Internet

¿Realmente somos libres en Internet?


Existe la idea de que las plataformas digitales están libres de estructuras jerárquicas, incluso los usuarios pueden posicionar sus temas. Sin embargo ¿es completamente cierto? ¿En Internet somos completamente libres y podemos hacer la revolución dentro de su sistema? ¿Realmente todos pueden tener incidencia en la red?

Internet se ha descrito como una masa de datos imprevisible, lo que contribuye a la idea de que es caótico y por ello no puede permear el control. Galloway (2004) lo ha descrito como rizomático y sin organización central, por ello se cree que en la red no hay un nivel jerárquico y el mundo es testigo de la desaparición del control. Sin embargo, el autor desmiente esta afirmación ya que debe haber un sistema de comunicación para que haya una conexión maquínica, de manera contraria, no habría conexión.

En este espacio aparentemente caótico pero protocolario, también aparecen formas de resistencia al poder. ¿A qué se refiere Galloway (2004) cuando dice que Internet es protocolario?

Al hablar sobre el protocolo, Galloway (2004) se refiere a “los estándares que rigen la implementación de tecnologías específicas” (p. 3), en su libro, el autor pone el ejemplo de las acciones que debe seguir un conductor en una carretera, para explicar cómo es que el protocolo está presente tanto en acciones físicas como digitales. Una persona va de un punto A a un punto B pero en ese transcurso debe seguir una serie de pasos como pararse en un alto, seguir los señalamientos, conducir a una velocidad determinada.

Es decir, aunque Internet, parezca realmente caótico tiene una estructura rizomática que sigue un protocolo. Es a través de este espacio que opera el poder. Su configuración de red distributiva es un modelo que opera dentro de la sociedad de control, la cual había desarrollado Gilles Deleuze, donde la empresa a sustituido a la fábrica; la empresa es un alma, que se esfuerza por imponer una modulación de cada salario, introducir la rivalidad, la motivación de la capacitación al fin de emanar una sensación de que nada está terminado. El control del cuerpo, los lugares de encierro dejaron de ser objetos de control.

De acuerdo con Deleuze (1991), el poder se ha convertido en un intercambio flotante, ha sobrepasado las estructuras hegemónicas como la fábrica, la escuela, el hospital, la familia, para transformarse en formas nuevas dominación en las que los propios individuos tienen la voluntad de someterse, como el otorgamiento de los datos, que pueden ir desde bio ritmos, decisiones, compras y opinión, a través del uso de plataformas sociales.

¿Realmente somos libres en Internet o hemos aceptado la nueva forma de control?

  • Compartir
    Compartir

Suscríbete a nuestro boletín

Para recibir noticias, alertas y actualizaciones

WikiTribune Abrir Menú Cerrar Buscar Me gusta Regresar Siguiente Abrir Menú Cerrar Menú Play video RSS Feed Compartir en Facebook Compartir Twitter Compartir Reddit Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube Conéctate con nosotros en LinkedIn Connect with us on Discord Envíanos un correo electrónico