outdoor-run-runners

Los «runners»... ¿víctimas o producto de las redes sociales?


Hace aproximadamente 10 años, surgió una nueva tribu urbana en todo el mundo, cuyos integrantes buscan llevar un estilo de vida saludable mediante el ejercicio físico, especialmente la carrera pedestre.

Todo pintaba bien al principio, las personas inundaban las calles para practicar su deporte favorito, preparaban a su cuerpo para afrontar la carrera a la que querían acudir, se reunían en grupos para aplanar las banquetas en colectivo hasta que decidieron autodenominarse: Runners. Aunque no lo sabían, con el auge de las redes sociales pronto todo este movimiento cambiaría.

Redes sociales y los «Runners»

La sociedad contemporánea no puede entenderse sin el estudio de la era digital; las redes sociales y el auge que han tenido en los últimos cinco años han provocado que las personas estén cotidianamente conectadas a ellas. El ser humano contemporáneo no concibe la realidad si no es vista a través de una pantalla, todo tiene que ser visto a través de un smartphone.

Los Runners no están exentos de dicho fenómeno. No hay carrera si no hay selfie con la medalla; no hay entrenamiento si no hay screenshot de la ruta que se recorrió, no hay cena si no se comparte en Instagram foto de la misma con numerosos hashtags relacionados con la vida saludable que desean llevar.

«Runners» en México

El running se ha convertido en el deporte más practicado en México, así lo indica la competencia más concurrida y a la vez más polémica en el país: el Maratón de la Ciudad de México.

Alrededor de 38 mil personas se inscribieron para correr el maratón más grande de Latinoamérica , una cifra récord. Sin embargo, inscribirse no es sinónimo de completar los 42 195 km que un maratón posee.

Del total de los inscritos, solamente 29 mil iniciaron y 32 mil cruzaron la meta. Entonces, ¿terminaron más competidores de los que iniciaron?

Aproximadamente tres mil competidores fueron descalificados por no registrar su paso durante todo el recorrido. Los mismos competidores fueron los encargados de evidenciar a las personas que “hicieron trampa”. La manera del rastreo consistió en buscar en los resultados de la carrera los nombres de las personas que no habían completado todo el recorrido y después buscar en redes sociales los perfiles correspondientes; las selfis en la meta y con la medalla puesta abundaron en el resultado de la búsqueda.

El Maratón de Boston es uno de los más famosos en todo el mundo, la razón es simple: solamente los mejores corredores pueden competir en él. Para poder clasificar, cada competidor debe de realizar un tiempo específico (de acuerdo su categoría) en alguno de los maratones que están autorizados por la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo).

El Maratón de la Ciudad de México es uno de ellos, aunque parece que no por mucho tiempo pues numerosos corredores alrededor del mundo han mostrado su inconformidad por las trampas que han existido en dicha competencia, por lo que la IAAF podría considerar quitarle la clasificación.

¿Cuál es realmente el problema?

Volviendo al comportamiento de la sociedad contemporánea, la cual concibe la realidad solamente a través de una pantalla, se podría entender que el fenómeno del running existe gracias a las redes sociales.

Las personas no se ejercitan por salud, simplemente lo hacen para conseguir más seguidores y likes. El Maratón de la Ciudad de México fue una prueba de ello. Sin embargo, los mismos organizadores provocan dichas situaciones. El tiempo límite para dicha edición del Maratón de la Ciudad de México, fue de 9 horas.

Que quede solo como referencia y ejercicio para la reflexión: el Maratón Valencia Trinidad Alfonso EDP en su pasada edición redujo de seis a 5 horas y 30 minutos el tiempo límite; tres horas de diferencia entre uno y otro.

Lo anterior quiere decir que, si una persona decide caminar los 42.195 km, finalizaría la prueba en menos de siete horas. La organización no exige preparación física a sus participantes, así que ¿son runners o víctimas de las demandas en las redes sociales?

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico