Movilidad sustentable


Las bicicletas son el transporte más utilizado en el mundo. Sin embargo es al auto al que se le construye una habitación en la vivienda; se diseñan las ciudades para él y es el precio del combustible la variable que modifica la economía del país y el mundo. Mueve a millones, pero contamina, estresa y genera gastos inmensos.

Moverse. Ir de aquí para allá. Subirse al auto, al colectivo, a la bici o caminar… La movilidad es un aspecto clave en la vida de la humanidad.

Tal es así que hoy, cuando se diseña una ciudad, por grande o chica que sea, se propone la “movilidad”. Así, se piensa la infraestructura necesaria para que cualquier habitante pueda llegar de un lugar a otro, y que se puedan transportar objetos y mercancías de aquí para allá.

Porque las personas y los productos están en permanente movimiento. Según informes se realizan unos 8.500 millones de viajes diarios en el mundo y se calcula que dentro de treinta años se triplicará ese número.

Tan importante es “la movilidad” que “condiciona el modelo de ciudad que queremos, y el tipo y calidad de vida que tendremos”, afirman sin dudar los especialistas.

Sustentable

Aunque el movimiento nace con la historia del universo, la “movilidad sustentable” es un concepto nuevo y está asociado al uso masivo del automóvil (sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo XX). De hecho, surge como una reacción al uso masivo del auto.

El problema es que a medida que las ciudades crecen y las distancias aumentan, todas las personas se suben al auto. Y por eso se diseñan a su medida las calles (ancho, largo, rápido o lento, etc.), las casas (tiene una habitación exclusiva) y los espacios de ocio (shopping con playas de estacionamientos, bajadas al mar, travesías para las 4×4, etc.)

Sin embargo hay cosas que cambian. Y, al calor de los nuevos aires “verdes”, surgen nuevas miradas que proponen una movilidad urbana asociada a la sustentabilidad, a la reducción de la contaminación y a la mitigación de la congestión vehicular. Tiene que ver con construir un entorno más humano y pacífico, realizando un uso eficiente del espacio y el uso de la energía.

Movilidad

Especialistas aclaran, sin embargo, que la movilidad es algo más complejo que andar en bici o salir a hacer “trekking”. De hecho, los informes de las Naciones Unidas destacan que el principal medio de transporte es el caminar, sobre todo en los países en vías de desarrollo como Argentina (“en algunas ciudades caminar puede representar hasta 70% de ese modo de transporte”) y el transporte público.

El problema es que, a medida que las ciudades crecen, trasladarse es todo un problema. “Hasta ahora la respuesta estándar al problema de movilidad urbana ha sido expandir la infraestructura, sobre todo para los automóviles, llevando a la construcción de más caminos, autopistas, puentes o túneles.

Desafortunadamente, este tipo de progreso engendra un círculo vicioso: la ampliación de infraestructura estimula el crecimiento urbano descontrolado, facilitando el acceso a las zonas urbanas periféricas. Esto incrementa el uso de automóviles, lo que exige el desarrollo adicional de infraestructura, y así sucesivamente”, advierte Naciones Unidas.

Ilustración: Bibi González

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín para recibir noticias, alertas y actualizaciones:

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Envíanos un correo electrónico