En septiembre, Salvini dijo que buscaría desmantelar los 148 campamentos ilegales en todo el país en los próximos cinco años.

El ministro del interior populista también ha causado controversia con sus comentarios sobre los gitanos y otros grupos nómadas en el pasado, incluso en el día nacional de los gitanos cuando dijo: «Hoy es el Día Internacional de los gitanos. Si muchos de ellos trabajaran más y robaran menos, si muchos de ellos enviaran a sus hijos a la escuela en lugar de enseñarles a robar, entonces realmente sería algo para celebrar«.

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico